II Kristonfest: Truckfighters + Orange Goblin + Clutch: Carne de Gibson

Dango, el hacha flamígera de Truckfighters en plena combustión (foto: O.C.E.).

Dango, el hacha flamígera de Truckfighters en plena combustión (foto: O.C.E.).

Sábado 15 de junio 2013, Bilbao, Santana 27, 20 h, 30-35 €.

BEV KRISTONFEST CARTELLa promotora de conciertos bilbaína Noise On Tour (Ruido en gira), profesional y guerrillera pues sigue apostando por el rock and roll y la música con actitud a pesar de la competencia, los malos tiempos y los gustos de la masa acrítica, organizó sin subvenciones y con éxito anticipado la segunda edición del festival de una jornada nominado Kristonfest, dedicado a los sonidos duros, desérticos, fumetas y filometálicos. La expectativa del público fue tal que se despacharon muchísimas entradas al extranjero (Portugal, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania principalmente) y se igualó el listón de la primera edición, esa que el 18 de junio de 2011 subió al mismo tablado de la sala Santana 27 a Down, Corrosion Of Conformity, Eyehategod y Church Of Misery para solaz de un millar de aficionados.

Tras la caída de Karma To Burn al final participaron tres grupos adoradores del carnoso sonido Gibson. Los tres molaron (aunque los primeros a poco más que a sus adictos) y todos consiguieron que algunos valientes (entre ellos una chica) hicieran surf sobre las cabezas del respetable. Había ambiente festivalero: al llegar nosotros la peña, sobre todo tíos con camisetas negras, bebía y comía en los coches con los capós abiertos. Puntualísimos abrieron los suecos Truckfighters, una suerte de Queens Of The Stone Age vikingos pero de categoría regional. Tienen sonido potente de válvulas (buenísima batería de Poncho, bajo bufador de Ozo) y un guitarra espectacular (Dango, una suerte de Angus Young con torso desnudo y musculado que no dejó de saltar), pero carecen de personalidad y su stoner prototípico decae con el tiempo, quizá también debido a la voz, feble y afectada, con la boca torcida. Tocaron unos 11 temas en 67 minutos y antes del décimo preguntó el bajista y líder ‘¿qué queréis oír?’, y a nuestras espaldas chillaron algunos: ‘¡la últimaaaa!’. Ja, ja.

El impacto de su arranque con fuzz boogie, voz vía Doors y tambores y voces ululantes a lo QOTSA fue amortiguándose, volando bajo ya en el sonido espacial onda Hawkwind, la mirada a Pearl Jam o la indagación somera en la lisergia de los Doors. Truckfighters se apuntaron a esa progresividad consistente en estirar los temas con poca chicha, aunque el volumen empujó el éter mientras la gente se entretenía tirando de petacas y encendiendo porros. Ah, al acabar su set el guitarrista Dango se tumbó en el suelo para puntear en plan éxtasis, el Ozo lanzó su bajo para que se deslizara cual patinete… y se le cambió la cara cuando vio que golpearía contra el hacha, quien recibió el golpe y se largó del tablado cabreado. Ja, ja.

Ben Ward, de Orange Goblin (foto: O.C.E.).

Ben Ward, de Orange Goblin (foto: O.C.E.).

El cantante de Duende Naranja jaleando al millar stoner (foto: remitida por Noise On Tour).

El cantante de Duende Naranja jaleando al millar stoner (foto: remitida por Noise On Tour).

Cinco minutos antes de lo previsto salieron los londinenses Orange Goblin, quienes ejecutaron unos 19 temas en 81 minutos que se hicieron cortos. Aportaron la pose del heavy metal clásico (camiseta de Rainbow el cantante y de Kiss el guitarra) y una estética casi vikinga (la melena rubia del bajista). El gigantón, fornido y tatuado vocalista Ben Ward alzaba las manos y animaba a volverse loca a la parroquia (bueno, eso cuando no hacía ojitos a una rubia mollar que estaba en el lateral del escenario), y Orange Goblin expelieron un sonido no tan bueno como los otros dos grupos del tridente, por sucio y porque en los punteos su masa disminuía por la falta de un hacha rítmica, aunque por delante de la sala la gente se movía y bailaba sin parar.Es que fue un buen bolo de los britanos, que arrancaron cañeros con metal de voz ronca, boogie vía V Horse Johnson (‘Some You Win, Some You Loose’; este es su clip), cabalgadas heavy algo Motörhead (‘Saruman’s Wish’) e inyecciones stoner en ritmos zztopescos. Por el ecuador de su show se apaciguaron con blues Black Sabbath (‘The Fog’) y el espesor de Judas Priest (‘Made Of Rats’), pero en el epílogo volvieron a acelerar, a apretar en el boogie blues de V Horse Johnson o el de los Pirates ingleses (‘Gettin High On The Bad Times’), intercalando algún tema heavy tribal (‘They Come Back (Harvest Of Skulls)’) antes del remate dinámico y atrayente con boogie Motörhead (‘Quincy The Pigboy’) y más boogie (’Scorpionica’, cuando el cantante de Duende Naranja se pimpló una Heineken verde de un trago). Urp.

Clutch mantuvieron todo el tiempo en danza al millar de espectadores (foto: O.C.E.).

Clutch mantuvieron todo el tiempo en danza al millar de espectadores (foto: O.C.E.).

Con 10 minutos de adelanto salieron los triunfadores de la noche, Clutch, de Germantown, Maryland. Fueron los únicos que dieron bis y en 98 minutos sonaron unas 19 piezas (incluyendo la larga introducción sin ellos sobre las tablas y los tres minutos de petición de bis). Fue tal su solvencia instrumental, la pegada de la interpretación y la claridad acústica que manifestó un espectador: «¡Increíble! Suenan igual que en disco». Clutch (embrague) sonaron variados, modernos, con un aire noventero (esas parrafadas a lo Rage Against The Machine de su vocalista) que a la postre cedió paso a una raíz más blusera. Sostenidos sobre un batería magnífico, con el dinámico cantante Neil Fallon ejerciendo de frontman y el tímido guitarrista Tim Sult concentrado en su tarea sin ningún aspaviento, Clutch suministraron un repertorio percutivo, preciso, físico, americano (tanto como los Legendary Shack Shakers a escala más blindada) y serpenteante que resonó a clásicos como el Elvis broncas de los 50 (‘The Mob Goes Wild’, aquí va el clip), ZZ Top, los Dead Kennedys, al nervio de los Bad Brains, también al rock sinuoso de los Pirates (‘The Profits Of Doom’) y al boogie de V Horse Johnson (con armónica en ‘D.C. Sound Attack!’), aparte del sesgo de Danko Jones, unos Doors enfadados o unos Who sudistas (el adiós con ‘The Wolfman Kindly Requests’, con sus cantos indios postreros).

Clutch, los cuatro juntos desde 1990, triunfadores del II Kristonfest (foto: Fran Cea).

Clutch, los cuatro juntos desde 1990, triunfadores del II Kristonfest (foto: Fran Cea).

Clutch intercalaron un par de temas más lentos para ellos tomar aire y dosificar fuerzas (por ejemplo el folk blues ‘Gone Cold’), y el momento más culmen de su poderosa actuación fue su hit ‘Electric Worry’ (aquí va el clip), un boogie hookeriano con estribillo que invoca en castellano ‘vámonos’ y que fue recibido por coros de la peña, katxis de cerveza voladores y hasta chicos y chicas surfeando sobre las cabezas del millar de espectadores presentes. Ojalá haya más Kristonfests.

OSCAR CUBILLO

Anuncios
Comments
2 Responses to “II Kristonfest: Truckfighters + Orange Goblin + Clutch: Carne de Gibson”
  1. markov dice:

    Para nada de acuerdo sobre lo comentado de Truckfighters…se salieron. Y no soy el único que lo dice.

  2. David dice:

    de hecho aqui otro!!jejeje….y de hecho creo que habia demasiada gente que solo iba a ver a clutch y sus ultimos hits…que no son los que eran eh…jejeje…pero opiniones ay muchas y variadas e influenciadas por los gustos musicales ,incluso yo…jajaja..Muy sosos los clutch para mi comparado otros shows que vi,les vi cansados…,truck hicieron lo propio, calentar a la peña y sonaron muy bien…cojonudo el kriston y por 30 pavos la ostia!buen sonido en general quitando el principio de orange que subieron a lo mas alto al final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: