Oleándole: Fusión fallida

Marina Gonzalez y Sergio Quesada al baile, lo mejor de la velada (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Marina González y Sergio Quesada al baile, lo mejor de la velada (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Jueves 16 de enero, Bilbao, Ciclo ‘Mes a Mes’, Sala BBK, 20 h, 15 €.

Jueves de luna llena con fallida fusión de flamenco y jazz a cargo del septeto basado en Barcelona y nominado Oleándole (de Olé And Olé). La bilbaína Sala BBK se llenó en su conversión mensual en club para el ciclo ‘Mes a Mes’ organizado por el Bilbaína Jazz Club, y el combo no acabó de fusionarse, pues funcionó a tramos, sin apenas conjunción, con episódica tensión, mucho miedo y aire de ensayo. Durante las presentaciones con dicción de futbolista, el percusionista Ramón Olivares reconoció que estaban teniendo problemas, pues no oían a la guitarra española. Lo mejor lo aportó la pareja de baile mixta, y no por nada cada uno de sus componentes por libre cosechó las dos mayores ovaciones.

La cita duró 88 minutos para 8 piezas en un repertorio bautizado JazzTablao. Si el término tablao ahora tiene connotaciones negativas en el ámbito flamenco será por rasgos que percibimos en la Sala BBK. Quizá todo basculó alrededor del ronco cantaor gitano Miguel Fernández, que arrancó como Camarón en el original ‘I Remember Leonor’, con maneras picassianas a lo Israel Galván y pinceladas break a cargo del bailaor Sergio Quesada quien se puso delante de un batiburillo sónico con ayes de fondo como los primeros Chambao y punteo fusión a lo John McLaughlin del barcelonés Jordi Bonell, el 50 % de la dupla jazz.

Fran Díaz (guitarra flamenca) y los jazzmen Jon Robles (saxos y flauta) y Jordi Bonell (guitarra eléctrica), siguiendo a la racial Marina González (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Fran Díaz (guitarra flamenca) y los jazzmen Jon Robles (saxos y flauta) y Jordi Bonell (guitarra eléctrica)
siguiendo a la racial Marina González (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

No se acababan de conjuntar ambos generos y la bulería entonada modernista vía Mercé con saxo a lo Jorge Pardo setentero nos dejó a todos expectantes, a público y grupo. Las alegrías arrancaron con sonido California y los músicos actuaron como ralentizados, como si estuvieran en un examen. Los ‘Tanguillos de Harlem’ se sostuvieron en la percusión y la bailaora Marina González, con bata de cola roja, se ganó la primera gran ovación merecida por Oleándole. El flamenco-rock setentero se asomó en la adaptación afanosa del ‘Spain’ de Chick Corea, y la coda del saxo del vitoriano Jon Robles (el otro 50 % de la dupla jazz) resultó lo mejor de la velada.

Entonces Olivares presentó el proyecto, que sólo lleva un año en marcha y se ideó para un tablao de Barcelona, y de seguido la cosa mejoró un poco en la soleá intercalada entre standards de Charlie Mingus (‘Goodbye Pork Pie Hat’, también lo reconoció Pato) o el ‘Caravan’ de Duke Ellington, ilustrados con bailes a lo Chiquito de la Calzada de Sergio Quesada, quien se embolsó la segunda gran ovación. Y tras un neoflamenquito modernista a lo Pablo Alborán (como suena), el cansino bis original del guitarrista Fran Díaz con aires de saeta al cante se amustió y fue también flojo.

La pareja González-Quesada superpuesta a Ramón Olivares (percusión), Miguel Fernández (cante), Fran Díaz (guitarra flamenca), Jon Robles (saxos y flauta) y Jordi Bonell (guitarra eléctrica), en el primer tema, el original ‘I Remember Leonor’ (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

La pareja González-Quesada superpuesta a Ramón Olivares (percusión), Miguel Fernández (cante), Fran Díaz (guitarra flamenca), Jon Robles (saxos y flauta) y Jordi Bonell (guitarra eléctrica), en el primer tema, el original ‘I Remember Leonor’
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Esa tarde en la Sala BBK, además de que los actuantes no pudieran oír ni seguir seguir a la guitarra española, debió de pasar algo más para que se generara tan poca integración de flamenco y jazz, tan poca conjunción entre los músicos, que el duende ni se asomara.

OSCAR CUBILLO

Saludos del septeto flamenco-jazz-bailaor (imagen de móvil: Mr. Duck).

Saludos del septeto flamenco-jazz-bailaor (imagen de móvil: Mr. Duck).

Comments
One Response to “Oleándole: Fusión fallida”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] 1.- Oléandole (jueves 16 de enero, Bilbao, Ciclo ‘Mes a Mes’, Sala BBK, 20 h, 15 €). Fallida fusión de flamenco y jazz, cada palo por un lado, con la excusa de que los músicos no se oían por monitores. Los bailaores fueron lo único potable de un show conceptualmente expoitation que ni siquiera serviría como pasto turístico. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: