Al Di Meola: «Sin música moriríamos la mayoría» (+ entrevista)

Kevin Sedikki a la segunda guitarra, Di Meola, más Fausto Beccalossi al acordeón (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

(RESEÑA DEL CONCIERTO POR PATO; ENTREVISTA POR OSCAR CUBILLO)

Sábado 26 de mayo 2012, Bilbao, Sala BBK, 20 h, 38 .

Setlist de Bilbao (foto: Mr. Duck).

Expectación máxima para ver al virtuoso de la guitarra, estudioso de los estilos y amante del jazz fusión Al Di Meola (Jersey City, 1954) en el ciclo Masters At Work y en una cuasi abarrotada Sala BBK (los huecos debían de ser de invitaciones sin utilizar). Di Meola ofició con Kevin Seddiki a la guitarra de acompañamiento y al timbal (esto durante uno de los tres solos que hizo Al), y Fausto Beccalossi al acordeón, quien nos recordó al gran Astor Piazzolla, a Richard Galliano cuando desprendía con sus notas, aullidos y flauteos aires bohemios parisinos, y a Pascal Gaigne en los lapsos más fílmicos.

Su último disco, de 2011.

Se ejecutaron unos dieciocho temas, bises incluidos, la mayoría de su último LP ‘Pursuit Of Radical Rhapsody’(11), a lo largo de hora y cincuenta minutos de concierto en formato de trío acústico en disposición flamenca y con atriles para sostener las partituras, lo cual dejó poco espacio a la improvisación. Se destiló ensoñación, bohemia, aires callejeros y músicas del mundo, virtuosismo, imaginación, brillantez, dominio de la técnica, variedad de registros, intimismo, precisión, cadencias, tempos, distorsión, belleza, complejidad, armonías, sofisticación, exquisitez, diálogos, fraseos, cambios de ritmo y aires rumberos, tangueros (se versionó a Piazzolla), brasileños (ecos de Lito Vitale, Nando Lauria…), hebreos (Kroke, Bustan Abraham…)…

Al Di Meola derrochó técnica y compaginó sonidos diferentes en el seno de su guitarra, en la que se entremezclaban al unísono notas de acústica, de bajo, de teclados y punteos de electroacústica. Solapó fraseos con el acordeón, fue exquisito en la digitación y, por supuesto, en el último tema del bis no podía faltar ‘Mediterranean Sundance’, de su magistral album ‘Elegant Gypsy’ (77). En esta ocasión y a mi entender, su revisión quedó descafeinada debido a los fraseos de guitarra y acordeón… En mi memoria musical de este tema siempre tendré grabada la guitarra fulminante de Paco De Lucía en el álbum insuperable y repleto de improvisación ‘Friday Night In San Francisco’(80) que tan magistralmente ejecutaron el trío John McLaughlin, Paco De Lucía y el propio Al Di Meola.

PATO

Minidocumental bilingüe sobre el último álbum de Al Di Meola, ‘Pursuit Of Radical Rhapsody’

Sedikki, Meola y Beccalossi atentos a las partituras (foto: Mr. Duck).

>>> entrevista:

«Sin música moriríamos la mayoría»

Creador del jazz fusión y pionero de las influencias étnicas, el guitarrista americano nos visitó en un aforo reducido, íntimo

OSCAR CUBILLO

Una estrella del jazz que se ha mantenido en la cima de la popularidad a lo largo de los años es el americano de origen italiano Al Laurence Dimeola (Jersey City, Nueva Jersey, 1954). Di Meola sigue viviendo en su Estado de origen, en el condado de Bergen, y de sus pinitos musicales podemos espigar que en 1971 se matriculó en el prestigioso Berklee College of Music de Boston, o que entre 1974 y 76 militó en el supergrupo de jazz Return To Forever liderado por Chick Corea. Su lista de colaboraciones es larga y abarca desde Santana hasta Paul Simon, aparte de la pléyade de jazzmen habituales. Además, los lectores de la revista Guitar Player le han escogido cuatro veces como el mejor guitarrista de jazz. Es un habitual de los grandes festivales y fue una ocasión especial poder verle en una sala de aforo reducido. Antes de la cita nos atendió desde Seúl, Corea del Sur.

¿Por qué crees que los músicos de jazz reciben hoy tanto respeto como los maestros clásicos o los cantantes de ópera, por ejemplo?

Porque a la postre la composición es mucho más importante que un músico de jazz lanzando solos de largo recorrido, como hacen la mayoría de ellos. Además, la inmensidad de alternativas en esa escena es estupenda.

¿Y tú que prefieres, componer o tocar?

Necesito y me gustan ambas facetas. No obstante, ¡la composición está antes que todo lo demás!

¿No piensas que el jazz actual es una música intelectual?

Meola afirma que el jazz es para minorías (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

A veces demasiado, sí. Y cuando eso ocurre el público puede adquirir el tamaño de un guisante.

¿El jazz puede ser escuchado por cualquier tipo de gente?

No. Sólo por unos pocos.

¿Cuáles eran tus favoritos cuando empezaste a tocar la guitarra?

Los Beatles, los Ventures, The Byrds, mi profesor de guitarra, etcétera.

Tocas eléctrica y acústica. ¿Qué pretendes expresar con cada una?

Cada una es mejor para cada cosa. La acústica para el fraseo rítmico y el toque con sensibilidad. En el pasado, la guitarra eléctrica podía conseguir de lejos una voz más explosiva que las acústicas no podían alcanzar.

Eres amigo de Paco de Lucía. Hace muchos años (en 1996) os vi a ti, Paco y John McLaughlin en el Getxo Jazz. ¿Por qué te gusta su toque?

Paco es arriesgado y procura romper el molde. Aunque cada pedacito de él es tradicionalista, también es un aventurero y lo es desde antes que nadie en el mundo del flamenco. Por esto merece todo el crédito que se ha ganado. Y es que él es grandioso de todas las maneras.

Tú eres otro maestro, pero… ¿qué estilos piensas que no eres capaz de tocar como los buenos intérpretes del género? Yo qué sé, ¿flamenco, bluegrass…?

No toco ninguno de esos dos estilos… Mi estilo es todo lo anterior y más. Una suerte de culminación de muchos idiomas. Es difícil de definir, pero arraigado en el jazz y con derivados latinos.

¿La música es infinita?

Dice Di Meola que su concierto resumió siete años de trabajo (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Afortunadamente. ¡Porque sin la música la mayor parte del mundo no existiría y la mayoría de nosotros moriría!

¿Cómo será tu concierto en Bilbao con Kevin Sedikki (segunda guitarra) y Fausto Beccalossi (acordeón)?

El concierto es un ejemplo de lo que he venido desarrollando los últimos siete años. Culmina todas mis influencias en una especie de grupo de ‘world music’. Se destacan mis composiciones, mayormente recientes, combinadas con varias grandes piezas hechas a mi manera de mi difunto amigo y maestro del tango Astor Piazzolla.

Tu último disco se titula ‘Pursuit Of Radical Rhapsody’. Lo he oído en Spotify.

Tipifica dónde estoy ahora mismo de un modo tan exacto como es posible. ¿Qué piensas tú de él?

Hum… que tiene título de heavy metal y contenido étnico (acordeones, acústicas punteadas…), melancolía tanguera y eléctricas de fusión suave, ritmos globales llamémoslos ‘world’, otros quiebros latinos y cierto misticismo.

ÓSCAR CUBILLO

Anuncios
Comments
One Response to “Al Di Meola: «Sin música moriríamos la mayoría» (+ entrevista)”
  1. ráscame dice:

    Hola.
    “… la composición es mucho más importante que un músico de jazz lanzando solos de largo recorrido, como hacen la mayoría de ellos.”
    ¿Será este el mismo Di Meola que lleva toda la vida “lanzando solos de largo recorrido”, repletos de clichés tocados a velocidad de vértigo…?
    Reconozco que llevo veinte años sin hacerle ni caso, pero me cuesta mucho creerlo.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: