Nashville Pussy + Bob Wayne & The Outlaw Carnies: América pura y dura

Nashville Pussy, con la nueva bajista a la izquierda, que empezó nerviosa (foto: Mr. Duck).

Domingo 30 de septiembre 2012, Bilbao, Kafe Antzokia, 20.30 h, 15-18 €.

Doblete puramente americano el domingo noche en un Antzoki casi lleno y con bastantes jóvenes curiosos entre el gentío. Hubo unos teloneros de lujo, Bob Wayne & The Outlaw Carnies, de Nashville, Tennessee, que interpretaron 14 temas en 45 minutos. Vinieron en cuarteto (faltó la violinista porque estaba en la escuela, nos contó Wayne al acabar su set) y rularon a dos marchas: lenta y crepuscular, o rauda y country. El orondo Bob Wayne, un trasunto de Kutxi el líder de Marea, cantó sobre camioneros, autopistas, diablos, drogas, armas de grueso calibre y Johnny Cash (ésto en ‘Ghost Town’), mientras su baterista redoblaba incansable, el contrabajista marcaba el slap bass y el guitarrista de la Telecaster, una suerte de Jesucristo reencarnado en Willie Nelson, corría con sus dedos por el mástil mirando impasible al respetable.

El nuevo bombo de Bob Wayne & The Outlaw Carnies (foto: Mr. Duck).

Wayne solía rematar los temas diciendo ‘hell yeah!’ y sonó como una bocina de tráiler (‘Till The Wheels Fall Off’), simuló esnifar sustancias (‘Everything Is Legal In Alabama’, un hillbilly loco), manejó la velocidad y la melodía de Slim Cessna’s Auto Club, se arrimó al deje purista del exmarine Wayne Hancock, fue tan macarra y contemporáneo como su colega y exjefe Hank Williams III, ejecutó punk-a-billy rodado, nos hizo corear en español ‘Fuck The Law / Joda a la ley’ mientras el contrabajista nos filmaba, y acabó con ‘Esparcid mis cenizas en la autopista’.

Les siguieron sus padrinos en este eurotour, Nashville Pussy, de Atlanta, Georgia, que roquearon con furia, profesionalidad, exactitud y un sonido brutal que tornó espeso el éter del Antzoki. En formato cuarteto, con una nueva bajista (antes de la gira se rumoreaba que vendrían sin bajista), echaron 18 disparos en 68 minutos sin aflojar la marcha, ni decaer en el entusiasmo, ni atemperar el ritmo. Liderados por el pequeño y orondo y mostachudo Blaine Cartwright, cantaron sobre drogas, zorras y güisqui, acerca de colocarse y desfasar, y también de armas y vehículos. Siempre sin perder el hilo, esgrimiendo dos guitarras, con la esposa rubiales y tetona Ruyter Suys extrayendo punteos de guitar hero a su Gibson y la base rítmica forjando una base fornida empero los nervios iniciales de la bajista novata.

El bombo de Nashville Pussy (foto: Mr. Duck).

En el mejor bolo que les hemos visto a Nashville Pussy éstos remitieron a AC/DC (la inicial ‘I’m So High’), atronaron como Motörhead (‘Goin’ Down Swinging’), otra vez emularon a AC/DC (‘She Got The Drugs’) y de nuevo rocanrolearon como Motörhead (‘Ain’t Your Business’), pieza que resultó un subidón entre toda la tralla. El boogie rock de ‘Speed Machine’ se advirtió increíblemente superior (fue quizá lo mejor de la noche) y luego los muy macarras enlazaron con más boogie: a lo ZZ Top heavies (‘Come On Come On Come On’), a lo Ted Nugent bluesie (‘Hate & Whiskey’) y otra vez a lo ZZ Top.

La peña estaba enardecida, con razón, y Nashville Pussy sin bajar el pistón facturaron hard rock (‘I’m The Man’), doblaron las guitarras sudistas a lo Molly Hatchet (‘High As Hell’), versionaron vía boogie el ‘Milk Cow Blues’ de Kokomo Arnold (cuando Blaine presentó espectacularmente a la banda), cayó más boogie delincuente en ‘Why, Why, Why’, y sin parar ni un rato, igual que los Ramones según observó Pato, se despidieron con ‘You’re Goin’ Down’, en plan Supersuckers. El bis fue doble: lo abrieron con su habitual cover de Ike & Tina Turner ‘Nutbush City Limits’ y lo cerraron con un espectacular ‘Go Motherfucker Go!’, otra vez tipo Supersuckers blindados. Una gozada de bolo, oigan.

OSCAR CUBILLO

Crónica de la primera vez que vimos a Bob Wayne, en abril de 2012, en la sala Azkena.

Crónica de la ocasión anterior en que vimos a Nashville Pussy, en abril de 2009 en el mismo local.

Bob Wayne y los suyos sonaron como un 18 ruedas recién revisado (foto: Mr. Duck).

 

Anuncios
Comments
One Response to “Nashville Pussy + Bob Wayne & The Outlaw Carnies: América pura y dura”
  1. JESÚS MARTINEZ dice:

    El cambio de bajista se debió a que Karen Cuda está de baja por operación en la espalda, así que en esta gira europea se han traído de manera temporal a Bonnie Buitrago. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: