Ministry: El hechicero de Apocalypto

Foto sin trucar, observen a la derecha las imágenes de los huesos de los fieles (foto: Mr. Duck).

Miércoles, 25 de julio 2012, Barakaldo, RockStar Live, 21.30 h, 25-30 €.

Su disco 12º, ‘Relapse’ (2012).

Varios minutos antes de la hora prevista asaltaron la escena los yanquis Ministry, que al instante atronaron en la discoteca RockStar Live con un volumen que empujaba físicamente a los espectadores y que al final del acto convirtió a los cerebros en crepitantes cajas de resonancia al hablar. Con portazos en el alma, ametrallamientos rítmicos blindados con sintetismos, morterazos artilleros y el jolgorio de las víctimas congregadas y que por el epílogo brincaron en masa trasladando su vibración al suelo, Ministry en unos 96 minutos, dos bises y 19 piezas (cuatro de su último CD, ‘Relapse’) alearon metal, punk y electrónica según una fórmula que, a tenor de la peña congregada en Barakaldo, con sus dreadlocks, tatuajes y bajones tóxicos, no les va a sacar del underground.

De maestro de ceremonia ejerció Al Jourgensen (La Habana, Cuba, 1958… un año después llegaron los Castro), un pequeño personaje que serviría de hechicero maya para Apocalyto, la película del bueno de Mel Gibson: lucía infinidad de piercings en la cara, pinturas bajo los ojos, tatuajes por los brazos, camiseta pies negros marca Jack Daniels y un colmillo en un colgante, por ejemplo.

El hechicero Al Jourgensen ofició detrás de un micrófono adornado con parafernalia cadavérica, en plan ‘Apocalypse Now’ (de ahí parecía salido también su bajista, con sombrero de caballería y tatus y perilla), fumó un porro que se le apagó pero del bolsillo sacó el mechero para avivarlo, bajó al foso protegido por los seguratas para dar la mano a sus fans (Pato se acercó, se la estrechó y después dijo que Al apretó al saludar y que no le sudaba la palma), dedicó tres temas a George W. Bush (que fácil e impune… como criticar al bueno de Julio Iglesias), en esforzado español soltó un «todos los banqueros y los ‘gobermentos’… ¡cabrones!», y plasmó imágenes del difunto Bin Laden pero entonces no dijo ni mu, je, je…

Fumando el porro (foto: Mr. Duck).

Fue un buen show el suyo, propulsado con la facilidad conferida por el refuerzo electrónico, a veces sospechoso en coros y ritmos, y quizá monocorde en la última parte. En sexteto (dos hachas, teclas, bajo, batería y él, o sea Al), revelando a veces actitud (por ejemplo en las imágenes de sus escuderos en las pantallas), con fondos visuales caóticos y muy a menudo bélicos, compartiendo ideología e idiosincrasia con los chicanos de Brujería, Ministry metieron la caña de Entombed (‘No W’), demolieron el thrash (‘Rio Grande Blood’), marcaron la marcialidad de Nine Inch Nails (‘Lieslieslies’), facturaron numetal para criticar a los bancos (’99 Percenters’), en muchos momentos recordaron al amigo Jello Biafra, con quien Al montó el combo Lard (‘Waiting’), reivindicaron lo industrial total (‘Worthless’), remitieron a Marilyn Manson (‘Relapse’, título del nuevo CD, donde simuló que fumaba y esnifaba), de seguido Al se fumó de verdad el porro (‘The Last Sucker’), los seis sugirieron el black metal (‘Khyber Pass’, la de Bin Laden, letra ya pasada de moda porque los Seals le cazaron), se inspiraron en el bueno de Ozzy Osbourne para crear ambientes lúgubres (en el irreverente ‘Psalm 69’), lograron que vibrara el suelo (‘N.W.O.’), cruzaron el hardcore con lo industrial (‘Thieves’) y se despidieron con un tema largo, raver y danzarín (‘So What’… y el suelo seguía temblando) antes del segundo bis con el artillero ‘United Forces’, versión de los neoyorquinos S.O.D. (Stormtroopers Of Death). Urg!

Al salir, en el puesto de merchandising, Al vendía los CDs a 10 euros y las camisetas a 20. No sabe nada… Bajando las escaleras del centro comercial una chica vendía por 10 euros camisetas piratas rechulas. Pato estará aún arrepentido de no haberle comprado la de la guadaña en la espalda. Era muy heavy, se excusaba.

OSCAR CUBILLO

El clip del tema ‘No W’, una muestra de su desafección hacia George Bush.

Al Jourgensen, discípulo de Satanás (foto: Mr. Duck).

El techo demasiado bajo de la RockStar Live (foto: Mr. Duck).

About these ads
Comments
2 Responses to “Ministry: El hechicero de Apocalypto”
  1. Iker dice:

    Muy impactante su descarga en el Kobetas. Puro ruido a un volumen criminal. Nunca he visto nada comparable. No me acuerdo si estaba en sus filas Tommy Victor, el líder de Prong. El año pasado sacó un disco de lo más guitarrero llamado “Carved in stone”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores

%d personas les gusta esto: