Bertín Osborne & Arévalo: Chistes en bucle

Jueves 26 de abril 2012, Bilbao, Teatro Campos, 20 h, de 11 a 28 €.

El jueves acudimos a la primera sesión de las cinco que hasta el domingo 29 de abril (el sábado darán dos) ofrecerán en el Teatro Campos con su programa ‘Mellizos’ el humorista typical spanish Arévalo (Francisco Rodríguez Iglesias, Madrid, 1947) y el cantante y galán Bertín Osborne (Norberto Juan Ortiz Osborne, Madrid, 1954), ambos empáticos empero sus defectos, si los tienen. Acudimos con el reclamo de que es un musical, pero en dos horas y cinco minutos el jueves sólo hicieron media docena de canciones. Otro anzuelo mordimos cuando en una entrevista radiofónica Arévalo afirmó que contaría chiste y medio, no más, aunque la cosa cursó cual chiste en bucle, en monólogos empalmados. Así que nos plantamos expectantes el jueves futbolístico del Athletic de Bilbao-Sporting de Lisboa, y el teatro se veía mediado, y los protagonistas, que aparecieron infiltrados por el patio de butacas, lo destacaron ufanos…

Los 125 minutos de ‘chou’ justificaron por encima en título de ‘Mellizos’ (la historieta del nacimiento, algo Gila, es de lo peorcito) y los dos ídolos catódicos se reservaron parcelas acotadas para sus labores en solitario: Arévalo, que habla como Arturo Fernández, nos mató de risa con escatología, la fatiga del matrimonio, chistes de curas no anticlericales y, entre lo políticamente incorrecto, bufonadas de mariquitas, la imitación del  inevitable gangoso (éste iba en autobús) y leña al gobierno de Zapatero, lo cual se agradece pues parece que contra los socialistos no se puede hacer humor.

Bertín y el pianista (La Reina).

Luego salió Bertín y con el pianista Franco Castellani entonó melódico, cual vividor a lo Julio Iglesias, su hit adúltero ‘Buenas noches, señora’, el ‘Échame a mí la culpa’ de Ricardo Montaner cediendo los coros al respetable, y su tributo en inglés a Sinatra ‘Let Me Try Again’. ¡Qué caradura! ¡Qué valor el suyo! Ahí sobre el tablado se quedó el egotista Bertín y, con acento gallego, nos contó una batallita sin fin de ski antes de la reaparición del cómico.

Hasta el final actuaron a dúo, como Dean Martin y Jerry Lewis. No, mejor como Los Hermanos Calatrava. Cantaron la de ‘Buenas noches, señora’ otra vez, el ‘Wonderful World’ de Louis Armstrong y la mejicanada ‘El rey’. Y, créanselo, Arévalo cantó mejor, imitó hasta a Raphael e hizo ballet grotesco.

Antes de despedirse Bertín recriminó a su pareja que «esto no es ni arte ni es nada» y Arévalo se excusó alegando que habían prometido un espectáculo ameno, familiar incluso (qué exagerao…). Vaya… Eso fue sesión de risoterapia con ellos riendo arriba y el respetable carcajeándose abajo. Yo fui con Amaia, La Reina de La Movida, y como no paró de reír, apenas sacó fotos.

OSCAR CUBILLO

PD: Luego nos pasamos por el Bilbaína Jazz Club para ver al trío Fly neoyorquino compuesto por el tímido saxofonista Mark Turner, el contrabajista Larry Grenadier y el baterista Jeff Ballard. El club gozó de muy buena entrada a pesar del fútbol y del precio especial (24 euros), y el trío ofició improvisatorio, ruló de Coltrane al free morigerado, el sentido percusivo abundó y el respetable jaleó en las gradaciones. No obstante, La Reina lo captó de otro modo: «Me aburro, yo esto no entiendo y encima se me va la olla». Como el Fly trío haría un pase largo y no dos más cortos como es norma en el club, desertamos al de media hora, pero aquí dejamos va una fotito para la posteridad.

El trío Fly en el BJC, con el tímido Mark Turner esquinado (foto: La Reina).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: