CINE: ‘Joven y bonita’: El valor del cuerpo

BEV JOVEN Y BONITA CARTEL

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 7 de marzo de 2014

*

Director: François Ozon

*

Calificación: 3 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘Joven y bonita’

*

*

El cuerpo

*

Es a principios del siglo XXI cuando en Francia aparece un nuevo movimiento cinematográfico denominado ‘cinema du corp’, un cine extremo de sensaciones, donde predomina la carne mutilada, la sangre, la violencia, el sexo, donde es más importante captar con la cámara y el sonido los estados sensitivos intensos que narrar una historia.

No es un cine fácil de ver. Sus mejores autores han permanecido casi inéditos en España, aunque es posible encontrar sus filmografías más importantes en DVD: Claire Denis, Bruno Dumont, Gaspar Noe, Marina de Van o Bertrand Bonello. Es un cine de provocación, de ruptura de tabúes, que lleva al extremo a los personajes (y al actor) en sus deseos primarios por indagar en su cuerpo e ir profanándolo, mutilando la carne, en una búsqueda por conocer sus límites.

‘Dans ma peau’, de Marina de Van, o la obsesión por la mutilación del cuerpo.

‘Dans ma peau’, de Marina de Van, o la obsesión por la mutilación del cuerpo.

François Ozon es un director a quien es difícil de adscribir a movimientos o modas cinematográficas, aunque una de sus mejores películas, ‘El tiempo que queda’ (2005), se inscribe en este movimiento llamado ‘cine del cuerpo’. Una película en donde su protagonista consume sus últimos días de vida en una vorágine de sexo y en donde disfruta al límite de su cuerpo.

‘Joven y bonita’ no es tan radical en su puesta en escena como ‘El tiempo que queda’. No es tan directa y obsesiva al exprimir la carne de su protagonista femenina, Isabelle (Marine Vacth), aunque también funciona a partir de la temática del conocimiento del cuerpo, del escándalo, de la ruptura de los conceptos morales. A diferencia del ‘cinema du corp’, en ‘Joven y bonita’ existe un distanciamiento de la cámara a la protagonista, una negación del ‘cinema verité’, una teatralización (o puesta en escena estudiada) que, junto al uso del reflejo de la imagen en los espejos, aleja al espectador de ese conocimiento (simultaneo con la protagonista) de la transgresión. Digamos que todo lo que se ve es una especie de juego, donde su indiferencia y frialdad no se corresponde con el cine ‘directo’, con el cine de la carne. Es una película en donde se rompen las expectativas del espectador (se juega con la sorpresa y el suspense, también con el desconcierto). Es decir, se narra una historia de tal forma que esta es la resultante de un juego metanarrativo (algo que enlaza esta película con su anterior y obra maestra, ‘En la casa’ (2012)). BEV JOVEN Y BONITA DENUEVE

Con todo esto, se puede decir que ‘Joven y bonita’ está más ligada a ‘Belle de jour’ (1967) de Luis Buñuel que a un cine más actual francés, no sólo por la semejanza entre las historias contadas o por la concepción gélida de su puesta en escena o por el uso de modelos comunes entre sus dos protagonistas (ver la semejanza en las fotos de abajo), sino principalmente por el distanciamiento que ambos directores toman respecto a sus protagonistas: Buñuel mediante la mezcla inseparable de sueño/subconsciente (surrealismo) y consciencia, y Ozon mediante el uso de artilugios (motivos) como las miradas a través de prismáticos que observan a Isabelle, los espejos que devuelven la imagen de manera sorpresiva o, simplemente, la escena en la que ella se ve a sí misma desde fuera, haciendo el amor con un chico a la luz de la luna en una playa.

Dos prostitutas con doble vida: Isabelle en ‘Joven y bonita’ y Séverine en ‘Belle de jour’.

Dos prostitutas con doble vida: Isabelle en ‘Joven y bonita’ y Séverine en ‘Belle de jour’.

*

El espejo

*

En los primeros planos de la película (que se desarrollan en una casa de vacaciones junto a una playa), Isabelle se quita la parte de arriba de su bañador mientras su hermano la observa con unos prismáticos. La mirada del espectador es la del joven, a través de esa visión ampliada de la lente que vigila a su hermana mayor. Ella se muestra como cuerpo sexual ante él y ante nosotros. En una escena posterior es también el hermano quien la observa, escondido tras la puerta de su cuarto, mientras ella se masturba en la cama. En Isabelle hay tensión sexual, un deseo latente de descubrimiento de su cuerpo. Ozon muestra todo ello, en esta primera parte, con una tranquilidad controlada, con distanciamiento, sin profundizar en las motivaciones ni en los rasgos de la protagonista: con un cierto estatismo en los encuadres, con el uso de una luz natural que en ningún momento vaticina estados de oscuridad.

Es en la parte final de este primer segmento cuando Ozon rompe esta limpieza de la imagen con un plano imposible: corresponde a la escena en la que Isabelle pierde su virginidad en la playa, justo cuando ella es penetrada por un turista alemán. Ozon filma ese momento como un sueño, cuando ella gira su rostro y se ve a sí misma surgiendo, cual fantasma, en la oscuridad de la noche, viéndose a ella de pie, mirándola, contemplando ese momento sexual. Ozon cambia el punto de vista para que observemos, en plano subjetivo, lo que la doble de Isabelle ve: el movimiento acompasado de las caderas del joven haciendo el amor, el placer que ese chico siente cuando posee el cuerpo de la joven.

Después la película se traslada a la ciudad y muestra a una Isabelle cambiada. Ella aparece bien vestida, con zapatos de tacón de punta entrando en un hotel y recorriendo (en un travelling de seguimiento que la filma desde atrás) largos pasillos. Después entra en una habitación donde un hombre mayor la espera.

Isabelle: cuerpo escindido de su ser. ¿Ser real o reflejo?

Isabelle: cuerpo escindido de su ser. ¿Ser real o reflejo?

A este encuentro sexual le seguirán otros. Ozon enfrenta los encuentros con los planos del dinero que ella recibe y que esconde en el armario de su casa, imágenes que también conectan con el film francés ‘El dinero’ (1982), de Robert Bresson (otra película que hace gala de una gran frialdad expositiva, donde sus personajes quedan desnudos de los atributos humanos). La sucesión de esos encuentros sexuales se desarrolla de igual manera que en ‘Belle de jour’: Isabelle actúa como doble, como imagen-reflejo del ser que la observa (posiblemente la consecuencia de haberse contemplado a ella misma en la secuencia de la playa). No es esa proyección del subconsciente de Séverine (Catherine Deneuve) en el film de Luis Buñuel, sino algo parecido, una escisión intencionada del cuerpo respecto a su ser, una decisión de alejarse de ella misma actuando simplemente como carne, como imagen especular. Así, ella da un paso hacia el desapego absoluto: de su familia, de sus amigas, incluso de ella misma. Su vida se convierte en un juego donde la carne es materia de transacción, de intercambio de sexo por dinero. Su poder está en la seducción: en el poder y el placer de dominar a los hombres.

En la tercera parte de la película sucede un hecho  cismático, la muerte de una persona que va a desequilibrar psicológicamente a la protagonista. Será a partir de este momento cuando Isabelle viva con extrañeza esa doble vida, como si existiese en ella dos seres separados: un ser consciente de la situación en la que vive y un cuerpo autómata que únicamente funciona por deseo, por juego de poder hacia el hombre, por necesidad de valorar su cuerpo con dinero. No es de extrañar que el film finalice con un movimiento rápido de cámara, que va de la imagen reflejada del espejo al cuerpo de Isabelle sentada en la cama de un hotel. Un final no muy diferente al del film de Luis Buñuel, donde Séverine ya no era capaz de diferenciar el sueño de la realidad: en ‘Joven y bonita’ Isabelle acaba existiendo en dos cuerpos escindidos.

GERARDO CREMER

Comments
One Response to “CINE: ‘Joven y bonita’: El valor del cuerpo”
  1. oscar cine dice:

    un film interesantisimo,como casi toda la produccion de Ozon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: