Luis Eduardo Aute: Big bang

Aute en junio de 2011, presentando ‘Interperie’ en Colima, México (foto: La Información).

Aute en junio de 2011, presentando ‘Interperie’ en Colima, México, con la misma alineación que en Bilbao  (foto: La Información).

Lunes 5 de diciembre 2011, Bilbao, Teatro Campos, 20.30 h, entradas de 25 a 35 €.

‘Interperie’ (Sony, 2012).

‘Interperie’ (Sony, 2012).

Big bang del universo Aute un lunes en el Campos, adonde vino divulgando su disco ‘Interperie’ (Sony, 2012). Durante 158 minutos, 28 capítulos, dos bises e indeterminados exordios, citas y dedicatorias, Luis Eduardo Aute (Manila, Filipinas, 1943) explosionó revelándose tal cual es: verborréico, nostálgico y viejo, creyente a su pesar, solemne o chistoso, recitador, viajero, afrancesado, grecorromano, catalán y filipino, irónico, culto, bardo, literato, pintor, feliz, gracioso y generoso, egotista y onanista, social, progre, erotómano, casi hereje y, vaya, idealizador de John Lennon (se inspiró en él en ‘Imaginación’) y comulgante con el 15-M (ya: y cobrando la entrada a 35 euros en cuarteto con el teclista remedando la batería).

Revolucionario de salón a sus 68 tacos, Aute recargó su cancionero con arreglos teclistas modernistas y comerciales, excepto en el segundo bis. De sus 28 números algunos hicieron agua. Señalemos tres: el pedante, risible y forzado dedicado a Velázquez, Goya y Picasso (‘Tríptico de luces y sombras’, ovacionadísimo, créanselo), otro naif y country que ha colgado en Internet (‘Banda aparte’) y la inmersión en el catalán (‘Somnis de la plaça Rovira’). Pero entre tal caudal se impuso lo bueno, a pesar de la dilatación. Alternando risas, no pocos sermones, algún mitin y teorías diversas (la de Dios, el sexo y que algunos se casan para tener sexo más asequible y gratis, o casi), Aute, en el fondo un guay (y no lo consignamos como crítica), en ocasiones se salió el mantra instrumental lineal (blues y ya en el bis cantautoril chanson gala y nueva trova cubana), hizo notar que ha influido a otros (Antonio Vega, Jabier Muguruza, Ismael Serrano…), insistió en lo libidinoso (‘Esta noche’, la de incinerar los glaciares, cosa imposible pues no quedarían cenizas) y se adelantó a la movida de la crisis griega (‘Atenas en llamas’).

Aute en junio de 2011, en Colima, México, con el teclista que remedaba ritmos de batería (foto: La Información).

Aute en junio de 2011, en Colima, México, con el teclista que remedaba ritmos de batería (foto: La Información).

No cantó ‘No te desnudes todavía’ ni ‘Pasaba por aquí’, y entre sus cimas del lunes contamos ‘¿Qué me pasa, doctor?’ (ejercicio de estilo francófilo y acordeonista), ‘Siento que te estoy perdiendo’ (sin bromas), ‘Prefiero amar’ (la sencillez de los ripios), ‘Quiéreme’ (implorante balada country a lo Willie Nelson, la de incinerar el mar, lo que tampoco es posible) y el cierre con ‘Al alba’ a capella, con coros espontáneos del respetable («la peña parece que está en misa», la clavó Pato).

ÓSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: