Zarzuela ‘Entre Sevilla y Triana’: Mientras agoniza

En el segundo acto, con todo el plantel flamenco alborotado (foto: Mr. Duck).

Domingo 24 de junio 2012, Bilbao, Teatro Arriaga, 19 h, de 9´60 a 38 €.

Tristemente, la zarzuela no tiene futuro, ni apenas presente. Incluso lo reconocen los propios profesionales implicados en el ya pasado de moda estilo español. Sí, pertenece al pasado y en vías de extinción se halla el género chico por diversas razones: el público actual es reluctante a la zarzuela, a la par que menguante (lo compone sobre todo gente mayor que va desapareciendo), los libretos son antiguos, las producciones costosas, el vestuario de época y los planteles multitudinarios y expertos: cómicos si se puede famosos, suntuosas voces de bel canto, y no digamos si se añade una onerosa orquesta sinfónica o un cuadro de baile.

Detalle flamenco (foto: Mr. Duck).

Mientras agoniza la zarzuela, pudimos ver un libreto del maestro Pablo Sorozábal Mariezcurrena (San Sebastián 1897-Madrid, 1988) que se representó cuatro días, de sábado a miércoles (lunes descanso), en el Teatro Arriaga. Acudimos el domingo y el local se veía muy lleno, con mayoría de damas, por supuesto, pero también bastante gente joven y hombres. No se veía a la Orquesta Sinfónica de Bilbao, escondida en el foso. Vimos el sainete en dos actos ‘Entre Sevilla y Triana’ (1950), que en 123 minutos (100 restando el descanso) desplegó un folletín con frutos ocultos de la pasión y amores epidérmicos, un poco de humor ceceante por eso de emular el acento andaluz y un escenario principal (con la Giralda y la Torre del Oro al fondo de las casitas) que mutó hasta servir para cinco localizaciones diferentes, vecinales, aflamencadas o portuarias.

Lo pasamos bien y reconocimos su evidente trabajo previo y tras las bambalinas. Hubo humor castizo entre Camba y Jardiel, maestría sinfónica, números bailongos con coreografías modernas cual ‘West Side Story’ cañí, costumbrismo taurófilo (a cargo del maletilla graciosete Ángel Garó, uno de los humoristas de ‘Un, Dos, Tres’; también intervino otra humorista afamada, Gurutze Beitia, de ‘Vaya semanita’), habaneras con marineritos que irrumpieron con su nave quebrando el fondo del tablao, pasodobles con bel canto, sevillanas, fiesta flamenca con lucimiento para el cantaor invitado Jesús Méndez (una voz pujante quizá demasiado encorsetada en esta zarzuela), un vistoso plantel bailaor flamenco con colas al viento, otro ballet marinerito y, al acabar, un final con cuatro minutos de saludos.

ÓSCAR CUBILLO

Ángel Garó, ex Un Dos Tres, en el papel del muletilla Angelillo (foto: Mr. Duck).

Este navío irrumpió quebrando el escenario (foto: Mr. Duck).

Hubo cuatro minutos de saludos finales (foto: Mr. Duck).

El respetable saliendo y el fotógrafo reflejado (foto: Mr. Duck).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: