The Straits: Mejores que Mark Knopfler (+ entrevista)

Así de grandes son The Straits (foto: Damian Twigg).

Sábado 24 de marzo 2012, Bibao, Santana 27, 22 h, anticipada 15 €, taquilla 20 €.

Dos antiguos escuderos/mercenarios de Mark Knopfler que figuraron en el seno de los Dire Straits, el teclista Alan Clark (¡tocó en chándal en Bilbao!) y el saxofonista Chris White (elegantísimo salió con su chaqueta cruzada), lideran a The Straits a secas, septeto que se juntó en un bolo benéfico en enero de 2011 y disfrutó tanto que ahora navega seguro y gracioso cual transatlántico por la escena musical mundial. En su alineación se anuncia a Steve Ferrone, el baterista de Tom Petty, pero en Bilbao falló y le sustituyó un tipo semioculto por los teclados y presentado al final por Alan, quien aseguró que, lo creyéramos o no, era la primera vez que les acompañaba. Pero no se notó su inclusión in extremis a lo largo del repertorio de 12 hits en 110 minutos, jaleado con asentimientos de aprobación por el aforo, unas 700 personas, quizá menos de las merecidas. Seguro que cuando vuelvan, la sala se peta.

The Straits mostraron su contento y sintieron la interacción con el respetable que acudió a examinarles y acabó encantado. Los siete músicos aparecieron con 19 minutos de retraso pero se manejaron con la profesionalidad de las grandes estrellas. Así, cuatro instrumentos usó el bajista Mick Feat (escudero de Knopfler en solitario, de Van Morrison…) y cinco guitarras el cantante Terence Reis, de Maputo, Mozambique, pero no negro, quien se colgó acústica, dobro, Telecaster, Stratocaster y Les Paul. El otro guitarrista, el espigado Adam Phillips (Cher, Tina Turner, Enrique Iglesias…), sobre todo usó Stratocaster y junto a las de Terence creaba ritmos animados, grooves filoyanquis y también disparaba punteos.

The Straits sonaron con potencia y actitud. Como si recreasen el directo ‘Alchemy’ (1984), para entendernos. Interpretaron con personalidad y ninguna fatuidad el legado original de los Dire Straits (Alan Clark pidió a los muchos fans que echaban fotos y filmaban que subieran el material a YouTube; alguien le hizo caso e incorporamos abajo un link de su vídeo debido a su valor documental), supieron cursar ampulosos, solemnes y ambientales pero sin aburrir (‘Private Investigations’, ‘Brothers In Arms’…), no pretirieron las americanadas festivas (el boogie ‘Two Young Lovers’, el quedón ‘Walk Of Life’), y se corroboró que los mejores temas de los Dire Straits fueron los de su primera época, caso de ‘Tunnel Of Love’ –con la peña coreando «like the Spanish city to me»- y ‘Sultans Of Swing’, ambos fluidos, punteados y con sonrisas del respetable, o de la balada ‘Romeo & Juliette’ -un lector nos comenta que se escribe Juliet, pero usamos la grafía que usan The Straits en su web, como se comprueba en el link de abajo-, recibida con nervios por las bastantes chicas presentes. Aparte cayó el mecánico ‘Money For Nothing’ en el bis doble (¡han filmado hasta un vídeo oficial de su versión, pegado abajo!) y faltaron títulos como el rocanrolero ‘Twisting By The Pool’ o el cool ‘Lady Writer’, pero contentos salimos todos, vive Dios. Ahora sólo queda esperar a que los vea Mark Knopfler, le entre la envidia, le salga la holgazanería, reúna a la banda y deje de dar el coñazo en solitario.

OSCAR CUBILLO

Video oficial de ‘Money For Nothing’.

YouTube de ‘Walk Of Life’ en Bilbao con sonido saturado debido al volumen ensordecedor pero imágenes fidelísimas.

Página de su web donde se resumen sus currículos.

>>> ENTREVISTA

«Somos una continuación de los Dire Straits»

El teclista y el saxofonista de los Dire Straits ponen en marcha un supergrupo que repasa sus hits

OSCAR CUBILLO

Bajo la férula del fundamental teclista Alan Clark y con el adorno del saxofonista Chris White, el espíritu de los Dire Straits (1977-95) se evoca en una larga gira europea (18 fechas en Escandinavia, Alemania, Iberia…) acometida por un septeto completado por Steve Ferrone (batería de Tom Petty), Terence Reis (voz, guitarra), Mike Feat (bajo), Adam Phillips (guitarra) y Jamie Squire (más teclas, el benjamín, que canta como Michael Jackson). Nos explica su propuesta el mismo Alan Clark. «Estoy en casa, en mi estudio de grabación. Cerca de Manchester. Estoy componiendo otra canción para The Straits».

¿Por qué se separaron los Dire Straits? Te lo pregunto porque tú estabas en la alineación en ese momento.

Creo que los Dire Straits habían dejado de progresar. Ya habían alcanzado su máximo y Mark se decidió a ir en solitario.

¿Es verdad que Mark y su hermano David (guitarra) discutían a todas horas, igual que los hermanos de bandas inglesas como los Kinks u Oasis?

Yo no coincidí en la banda con David, así que no podría decirte si estaban peleados en esos días, aunque he oído varias historias. Pero sí sé que ya no se pelean, pues no han estado en contacto durante unos veinte años.

¿Y por qué comenzaron estos Straits?

Nos reunimos en enero del año pasado para un concierto benéfico en el Albert Hall de Londres y lo disfrutamos tanto que permanecemos.

Se supone que Mark Knopfler conoce a The Straits. ¿Os toma como a una banda tributo?

Mark sabe que sus canciones y su música están en muy buenas manos. Nosotros no nos consideramos una banda tributo: somos una continuación de los Dire Straits. Pronto tocaremos nuestra música junto con el material de los Dire Straits. Quizá incluyamos algún tema en Bilbao.

Tú tocaste para Knopfler en los Dire Straits y en solitario. ¿Su música es distinta en ambas facetas?

Sí, son diferentes. Y yo prefiero la música de los Dire Straits.

Es curioso. A los Dire Straits que se les conoce como una banda de rock de guitarras, pero cuando su éxito era gigantesco tus teclados eran lo más importante, ¿no es verdad?

Estoy de acuerdo: los teclados se convirtieron en una parte muy importante de la música de los Dire Straits. Cuando la banda comenzó, no había teclados, solo guitarras. Mark siempre escribe sus canciones con una guitarra. En los ensayos me tocaba las nuevas y entonces él y yo las arreglábamos y añadíamos los teclados, que después se convertían en parte fundamental del sonido del grupo. La única excepción a esto fue ‘Telegraph Road’, que se compuso alrededor de mis partes de piano.

Alan, ¿tus músicos favoritos?

Mi baterista preferido es Steve Ferrone, que es el los Straits y además toca con Tom Petty y los Heartbreakers. Me encanta Keith Jarrett al piano. Viajo alrededor del mundo para verle en concierto. Recientemente me he convertido en fan de Steve Earle y siempre me encantó Stevie Wonder. ¡Y Frank Sinatra!

¿Dónde soléis actuar los Straits?

No hemos dado muchos conciertos todavía, porque apenas estamos empezando. Hicimos una gira por el Reino Unido en octubre y fue fantástico. Actuamos sobre todo en teatros. También hemos aparecido en algunos festivales al aire libre.

¿Y cómo son los conciertos?

Geniales. Esta es una banda increíble. Ed Bicknell, que fue manager de Dire Straits, nos compara con ellos cuando estaban en su mejor momento, durante la época de ‘Brothers In Arms’

Terence Reis ´hace’ de Mark Knopfler. ¿Le imita?

Terence se las arregla para sonar como Mark al mismo tiempo que mantiene su propia personalidad. Por eso es tan estupendo y la gente le quiere. Es un guitarrista increíble y un gran cantante. Y un tipo encantador.

OSCAR CUBILLO

Anuncios
Comments
8 Responses to “The Straits: Mejores que Mark Knopfler (+ entrevista)”
  1. Arturo dice:

    ¡Ferrone era medio grupo de estos, vive dios! (y de clapton, y de petty…), como los bateras de knopfler de la época buena (whiters, williams). Luego le dio por lo de alrededor para hinchar su desgana a la guitarra: saxos, teclados…cintas al pelo, sugerencia leve: dale una vuelta al repertorio en estudio del amigo, no a todo, pero sí a la base de los discos, (no al knopfler de los directos de ahora, tan vago como el de la mejor época de su grupo) en serio, te lo dice un renegado de la banda desde love over gold (82).

  2. Eduardo dice:

    Infelices aquellos que quedaron anclados en el pasado, ¡ay que pena tan grande!

  3. elena dice:

    Los conocí en Arbón, en Suiza, y quedé encantada, especialmente con su vocalista, un hombre lleno de sensualidad y fascinante!!! Muy buena banda, ojalá algún día puedan venir a Chile.

  4. Wilbury dice:

    Jamás imaginé que Alan Clark (al que siempre respeté como músico) llegase a ser tan patético. La entrevista supura rencor por todas partes. Dire straits era Mark Knopfler. Sólo lo hacen por dinero porque no son nadie en la música sin Mark. Lo de que son los herederos de dire strais no se lo cree ni él y comomle sigan tocando los huevos a Mark supongo que los meterá en los tribunales porque TODAS las canciones que tocan son de Mark.. Que pena dan…

    • Jechua dice:

      Unos evolucionan como músicos y otros vagos viven de las rentas del pasado (encima, esas rentas no son ni suyas prácticamente). Encima en el artículo se permiten llamar olgazan a Mark Knopfler. Aquí podemos ver la poca sabiduría musical que existe en muchos artículos.

      • Jechua, a menudo he leído en entrevistas al propio Mark Knopfler definirse como vago, holgazán (con hache). Y no lo digo con desprecio, porque para vago, yo. Mira, pongo en Google ‘Mark Knopfler vago’ y me sale por ejemplo esta declaración de agencias del interfecto tomada por la en absoluto sospechosa web Los 40.com que proclama: «Esto de escribir es como un acto compulsivo, aunque soy muy vago y me cuesta ponerme a componer». Gracias por tu buena fe, Jechua. Ahora, me vuelvo al sofá.

  5. Esteban dice:

    Este grupo es una aberración a Dire Straits y, a la música en general. El guitarrista que intenta hacer de Mark Knopfler es simplemente patético, jamás he escuchado un músico que transmita menos que este tío, sencillamente aburre. Hay muchas bandas tributo a Dire Straits que lo hacen muchísimo mejor, sólo hay que darse una vuelta por youtube……..

  6. Alex dice:

    Me hace gracia el título de este post, “the straits mejores que Mark Knopfler”, sí sí, y los elefantes también vuelan. Pero por favor, cualquier fan de Dire Straits que escuche a esta “banda”, se le caerá el alma al suelo. El cantante y guitarista no puede ser más malo, como dice Esteban, no transmite absolutamente nada, precisamente esta es la principal virtud de Mark Knopfler, su capaidad de transmitir, que hace que sus temas perduren a lo largo de los años y cautiven a personas de diferentes gustos musicales y diferentes edades. En fin, sobre gustos, colores, pero vamos, que estos tíos son malísimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: