Elkano Browning Cream: «La música da poco dinero pero grandes satisfacciones» (+ entrevista)

El donostiarra Mikel Azpiroz, el francés Franck Mantegari y el británico Dave Wilkinson en el Antzoki (foto: Mr. Duck).

El donostiarra Mikel Azpiroz, el francés Franck Mantegari y el británico Dave Wilkinson en el Antzoki (foto: Mr. Duck).

Jueves 3 de abril 2014, Bilbao, Kafe Antzokia, 21.30 h, 5-8 €.

Pocos espectadores (50 contó Pato, entre ellos los 6 miembros de los Travellin’ Brothers, que pagaron la entrada empero estar invitados; «hay que apoyar la escena», zanjó el líder de la banda blusera, el guitarrista Aitor Cañibano) en el estreno en Bilbao de ‘UH EH’ (Mamusik-Resistencia), el cuarto disco del trío internacional y principalmente instrumental basado en San Sebastián Elkano Browning Cream (esta es su web). Yo acudí con una duda, la de si el trío en vivo podría igualar las oníricas, exóticas y evocadoras ondas del disco, pero se superaron desde el principio, desde el primer tema, ‘Xin Jiang Women’, incluido en su debut, gracias a los tres instrumentos límpidos y perfectamente equilibrados, con la batería diáfana del francés Franck Mantegari, el teclado de sonido Hammond creador del ambiente de club del líder y donostiarra Mikel Azpiroz, más la guitarra afilada y suave del británico afincado en Barcelona Dave Wilkinson, que como avisó al pedir coros en el ‘Got My Mojo Workin’’ popularizado por Muddy Waters, es guiri, pero no tonto.

El francés Franck Mantegari a tocado por ejemplo con el rastafari africano Alpha Blondy (foto: Mr. Duck).

El francés Franck Mantegari ha tocado por ejemplo con el rastafari africano Alpha Blondy (foto: Mr. Duck).

El del ‘Mojo’ fue el peor momento (entre comillas), por populista y demasiado festero, de un bolo con 13 piezas en 83 minutos. El otro cover fue el ‘Kiss And Tell’ de G. Love & Special Sauce, muy country en el caso del trío. Lo mejor del repertorio de Elkano Brown Cream fueron los originales a menudo tarareables, barnizados de exótica y apuntalados con funk, temas imaginativos sin límites estilísticos (soul, bossa, ska, blues o la progresividad del bis con ‘Owiwi’, que significa búho en yoruba, como presentó Mikel Azpiroz) y siempre evocadores (desierto, África, Al Andalus…). Los tres miembros estiraron los números en los solos improvisados de técnica jazz, la única etiqueta que acepta Azpiroz, estiramientos evidentísimos en los insertos del baterista Franck y más apreciables en los punteos de Dave (el acid jazz algo James Taylor Quartet ‘One Day King’; aquí va el vídeo) que en las ráfagas teclistas de Mikel, todo sin nunca perder el aire elegante de lounge más que abandonarse a la fiesta bailonga (‘Rich Man Poor Soul’).

Estuvo muy bien el bolo, la peña animó con ganas nos solo por amistad, y señalaremos dos hitos: ‘Theme From Zoot’, reminiscente de Los Coronas, y ‘Sugaar’, del segundo disco de Elkano Browning Cream, pieza donde cupieron clásica, folk, fantasmagorías en plan Los Munster, ska y un solo de batería, un collage bien integrado que provocó que Pato manifestara: ‘El Gran Hotel Budapest’.

OSCAR CUBILLO

Link al concierto ofrecido en Radio 3.

 

Mikel Azpiroz, ahora mismo también músico de Duncan Dhu y del cantautor Jabier Muguruza (foto: Mr. Duck).

Mikel Azpiroz, ahora mismo también músico de Duncan Dhu y del cantautor Jabier Muguruza (foto: Mr. Duck).

+++ ENTREVISTA +++

*

«La música da poco dinero pero grandes satisfacciones»

*

Arrancó en Shanghái este trío instrumental liderado por el actual teclista de Duncan Dhu

que ya ha editado el cuarto opus de ámbito internacional

*

Este es un trío musical con sede legal en San Sebastián, pero tan internacional que arrancó su carrera en Shanghái, la megalópolis que da fondo a la película ‘Her’. Apunta el líder, Mikel Azpiroz: «No he visto la película. Grabamos nuestro primer disco allí, aprovechando una estancia de un mes tocando en un club, el ‘Cotton Club’. Durante las mañanas y tardes aprovechábamos que el club estaba cerrado para grabar música con nuestro estudio de grabación móvil. Shanghái es una ciudad exagerada, muy intensa, de extremos muy marcados. Hace tiempo que no hemos ido allí y supongo que ahora lo será aún más. Fue bonito empezar allí». Ya, es que su anterior guitarrista, un bluesman con soul, el americano Matt Harding, amigo de Azpiroz, «se mudó a Shanghai en 2010 para tocar en un club de manera permanente, lo que hacía difícil seguir juntos».

Dave Wilkinson, británico residente en Barcelona (foto: Mr. Duck).

Dave Wilkinson, británico residente en Barcelona (foto: Mr. Duck).

Abundando en la capacidad global de Elkano Browning Cream planteamos a Mikel que se trata de un trío muy internacional, no solo por sus componentes, sino también por su proyección, con canciones en inglés (pocas cantadas) y muchos instrumentales de exótica. Asiente el donostiarra: «Así es. Es un proyecto internacional por su propia naturaleza. Franck Mantegari es de París, un enorme músico muy viajado y solicitado que colabora con muchos artistas africanos, como Alpha Blondy, Mamani Keita, Malouma, etc. Sabe combinar a la perfección estas músicas de raíces profundas con las tendencias occidentales actuales. Dave (Wilkinson) es un gran guitarrista y vocalista que dejó su Nottingham natal para profundizar en la música colaborando con gente como Brian Jackson, mano derecha de Gil Scott-Heron, o George Braith, saxofonista de Grant Green. Yo colaboré durante muchos años con Matt Harding y juntos tocamos en USA, China o Sudamérica. También con los australianos The Waifs. Y yo últimamente mantengo una estrecha colaboración con Jabier Muguruza en sus discos y directos, que ya hemos presentado en USA, Polonia, Marruecos… En definitiva, se mezclan por una parte nuestros distintos orígenes y por otra todas esas experiencias musicales que cada uno ha vivido. Así se moldea el sonido de Elkano Browning Cream, que lógicamente resulta internacional».

Teclista y guitarrista formado en conservartorio, Mikel es profesional: toca en varios grupos y dirige el sello Mamusik, aunque seguro que esto no le da mucho dinero. El amable donostiarra narra así su situación profesional actual: «La música da poco dinero y exige mucho trabajo, pero también da grandes satisfacciones. Es una profesión que no tendría sentido sin la componente pasional. Mi empleo es la música y mantengo dos proyectos personales y apasionantes: Elkano Browning Cream y otro de piano solo con el que edité el disco ‘Gaua’ en el 2013. Elkano Browning Cream es un trío que comparto con Dave Wilkinson a la guitarra y voz y el francés Franck Mantegari a la batería. Todas las referencias discográficas de ambos proyectos están editadas Mamusik, sello que gestiono yo mismo y distribuye Resistencia. Aparte, colaboro con otros proyectos, tanto en directo como en disco: Jabier Muguruza, Duncan Dhu, los australianos The Waifs…».

‘UH EH’ (Mamusik-Resistencia, 2014). Muchas ráfagas instrumentales con acid jazz danzón, funk JB, exótica desértica y notas lúdicas por doquier, más algunas voces evocadoras con soul. «Un viaje en el que cada parada es distinta a la anterior. A la antigua usanza, cuando los discos descubrían sorpresas sin ceñirse a patrones uniformes y huían de lo aséptico y lo perfecto», dice Mikel Azpiroz sobre estos 13 cortes en casi 66 minutos.

‘UH EH’ (Mamusik-Resistencia, 2014).
Muchas ráfagas instrumentales con acid jazz danzón, funk JB, exótica desértica y notas lúdicas por doquier, más algunas voces evocadoras con soul. «Un viaje en el que cada parada es distinta a la anterior. A la antigua usanza, cuando los discos descubrían sorpresas sin ceñirse a patrones uniformes y huían de lo aséptico y lo perfecto», dice Mikel Azpiroz sobre estos 13 cortes en casi 66 minutos.

Es verídica a la par que agradable la sentencia sobre el propósito de la música de Elkano Browning Cream, como anuncia su web: ‘Son trece temas que abstraerán al oyente de los problemas cotidianos durante los 65 minutos que dura el disco’. Si, las canciones alegran y absorben… Hasta te transportan a otros lugares. Aporta Azpiroz: «Por eso nos dedicamos a esto. Entiendo la música como un vehículo que tiene que ir siempre en el sentido positivo. Que genere un estado mejor, aunque sólo sea durante unos instantes. Desde siempre, lo que más me ha apasionado de la música es su capacidad para abstraer la mente y transportarte a otro lugar en el que los problemas se alivian».

Le preguntamos si su estilo, mayormente instrumental, puede ser calificado de acid jazz, y casi nos regaña: «Me parece un tanto simplista. Hay elementos de acid jazz, pero más los hay de blues, de afro o de música oriental. La única etiqueta ‘comercial’ que engloba todo esto es la jazz. Un jazz muy abierto y ecléctico, con elementos multiculturales». Así se refleja en su cuarto álbum, ‘UH EH’, del que apunta el autor: «Es el disco que mejor expone el alma de Elkano Browning Cream. Un trabajo crudo, ambicioso, con 65 minutos de música colorida, de muchos matices».

Lo estrenaron en Bilbao en el encuentro arriba narrado por encima, y esto nos adelantó Mikel sobre la cita: «El directo se basará en el nuevo disco, con algunas pinceladas de los anteriores. Será un concierto intenso rítmicamente, de los que empujan al cuerpo a moverse. Una oportunidad para ver la esencia del grupo y comprobar que en el disco no hay truco, sino mucha honestidad y pasión».

ÓSCAR CUBILLO

Al saludar tras acabar su sesión se felicitaron entre ellos satisfechos (foto: Mr. Duck).

Al saludar al acabar su sesión se felicitaron entre ellos satisfechos (foto: Mr. Duck).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: