Camané: El premio de los claveles

El fadista luso inaugurando en cuarteto el ciclo ‘Noches de fado’ en Bilbao (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Miércoles 25 de abril 2012, Bilbao, Sala BBK, 20 h, 22 €.

El miércoles 25, coincidiendo con el 38º aniversario de la revolución de los claveles de Portugal, el fadista Camané abrió en la Sala BBK el ciclo ‘Noites do fado’, que ofrecerá cinco conciertos quincenales siempre en miércoles. Tras la introducción del espectáculo a cargo del locutor radiofónico Joseba Martín, el fado alfombró las almas durante 78 minutos y 20 piezas (la regalada en el segundo bis era la primera canción repetida: ‘Sei de um rio’). Sobre un tablado oscuro con el trío de acompañamiento a la derecha (guitarra española, guitarra portuguesa titilante y contrabajo a veces jazz) y el solista generalmente a la izquierda pero ocupando diversas posiciones como Jorge Drexler (sentado en dos sillas, en pie ante el atril, paseando por la escena), Carlos Manuel Moutinho Paiva dos Santos Duarte (Oeiras, 1967) actuó como un galán: frondoso cabello peinado a raya igual que un torero formal retirado, estatura de jockey y traje sin corbata al modo de los cantantes melódicos de los 70, tipo Dyango.

¿Sinatra? No, Camané.

Durante esos 78 minutos, Camané entonó de modo homogéneo, ceremonial y recogido, con sostenidos, vibratos y gorjeos. Solemne, sentido y sincero (mamó el fado de niño, enfermo en la cama), Camané ofició transido de agonía existencial y amorosa, amenazado por la desesperación y el desamparo (títulos como ‘Ausencia’, ‘Abandono’, ‘Súplicas’…), personificando la saudade y encarnando la melancolía. Arrancó algo plano, sugiriendo el jazz (‘Lembra-Te sempre de mim’) y mirando al folk de Cesária Évora (‘Último recado’), pero al de poco se tiró cuatro piezas seguidas emocionantes hasta la sorpresa: ‘Maria II’ atesoró la vitalidad pintoresca de María Dolores Pradera, ‘Fado sagitário’ resonó moderno cual Carlos Cano luso, ‘Mote’ (con letra de Pessoa) llegó impregnada de la chanson de su adorado Jacques Brel, y ‘Ela tinha uma amiga’ la interpretó con versatilidad y gracia brasileira.

El pistón bajó y la tristura medró de manera teatral y hasta dramática antes de otro arreón emocional con ‘Dança de volta’ y el dinamismo de Dulce Pontes, ‘Súplica’ y su capacidad cuentahistorias, ‘Quadras’ (letra de Pessoa) y su donosura vía Pradera, o ‘Marcha do bairro alto’ y su cadencia urbana brasileira. Acabó Camané defendiendo el fado tradicional en ‘Triste sorte’ y al reaparecer para los bises fue recibido bajo una lluvia de claveles lanzados a modo de premio, un símbolo merecido sobre todo por el tradicional ‘Senhora do livramento’, tan grande y sentido, que hizo en el primer bis.

ÓSCAR CUBILLO

El recogimiento en vivo de Camané, que canta ‘Trsite sorte’ en YouTube.

Carlos Manuel Moutinho Paiva dos Santos Duarte entregado a la tarea melancólica (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

¿El Fari? No, Camané con los claveles en el bis (foto: Mr. Duck).

Anuncios
Comments
One Response to “Camané: El premio de los claveles”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] ciclo el mismo cantante que inauguró el ya asentado festival fadista bilbaíno en abril de 2012 (así lo contamos), Carlos Manuel Moutinho Paiva dos Santos Duarte (Oeiras, 1967; algunas fuentes indican 1966, como […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: