‘My Fair Lady’: De pingajo a princesa

La graciosa escena del hipódromo (foto: Sergio Parra).

Jueves, 16 de agosto 2012, Bilbao, Teatro Arriaga, 20 h, de 17,60 a 55 €.

EN CARTEL EN BILBAO HASTA EL 9 DE SEPTIEMBRE DE 2012

No me gusta el teatro. He ido pagando e invitado a ver algunas obras, pero siento que es un arte moribundo, triste y anodino, y en no pocas ocasiones me he largado antes de terminar. A muchos musicales me han invitado y no he ido, pues los musicales en España a veces son un quiero y no puedo sostenido en ganchos evidentes. En España los musicales son como conciertos con chistes e ilación argumental entre las canciones. No obstante, me despojé de todos mis prejuicios escénicos para ir al estreno oficial de ‘My Fair Lady’ porque la cantante Paloma San Basilio encabezaba su elenco. Y me lo pasé muy bien esas dos horas y tres cuartos, descanso incluido, en un Arriaga que no se llenó, donde había muchos VIPs y en el que numerosos invitados no hicieron uso de sus entradas, por eso tantos huecos en localidades buenas.

Muchos lectores saben ya que ‘My Fair Lady’ es un musical donde Elisa Doolittle, una florista callejera y malhablada, es elegida por un experto en fonética para transformarla en dama capaz de brillar entre la alta sociedad. «Convertiré en princesa a este pingajo», apostó el misógino profesor Higgings a su amigo el coronel Pickering. Y ese es el argumento en dos partes (la primera, con el aprendizaje, soberbia; la segunda, con la excusa amorosa, un poco menos) que contrastan la alta sociedad (estupenda y muy graciosa la escena del hipódromo de Ascot, con los ricos vestidos de rojo; suntuosa la escena del vals de la embajada) con los bajos fondos dickensianos (con bailes de pordioseros que solo se ven en películas y con intervención estelar del filósofo borrachín padre de ella, Alfred Doolittle).

Todo se narra entre once músicos y 30 actores con 200 trajes fastuosos, 40 pelucas y 90 pares de zapatos. Se rumorea en la calle que en esta adaptación hay teatro y poca música, pero en los dos actos hubo dos oberturas instrumentales, el momento doble del baile en la embajada y en total unos 16 números cantados, si contamos el de los saludos. Además, los escenarios cambian con ingenio, variedad y velocidad (se usan visuales ingeniosas de Londres, el salón de la casa con la escalera da mucho juego, el minimalismo del hipódromo funciona de maravilla…), todos los actores se muestran excelsos (Alfred Doolittle, el coronel, la estrella San Basilio, la madre del profesor…) y se les entiende claramente gracias a la amplificación y a su dicción, la atenta orquesta se engarza hasta en arreglos efímeros que subrayan la acción, hay detalles sutiles, humor, diversos estilos (zarzuelesco, vals, casi bel canto, swing en ‘No, profesor Higgings’…) y un final un tanto forzado y apresurado.

Es el mismo desenlace de la película de 1964 dirigida por George Cukor y protagonizada por Audrey Hepburn en vez del de la obra de teatro de George Bernard Shaw en que se inspira, ‘Pigmalión’, de 1913, donde ella opta por el galán que le corteja. De hecho, la película se basa en el musical estrenado en Broadway en 1956, con música de Frederick Loewe y letra de Alan Jay Lerner, y roles estelares para Rex Harrison y Julie Andrews. Pero ello no desmerece en absoluto a una obra elaborada y completa (ballet, teatro, música) que se estrena en Bilbao y pasará por una veintena de ciudades españolas. De verdad: no se la pierdan.

OSCAR CUBILLO

Saludos finales de todo el plantel en el estreno oficial en el Arriaga (foto: Mr. Duck).

Comments
4 Responses to “‘My Fair Lady’: De pingajo a princesa”
  1. Nagore dice:

    Por fin podre verla en mi ciudad!!!!!!!!!!! Gracias por traer esta obra a Euskadi.

  2. ISA dice:

    No se si estara igual de bien como el original de 2002 que vi dos veces, pero me encantaria verla aqui, Paloma te quiero, tráela a Madrid por favor. ISA

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Decías que antes las ventas de discos eran espectaculares, y te digo que lo que fue espectacular fue tu anterior visita al Arriaga, con el musical ‘My Fair Lady’. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: