Eddi Reader: Una tía encantadora (+ entrevista)

Alan Kelly, acordeonista irlandés, Eddi Reader, cantante escocesa, John Douglas, guitarrista escocés (su segundo esposo) y Boo Hewerdine, guitarrista inglés (foto: ).

Alan Kelly, acordeonista irlandés, Eddi Reader, cantante escocesa, John Douglas, guitarrista escocés (su segundo esposo) y Boo Hewerdine, guitarrista inglés (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo, 21 de abril 2013, Bilbao, Ciclo XX Musiketan, Sala BBK, 20 h, 12 €.

BEV MUSIKETAN CARTEL 80 %Eddi Reader (Glasgow, Escocia, 1959), la excantante de Fairground Attraction (87-90), los del hit ‘Perfect’ (aquí va el clip), actuó de nuevo en Bilbao, en el XX Musiketan, y aunque la sala no se llenó, ella se metió a todo el público en el bolsillo por su simpatía y descaro, por sus facultades y sentimiento. Eddi ofició en cuarteto y en 96 minutos cantó 19 canciones. Intentaré contarlo al detalle. Aparecieron puntuales y abrieron por todo lo alto con el vals tex-mex ‘Dragonflies’, con un estilo que ya le gustaría a Eileen Jewell, y a la segunda Eddi agarró un fajo de papeles que descansaban a sus pies y nos reveló que tenía montones de canciones no ensayadas pero muy buenas, y siguió en la cima con ‘The Moon Is Mine’, de Fairground Attraction (aquí va un YouTube en vivo con la misma formación de la Sala BBK), que sonó a swing de Broadway cual Jamie Cullum campero.

Luego contó que tuvo un antiguo novio español en Escocia que le enseñó a decir en castellano solo ‘hasta luego’, e hizo el country triste ‘Bell, Book And Candle’ (lo que necesita para alejar al fantasma). Presentó el título de su último disco, ‘Love Is The Way’ (o sea ‘El amor es el camino’, aunque ella lo pronunció ‘El amor es el camión’, ja, ja…), un lento country pop a tres guitarras, pues ella cogió una. Al acabarlo comentó: «Voy a tocar ‘Perfect’ y nadie va a pararme, ¿vale?». No le quedó mal su éxito, y a continuación introdujo una nueva composición, ‘Vagabond’, que sonó algo a Van Morrison y que relacionó con los músicos, que vagabundean por todo el mundo.

Entonces nos invitó a ir a la casa de su madre con la condición de que cantásemos una canción en ella. Evocó que a mitad de los 70 iba todo el mundo a su casa, que su tío estaba borracho a las 4 de la tarde, que su padre siempre versionaba a Elvis –y cantó un trocito-, y que a su madre, con el pitillo en la mano, se hacía de rogar, y de repente Eddi se soltó y emulando a la madre cantó el ‘Mona Lisa’ de Nat King Cole en plan vals fronterizo, muy sentimental, con ella bailando sola. La acabó y, uh, quizá recibió la mayor ovación.

El octavo tema fue un tradicional escocés, ‘Charlie Is My Darling’, céltico como los Pogues festivos, que la gente acompañó con palmas espontáneas y que ella arrancó con un ‘bat, bi, hiru, lau’ (1,2,3,4 en euskera). Flotante y emotivo le quedó el medio tiempo ‘The Right Place’, algo Madeleine Peyroux, y muy bonita, con swing y etérea le quedó otra inédita, ‘Snowflakes’, o sea copos de nieve, metáfora de una relación amorosa que se derrite como la nieve al sol y que sonó a swing comparable con KD Lang o Elvis Costello. Más vals flotante algo Peyroux fue ‘New York City’, compuesta por el marido a una antigua amante (pero no a Eddi, sino a otra que tuvo antes de que apareciera ella), un canción sentimental con un solo de scat final de Eddi.

Comentó la graciosa lideresa que siempre que piensa en Nueva York le dan ganas de cantar ‘Moon River’ (la de Audie Hepburn en la película ‘Desayuno con diamantes’) y lo hizo -cómo no- con poderío vocal, con clase y dominio, con sentimiento y credibilidad. Presentó una canción suya, y de repente se disparó a mitad del discurso y entonó con gorgoritos de broma otra que presentó como folk escocés y que en realidad fue un ‘La Vie En Rose’ de Edith Piaf impactante y fugaz. Al acabarla interpretó la que estaba presentando, ‘Muddy Water’, un folk americano que trata de los músicos que dejan en casa a sus parejas y que han de evitar enamorarse de los técnicos que colocan el micrófono y tal.

Ahí seguía Eddi, cantando sin lista preparada, lo que le apetecía, avisando a los músicos in extremis. Y llegó al tradicionel escocés ‘Lazy Lindasy’, muy céltico y donde simuló tocar el violín. Contó que les quedaban 10 minutos y que ellos no hacía el paripé del bis. Entonces una espectadora le chilló un título, ‘Kiteflyer’s Hill’ (aquí va un vídeo en vivo subtitulado), y ella respondió ‘a su servicio’ haciendo una reverencia antes de alcanzar otro de los momentos especiales de la velada, con esos versos que se preguntaban: ¿Dónde estás ahora? ¿Piensas en mí a veces? Pero Eddi cambió de registro al instante, pues de la pureza amorosa vulnerable y lacrimógena, pasó a la crudeza del blues en la versión de Bessie Smith, ‘Mándeme a la silla electrica’, y que fue otro culmen que le salió con poderío y tumbao, en plan Peyroux, con más rigor que tantos bluesmen profesionales. Una pasada.

Ya le quedaban solo dos: una buena y bonita que le escribió su esposo, la balada arropadora ‘Wild Mountainside’, y la del adiós, ‘Willie Stewart’, un alegre arreón céltico con acordeón junkeriano, tres guitarras y sus bailes (aquí un vídeo con la misma formación). Acabó el bolo, ella se puso su sombrero rojo y avisó de que saldrían al lobby a vender discos. Y así de bueno fue un concierto con 19 temas y de ellos cinco extraordinarios, y los demás notables, con algún marasmo.

OSCAR CUBILLO

Eddi nos hizo reír y emocionarnos (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Eddi nos hizo reír y emocionarnos (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

+++ ENTREVISTA: «Intento expresar amor y empatía»

La excantante de Fairground Attraction, la del hit ‘Perfect’, actuó en cuarteto en el XX Musiketan

Don de gentes no le falta a Eddi Reader (Glasgow, Escocia, 1959), simpática cantante que actuó en el XX Musiketan, serie de conciertos en pequeño formato tendentes preferentemente al folk y derivados. Eddi triunfó, sedujo y nos hizo reír. Antes de su actuación, nos respondió por mail a este cuestionario.

¿Desde dónde respondes a esta entrevista?

Hola (dice en castellano). Es fantástico ir al Basque Country. Estamos muy emocionados de comer. Estoy sentada en mi sofá, en mi sala de estar en Glasgow, Escocia, mecanografiando estas respuestas para ti.

¿Vives en una casa, en un piso, en el campo, en la ciudad…?

Estoy en la ciudad. Nací en Glasgow y pasé mi adolescencia en un pequeño pueblo en el campo, por lo que he experimentado ambas cosas. Mi casa tiene tres plantas. Mis hijos viven en la última y ahí los abandono a su suerte. Pasamos casi todo el tiempo en la planta baja, donde están la cocina, la televisión y el piano.

¿Qué haces un día normal en casa?

Estoy estudiando los manuscritos de mi tío-abuelo. Fue un revolucionario social implicado en ayudar a obtener mejores condiciones de vida a los pobres y a la clase trabajadora. Estoy preparando un libro. También estoy terminando un puñado de nuevas canciones para grabarlas. Estoy muy emocionada. Mi madre me dijo que hoy iba a venir a cantar conmigo un dúo. Tenía una voz musical muy bonita, pero no hizo nada con ella cuando tuvo los siete hijos. Yo soy la mayor.

Creo que te gusta viajar. ¿Cuántos países has visitado? Apostaría que en los cinco continentes.

He viajado, sí. A los 22 un médium me dijo que viajaría lejos y nunca pararía. No soy muy buena en Geografía, pero empecé a los 18 años y, en este orden, ya he estado en Inglaterra, Bélgica, Francia, Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Japón, Italia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Suecia, Singapur, España, Portugal. Australia, Nueva Zelanda. Una vez paré en Dubái.

¿Qué países o ciudades que no conozcas te gustaría visitar?

Nunca he estado en Rusia, China ni África, aunque me casé con un argelino. Fue mi primer marido. El segundo es mi mejor amigo y es de la pequeña aldea campestre escocesa donde viví hasta los 18 años (se refiere a John Douglas, que suele tocar la guitarra para ella).

Has estado en Bilbao antes. ¿Qué recuerdas de aquí? ¿Los bares, el Guggenheim…?

Recuerdo que había una manera diferente de decir hola. Un idioma distinto al español. Lo aprenderé otra vez cuando llegue. Creo que los idiomas diferentes y antiguos deben ser protegidos y utilizados.

¿Qué tratas de expresar cuando cantas, con tu voz?

Amor y empatía. También me gusta emocionarme con la música, así que espero poder emocionar con mi canto. No soy una atleta, pero la comunicación con la voz creo va más allá de los músculos y la sangre. Pienso que cantar es como si los fantasmas hablaran a través de ti. Y la música hace más suave la experiencia de la vida, las duras caídas duras del viaje a lo largo de ella.

‘Love Is The Way’ (Rough Trade, 08)

‘Love Is The Way’ (Rough Trade, 08)

 ‘Love is the way’ (09) es tu último album. Lo estoy oyendo en Spotify, ha pero cuéntanos algo sobre él, por favor. (Es bonito y delicado, con country, jazz, folk…)

Me encanta reunirme con mis amigos músicos y explorar de todo en cada momento. Lo que escuchas en ese disco es una fotografía de ese instante. Tocaré algunos de esos temas cuando os visite, pero nunca podré hacer que vuelvan esos ratos. Haremos otros momentos hermosos diferentes

¿Con qué formación actuarás en el Musiketan?

Iré con Boo Hewerdine, guitarrista inglés, Alan Kelly, acordeonista irlandés, y John Douglas, guitarrista escocés (su segundo esposo). Hemos lustrado nuestros sombreros favoritos y llenaremos nuestras cabezas huecas de belleza vasca. OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: