The Fakeband: Una noche para la memoria (+ entrevista)

Íñigo, el batería, generalmente tapado por la línea guitarrera frontal (foto: Eneko Garcia Ureta / RockInFocus.com).

Íñigo, el batería, generalmente tapado por la línea guitarrera frontal (foto: Eneko Garcia Ureta / RockInFocus.com).

Viernes 21 de febrero 2014, Bilbao, Kafe Antzokia, 22 h, 10-12 €.

Una bonita noche para el recuerdo cosecharon los getxotarras The Fakeband (este es su Facebook) el viernes durante el estreno oficial de su reválida, ‘Shining On Everyone’ (Rock Indiana). Fue para recordar gracias al buen bolo que dieron y al ambiente generado en un Kafe Antzokia repleto, entusiasmado y mixto, lleno de una gente tan educada que un par de veces se oyó gritar ‘viva el Papa’. Eso, viva. The Fakeband reconocieron su éxito cuando Txomin Guzmán, el líder del quinteto, expuso: «Gracias por haber venido. Hoy hay un huevo de conciertos en Bilbao. Estamos muy agradecidos». Ya, esa tarde tenían mucha competencia: el triple cartel de las WOP Special Nights en la Sala BBK (en el post previo contamos el bolo de Hendrik Röver, de donde muchos espectadores se trasladaron después al Antzoki), Maika Makovski en el Azkena, Audience y John Berkhout en la fiesta demoscópica de la revista Mondo Sonoro con entrada gratuita en la Fever, o, también gratis, Last Fair Deal en el Mojo Club de Getxo, por ejemplo.

Tras el teloneo de las chicas de The Moon Shakers, a las 11 salieron a la palestra los Fakeband para dar un bolo feliz en el que sonaron 17 temas en 99 minutos en sexteto, pues estuvieron reforzados por un teclista que aportaba mantos de Hammond (además oficiaron en septeto en un par de temas, con el saxo invitado). Su cancionero en inglés se ejecutó mediante un medido e inspirado protocolo compositivo y arreglista que apura al máximo las armonías vocales (ecos de Poco, America, Crosby, Stills & Nash, Jayhawks…) y el poder de las guitarras, con tres sonando todo el rato y emitiendo guiños a The Band, Moon Martin y Mink De Ville, Steve Miller (‘Parking Lot’), Isley Brothers (‘Someone’), los Beatles con aparato (‘Get You Back’), el rock sureño (‘She Told Me’, con la slide de un Alfredo Niharra muy esquinado y camuflado por el humo de la escena), el rock de FM, el power pop a su manera (‘Don’t Save My Life’), el pop de raíz ramoniana (‘I Was Wrong’), el soul-rock de Springsteen (‘Healing Time’, una con saxo) y hasta los Status Quo (‘Something About You’).

Fue un memorable concierto de rock setentero melódico idóneo para la película ‘La gran estafa americana’ (la inaugural ‘Back On The Road’) y optimizado en títulos tipo ‘Top Of The World’ (power pop redondo; aquí va el clip dirigido por Antón Uribe), ‘Fool Me’ (rock sincopado), ‘Kate’ (soul-rock empujando) o ‘Sweet’ (pegajosa y coral).

ÓSCAR CUBILLO

Txomin Guzmán, ex John Wayne, líder, compositor y vocalista principal (foto: Eneko Garcia Ureta / RockInFocus.com).

Txomin Guzmán, ex John Wayne, líder, compositor y vocalista principal (foto: Eneko Garcia Ureta / RockInFocus.com).

+++ ENTREVISTA +++

*

«Nos gusta arreglar las canciones con guitarras y armonías vocales»

*

El quinteto de ilustres miembros de la movida getxotarra

lanza una reválida de pop-rock guitarrero delicado, duro y, vaya, en inglés

*

Al menos veinte años lleva el municipio de Getxo exportando grupos locales en la escena nacional, desde que El Inquilino Comunista, Los Clavos y Lord Sickness instauraran la etiqueta del ‘Getxo sound’ en los 90. A Txomin Guzman, líder de The Fakeband, le preguntamos si los grupos getxotarras no los conforman siempre los mismos miembros cambiando de conjuntos, y comenta: «Lo que pasa es que hay una serie de músicos con afinidad musical que llevamos muchos años tocando y al final acabas mezclándote en proyectos y haciendo amistad. Pero también hay otros a los que no conocemos».

The Fakeband arrancaron en 2011 y en sus filas han coincidido varios conocidos durante décadas. «Sí, Juan, Pit y yo en estuvimos en John Wayne, y Alfredo, Pit e Iñiguito en Leslie Nielsen, y yo (sigue Txomin), Juan y Alfredo en Dolly Beatles». Promedian los treinta y bastantes años y, a pesar de llevar tocando en público a lo largo de tres décadas, desde los 90, no son profesionales. Apunta Txomin: «No, no somos pros. En el grupo hay administrativos, un psicólogo, comerciales y un diseñador gráfico».

The Fakeband caen bien, son buenos y cosechan críticas positivas. Les sucede algo parecido a sus convecinos de Smile, cuyo estilo coral, positivista y guitarrero resulta similar. Afirma Txomin: «Smile tienen gustos más o menos parecidos a los nuestros y mantenemos buena amistad con ellos, pero realmente no hay muchas similitudes más allá de que hacen rock o pop o lo que sea… Ellos son músicos de esos que hablábamos en la primera pregunta».

‘Shining On Everyone’ (Rock Indiana, 14).

‘Shining On Everyone’ (Rock Indiana, 14).

Smile cuentan con un vocalista británico, y The Fakeband también se expresan en la lengua de Shakespeare. «Cantamos en inglés porque nos gusta más la sonoridad del idioma en el estilo de canciones que hacemos», sostiene el líder, a quien le comentamos que usando el inglés en temas soul tipo Van Morrison barruntamos que no llegarán más allá de los bares. Replica: «Bueno, nunca se sabe. De momento las expectativas son bastante buenas».

Expectativas agigantadas como un suflé gracias a salida de su reválida, ‘Shining On Eveyone’, traducible por ‘Brillando sobre toda la gente’. «El título es por el optimismo ante la adversidad. Es un mensaje positivo». Uh: otra similitud con Smile. Txomin asevera que atesora «un nivel de inglés suficiente para expresarme bien y escribir y cantar bien las canciones» (no lo dudamos), y sobre sus letras, apunta: «Tratan de cosas distintas pero todas tienen en común la idea de una visión optimista ante una situación complicada. No es un disco conceptual, ni mucho menos, pero me di cuenta una vez grabado. Las canciones las escribí durante el mismo periodo y eso rondaba mi cabeza. De ahí el título, una idea positiva ante la adversidad. Es un disco muy positivo».

‘Shining On Eveyone’ (Rock Indiana, 14), reválida producida por Saúl Santolaria, trae rock melódico americano, entre el power pop, la raíz auténtica y el soft rock comercial. Trae voces optimistas y guitarras afiladas y en general remite a los Jayhawks y Wilco, a Van Morrison, The Band y los Isley Brothers. Añade Guzmán: «Nos gusta arreglar las canciones con guitarras y armonías vocales. Las referencias son los grandes de siempre. Las guitarras de Neil Young y Crazy Horse, de George en The Beatles, de James Burton, Ry Cooder y hasta Johnny Marr. Hay mucha mezcla en nuestra música. No hay nada puro».

ÓSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: