Sierra Leone’s Refugee All Stars: Refugiados

El líder Reuben Koroma cerró el pico cuando notó que el público no se enteraba de papa (foto: Sala BBK).

El líder Reuben Koroma cerró el pico cuando notó que el público no se enteraba de papa (foto: Sala BBK).

Miércoles 9 de noviembre de 2011, Bilbao, VI Festival Contra la Censura, Sala BBK, 20 h, 20 €.

BEV 6 FESTIVAL CONTRA CENSURA CARTELTristemente, a pesar de la calidad musical, poco público acudió a los tres bolos del VI Festival Contra la Censura albergados en la céntrica Sala BBK. ¿Por qué? ¿Por el precio de 20 euros, carete aunque económico para una estrella de la talla de Hugh Masekela, que actuó el martes? ¿Por las diferencias culturales, evidentes el lunes ante los tuaregs de Bombino? ¿Por la falta de claridad en la divulgación de tantos festivales con paraguas municipal e institucional, como acaeció con los ya eliminados de la escena y el presupuesto Bilbao Tropikal o el Jet Lag Bio? ¿Porque al contribuyente de a pie le repelen los conceptos negativos, como es ‘Censura’? ¿Porque la masa no capta nombres en euskera, caso de ‘Zentsura At!’?

Todo esto afectó el miércoles al combo Sierra Leone’s Refugee All Stars, que llegó en formato reducido, no en el quinteto (incluso sexteto) anunciado: un cuarteto negro con un león a la guitarra (una desgastada Gibson SG zurda) y el ufano cantante y líder Reuben Koroma, quien con su pinta de cocinero rechoncho y bajito bailó zumbón, cantó que es difícil vivir como un refugiado, predicó contra la guerra y a favor del amor, y cerró el pico cuando se dio cuenta de que casi nadie se enteraba de sus palabras y por eso el público era tan gélido. En 84 minutos los sierraleoneses ejecutaron 12 piezas sandungueras a cuatro voces que nos recordaron a los primeros Kortatu (el bajo piratesco y punzante, la batería borboteante), que asimilaron con naturalidad el ska de Toots & The Maytals (‘Big Fat Dog’) y adelgazaron el reggae de Johnny Nash, y que al final se arrimaron a los cálidos y danzones ritmos africanos (afrobeat, el gumbé de ‘Soda Soup’…) y tropicales (los roces calipso, las invocaciones a Bob Marley…). Algunos espectadores bailaron en pie en un lateral, y como juzgó Pato: «este concierto debería haberse celebrardo en el Kafe Antzokia».

OSCAR CUBILLO

En vez de en el sexteto anunciado, el afrocombo aterrizó en cuarteto (foto: Sala BBK).

El afrocombo aterrizó en cuarteto, faltándole al menos otra guitarra (foto: Sala BBK).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: