CINE: ‘¿Qué hacemos con Maisie?’: Desajuste de época

BEV QUE HACEMOS CON MAISIE CARTEL

Texto por GERARDO CREMER

Estreno: 24 de enero de 2014

Directores: Scott McGehee

y David Siegel

Calificación: 2 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘¿Qué hacemos con Maisie?’

*

Henry James (Nueva York, 1843 – Londres, 1916).

Henry James (Nueva York, 1843 – Londres, 1916).

El carácter descriptivo, analítico y detallista de la sociedad londinense victoriana de la literatura de Henry James, generalmente observada mediante el contraste, bien a los ojos del americano (véase ‘Retrato de una dama’), bien a los ojos de un niño (véase ‘Otra vuelta de tuerca’), sirve para poner en evidencia el temperamento envilecido por el dinero y el carácter frío y distante del ciudadano inglés. La crueldad infinita de algunos de los personajes mejor logrados de James (por ejemplo el Gilbert Osmond de ‘Retrato de una dama’) da valor a la idea de que la alta sociedad inglesa de la era victoriana estaba muy lejos de alcanzar la libertad del individuo de los Estados Unidos.

El ejercicio que hacen los directores Scott McGehee y David Siegel (‘La huella del silencio’, otro film que habla de la familia y de los problemas entre hijos y padres) al trasladar la novela de Henry James ‘Lo que Maisie sabía’ al Nueva York actual permite evidenciar esa pérdida de valores fundamentales de una sociedad americana que hace más de un siglo abanderaba por el mundo sus derechos constitucionales (aquí va el libro en pdf).

Hay, lamentablemente, en la película una continua sensación de que lo que se está viendo no es creíble. La película, bastante fiel a la novela (excepto en la eliminación del personaje de la institutriz de la niña, la señora Wix), narra la historia de un matrimonio, Susanna (Julianne Moore) y Beale (Steve Coogan), quienes se divorcian y luchan constantemente en los tribunales por la custodia de su hija de seis años, Maisie. Las estancias, por la orden de custodia compartida, en cada una de las casas son utilizadas por los padres como sistema de ataque, utilizando a la niña como intermediaria. Una situación que el espectador (y especialmente Maisie) vive con estupor, ya que el grado de crueldad al que llegan los progenitores hacia su hija se sale de lo entendible, de lo plausible en una sociedad civilizada. Y, curiosamente, los directores McGehee y Siegel no niegan un amor verdadero entre padres e hija. Por ejemplo, la primera escena de la película muestra a Susanna cantando y tocando con la guitarra una canción de cuna a su hija para ayudarla a dormir y los directores ponen una atención especial en el rostro de la actriz, que vaticina la tragedia que se cierne sobre la pequeña.

La película se cuenta desde el punto de vista de la niña, a menudo con la cámara a su altura.

La película se cuenta desde el punto de vista de la niña, a menudo con la cámara a su altura.

Después, la historia da un giro extraño (en el contexto de nuestra sociedad actual y no de la inglesa de finales del siglo XIX) cuando ambos realizan un matrimonio de ‘conveniencia’ (Susanna con un camarero, Lincoln –Alexander Skarsgard-, y Beale con la ‘au pair’ de Maisie Margo –Joanna Vanderham-) con el fin de que ambos puedan cuidar de la niña cuando ellos estén ausentes. El film tiene la virtud de ser contado a través de los ojos de la niña (en casi todas las escenas ella está presente y la mayor parte de las veces la cámara se sitúa a su altura), por lo que el entendimiento de las acciones de los adultos debe deducirse (debe pensarse una vez que ha terminado la película). Así, ese proceso de desatención de los padres hacia su hija puede analizarse por razones laborales (Susanna es una cantante de un grupo de pop-rock y Beale un hombre de negocios siempre muy ocupado), pero también puede entenderse como un acto de negación de un periodo de fracaso de sus vidas (negando a la niña niegan ese periodo nefasto de su existencia). Por ello, poco a poco, los contactos de padre e hija y madre e hija son cada vez más distanciados y la frialdad emocional más evidente. Es entonces cuando Maisie va encontrando más cariño y respeto en sus padrastros impostados, en Lincoln y Margo, quienes terminan adoptándola como su propia hija.

‘¿Qué hacemos con Maisie?’ se desarrolla con ritmo pausado. Un film con muchas escenas cortas que, gracias a la fluidez entre las mismas, no se recrea en la sangre de las heridas, permitiendo que los hechos desagradables queden disimulados por instantes cortos de felicidad. Pero, en cualquier caso, a pesar de la calidad formal de la película, existe un déficit de verosimilitud en lo narrado: véase la manera repetida con la que se nos presenta a Susanna cada vez que se encuentra con su hija, siempre hablando por teléfono, sin tener ni una hora libre para pasar con la niña; la falta de credibilidad en la interpretación de Julianne Moore como una roquera madura que se pasa las semanas de gira; la doble escena en la que, primero el padre y después la madre, abandonan a la niña en la puerta de un local en espera de que otros la recojan; los dos matrimonios de conveniencia que no llegan a encajar en la sociedad de hoy, etc.

Creo que hubiera sido más acertado realizar un film de época, una adaptación fiel a la novela de Henry James, porque esto hubiera servido para dar mayor verosimilitud a lo narrado, ya que no es difícil de imaginar que ese tipo de comportamiento se diesen en aquellos años (o al menos no es difícil de imaginarlo por la gente que disfruta con las novelas de Henry James) y haber aprovechado la historia para buscar lazos de unión con nuestros días. La operación contraria creo que ha sido excesiva. Ningún niño se merece hoy un trato semejante.

GERARDO CREMER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: