CINE: ‘Enemy’: Los tres rostros de la araña

BEV ENEMY CARTEL

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 28 de marzo de 2014

*

Director: Denis Villeneuve

*

Calificación: 3 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘Enemy’

 

 

*

Primera aproximación: el miedo

*

En la novela de José Saramago ‘El hombre duplicado’, de la cual ‘Enemy’ es una adaptación bastante fidedigna, el personaje principal, Tertuliano Máximo Alfonso, es un hombre aburrido, deprimido por sus fracasos sentimentales, al que todo se le tambalea cuando descubre la existencia de un duplicado idéntico a su persona. La novela tiene un tono ligero (dentro de la complejidad simbólica que encierran la gran parte de las novelas del Nobel portugués), e incluso humorístico, cargado de continuas preguntas lanzadas al lector, como digresiones imprevisibles en la narración que terminan estableciendo axiomas como el que abre la película: ‘el caos es un orden a descifrar’, frase que expresa la novia de Tertuliano, María Paz, a mitad de la novela.

‘Enemy’, a pesar de adaptar la historia de ‘El hombre duplicado’ de Saramago de manera bastante lineal, se separa mucho de su espíritu y sobre todo de su tono. ‘Enemy’ es un film oscuro, dramático, que roza el cine de terror, que se mueve en el terreno de la pesadilla, de la alteración mental, y que comparte espacio con el cine de David Lynch y David Cronenberg.

El protagonista, Adam (Jake Gyllenhaal) es también un profesor de Historia de Universidad, como lo era Tertuliano en la novela. Denis Villeneuve incide en la descripción gris de los espacios que le rodean, también mediante el tono amarillento de las luces que prevalecen en el apartamento en el que vive. Adam es una persona que vive asustada, atrapada en una existencia anodina y repetitiva de la que no puede escapar. Villeneuve consigue ese efecto mediante la música de cuerda y percusión que acompaña la mayor parte del film, mediante el uso de fundidos en negro que hacen que el tiempo transcurra de manera rápida y reiterada, y mediante la filmación de momentos de normalidad, con tal grado de distorsión visual que nos hacen pensar en alteraciones de la mente.

Este miedo existencial permite interpretar la existencia de este duplicado de Adam, el actor de cine Anthony (también interpretado por Jake Gyllenhaal), como una proyección mental de su deseo de superación, como una clara huida de sí mismo. Así el film puede verse como un proceso de trasvase, una transformación deseada (¿mental?) de una personalidad a otra, un intento por alejarse de esos miedos que aplastan al protagonista (véase el plano de la araña gigante que se mueve por la ciudad y que en la carátula aparece localizada en la cabeza/cerebro de Adam), pero que el film demuestra que no es tan fácil de eliminar. Así podría entenderse el último, misterioso y sorprendente plano final de la película.

¿La araña que se mueve por la ciudad reside realmente en el cerebro de Adam, como la del Guggenheim Bilbao? (foto: Nuria GD).

¿La araña que se mueve por la ciudad reside realmente en el cerebro de Adam, como la del Guggenheim Bilbao? (foto: Nuria GD).

*

Segunda aproximación: la dictadura

*

Las lecciones de Historia que imparte Adam en la Universidad versan sobre las dictaduras, sobre el control de los gobiernos a la población mediante el manejo de la información, la educación y la cultura. Al inicio de la película se muestra a un grupo de personas contemplando un espectáculo que parece más relacionado con ciertos cultos sectarios o ritos masónicos que con cualquier tipo de espectáculo lúdico. La escena recuerda bastante a la ceremonia sexual de ‘Eyes Wide Shut’ (1999) de Stanley Kubrick. En un momento de este extraño culto una mujer joven sin ropa levanta una bandeja de plata dejando salir de ella una enorme araña que acaricia con su zapato.

‘Enemy’ es un film extraño, una suerte de puzle que el espectador debe ir componiendo y que termina tomando forma a partir del caos de su configuración inicial. Este caos, que es el orden a descifrar, tiene importantes similitudes con el film que dio a conocer mundialmente al director canadiense, Denis Villeneuve, ‘Incendios’ (2010), similitudes compositivas en esa sucesión de imágenes de gran belleza que, poco a poco, se organizan con otras del metraje y terminan conformando un todo, una estructura más compleja, que resulta ser controlada por mecanismos y factores externos a los protagonistas.

Algo de ello hay en ‘Enemy’. Las arañas son el símil visual de ese poder superior, algo que se refleja en los extraños movimientos de cámara en picado encima de grandes edificios (como si fuesen la visión subjetiva de un ser superior –una araña-) o en el plano que muestra las diversas catenarias de tranvías (como si éstas fuesen una tela de araña tejida en el cielo).

Si en la primera aproximación (el miedo) apuntaba el significado de la araña a un problema mental, interior (más propio de ‘La metamorfosis’ de Kafka), en esta segunda aproximación las formas amenazadoras de las arañas corresponden a la existencia de poderes externos que nosotros no controlamos y que acaban introduciéndose en nuestras casas. Poderes que bien pueden estar relacionados con comportamientos gubernamentales dictatoriales o bien ser parte de organizaciones ocultas, fuerzas fácticas, invisibles (véase el símil del ritual sectario del inicio) que son los que realmente mueven los hilos de la sociedad. Por ello, ¿la escena final del film puede relacionarse con una puesta en contacto de Adam con esas organizaciones ocultas? ¿Puede ser la mujer de Anthony un miembro más de esos grupos secretos?

Quizá ‘Enemy’ no esté tan lejos de la interpretación simbólica de ‘La guerra de los mundos’.

Quizá ‘Enemy’ no esté tan lejos de la interpretación simbólica de ‘La guerra de los mundos’.

 *

Tercera aproximación: la madre

*

Denis Villeneuve reconoce, en varias entrevistas, la influencia de la artista francesa Louise Bourgeois en su película. Evidentemente la forma de la araña que camina por la ciudad tiene su origen representacional en los trabajos de la escultora europea. Pero hay otra influencia que no se puede obviar y que es la obra que se encuentra en el exterior del museo Guggenheim de Bilbao, la araña de Bourgeois de nueve metros de altura titulada ‘Mamá’, que es un homenaje a la madre y que pone de manifiesto la duplicidad de la naturaleza de la maternidad: la madre protectora y depredadora al mismo tiempo.

El film de Denis Villeneuve tiene bastante relación con las películas de Alfred Hitchcock, no sólo en el hecho de que Adam se vea atraído por el poder seductor de dos rubias (su novia y la mujer embarazada de Anthony), sino principalmente por la presencia de una madre posesiva (Isabella Rosellini) que parece condicionarle en cualquier actuación de su vida adulta. No existe mucha diferencia entre el comportamiento dominador y destructor de la madre de Marnie en ‘Marnie, la ladrona’ (1964) de Alfred Hitchcock con el de la madre de Adam en la escena central de la película.

Se puede decir que esa persistencia del poder destructor de la madre es lo que bloquea la mente de Adam y lo que le hace buscar un cambio de identidad. Con ello, y con esta clave, quedaría resuelto el enigma final de la película. Todo se traduciría en un simple intento frustrado del protagonista.

GERARDO CREMER

 

La ‘Mamá’ de la escultora Bourgeois es el símbolo del poder represivo de la madre de Adam (Isabella Rosellini).

La ‘Mamá’ de la escultora Bourgeois es el símbolo del poder represivo de la madre de Adam (foto: Nuria GD).

 

 

Comments
2 Responses to “CINE: ‘Enemy’: Los tres rostros de la araña”
  1. Irene dice:

    Hacía mucho tiempo que no leía una crítica tan pulida y trabajada. Reconozco que buscaba otro punto de vista, pero realmente me ha fascinado el tuyo. La estructura que has utilizado, el vocabulario cuidadísimo, etc. Te agradezco mucho tu trabajo, Gerardo.
    He llegado aquí por casualidad pero ójala, ahora cuando indague, descubra que este blog está dedicado a críticas cinematográficas tuyas. Un verdadero placer.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] con forma de araña gigante, igual al monstruo que aparece en la película ‘Enemy’ –así la reseñamos en este blog-), ‘La llegada’ deja mucho que desear. Sí es verdad que sus escenas sustituyen la […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: