Doug MacDonald Quartet: Clasiquísimo

Risueño y con dedos ágiles sobre su guitarra de caja (foto: Mr. Duck).

Risueño y con dedos ágiles sobre su guitarra de caja (foto: Mr. Duck).

Jueves 14 de noviembre, Bilbao, Bilbaína Jazz Club, 22 h, 12 .

Escudero de muchos grandes del jazz (Stan Getz, Sarah Vaughan, Buddy Rich, Ray Charles, Jack McDuff, Hank Jones…) es Doug MacDonald, en cuya web se destaca la definición que le regaló la revista Jazz Times: «Un fino guitarrista basado en el bop según la tradición de Herb Ellis, Barney Kessel y Joe Pass». No se puede añadir mucho más, a tenor de la sesión que ofreció en el Bilbaína Jazz Club: 11 números clasiquísimos y elegantes en hora y tres cuartos con interpretación ágil y risueña del instrumentista nacido en Filadelfia y residente de Los Ángeles. Acabó el primer tema y dijo: «Qué banda, qué show, qué club y qué público».

Actuó en cuarteto, con la pianista residente en España Michele Faber (muy dinámica en sus numerosos solos), el contrabajista Pere Loewe (como casi siempre, el bajo es de lo menos interesante cuando solea y hasta interrumpe las interpretaciones) y el baterista Joe Smith (rudo y con solos cortos, uno de samba). Sentado en un taburete, sudoroso pero contento, Doug MacDonald movía torpe su humanidad de cachalote (Pavarotti, le apodó un espectador) pero sus dedos recorrían rápidos el mástil. El craso guitarrista abrió la velada con picoteos a lo Barney Kessel, prosiguió con blues saltarín en plan Ronnie Earl o Duke Robillard (‘G Jazz Blues’; aquí va una versión en trío), y a la tercera presentó una de la película ‘Picnic’, de los 50 y con Kim Novak en el reparto, un instro que con donosura y con su cara de placidez feliz remitió a Brasil.

Michele Faber (piano) Pere Loewe (contrabajo), Doug MacDonald (guitarra) y Joe Smith (batería) ante el atento respetable del BJC (foto: Mr. Duck).

Michele Faber (piano) Pere Loewe (contrabajo), Doug MacDonald (guitarra), Joe Smith (batería) y el atento BJC (foto: Mr. Duck).

La acabó, animó a comprar su CD («no seáis tímidos») y cayó la samba original de la pianista ‘The Whole Story’, con punteos a lo Wes Montgomery. Más cine hubo en un tributo a Barney Kessel mediante la película ‘Con faldas y a la loco’ y su referencia a Marilyn Monroe, y al acabarla hizo mutis y dejó al trío con la pianista elevando cultismos en otro instro. Regresó Doug y continuó el buen tono en un veloz y melódico título de Coltrane, la balada after hours ‘Madison At Midnight’, el agilizado standard de Jerome Kern ‘The Song Is You’, otro blues a lo T-Bone Walker y, ya el bis, creo que presentó el ‘Jump For Joy’ de Duke Ellington.

Antes de vaciarse el club agradecieron sinceros nuestra presencia y destacó en castellano la pianista Michele Faber, que vive en España: «Nosotros como norteamericanos sabemos perfectamente que no se aprecia esta música en nuestro país». Ni en este, ¿no?

OSCAR CUBILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: