Manuel Carrasco: ¡Manuel, no se puede ser más guapo! (+ entrevista)

Al inicio a solas, sentimental y similar peor mejor que Pablo Alborán (foto: Nuria GD).

Al inicio a solas, sentimental y similar pero mejor que Pablo Alborán (foto: Nuria GD).

Sábado 12 de abril 2014, Bilbao, Teatro Campos 27, 20 h, entradas de 30-a 45 €.

Al poco de arrancar su etapa bilbaína de la gira ‘Confieso que he sentido’, le chillaron desde un palco del Teatro Campos al onubense Manuel Carrasco (Isla Cristina, 1981), ex OT: «¡Manuel, no se puede ser más guapo!». Él respondió que daba gusto empezar con esos piropos, aseguró que venía a conquistar Bilbao, y lo cumplió a lo largo de 128 minutos y 24 piezas muy cambiadas respecto a las grabaciones. La sala no estaba llena (un pinchazo en su gira de llenazos; aunque se vendieron las localidades de asiento había una tierra de nadie entre los espectadores en pie pegados al escenario y las butacas) y el onubense celebró sus diez años en ruta con un concierto sincero en su cancionero y auténtico en su comercialidad: siete músicos, con a veces cuatro guitarras a la vez. Era para frotarse los ojos: Manuel como un tigre meó el terreno de Jayhawks en ‘Que nadie’ (calle tu verdad, con los focos convergiendo sobre su figura) y evocó al ‘Bobby Jean’ de Springsteen en ‘Si miras a tu alrededor’, con el piano marcando y los palcos en pie. Para frotarse los ojos, sí.

El septeto al completo empastado en la cuidada escenografía (foto: Nuria GD).

El septeto al completo empastado en la cuidada escenografía (foto: Nuria GD).

Fue un concierto medido y sentido, con una luminosidad apabullante y arropadora, visuales diferentes y sorprendentes incluso con dibujos animados (el faro), escenografía a lo Quique González y Fito Fitipaldi, arreglos bien traídos por el septeto cool (en más de dos horas, sólo se notó un par de teclados remedando metales en plan fino) y la lírica amorosa de Carrasco con su voz ronca y sus gradaciones soul a lo Alejandro Sanz, con los coros de las féminas enardeciendo el ambiente entregado (esa chica bailando abajo sola, apartada, levantando las manos y cantando, metiéndose en la canción). Y el respetable transversal e incondicional le seguía chillando al cantautor del amor, desde bravo a guapo pasando por viva la madre que te parió, viva Huelva o saluda a la novia (esto se lo espetaron unas que estaban de despedida de soltera antes de un ‘Porque’ interpretado a modo de jazz sofisticado y flotante).

Los vigorosos haces luminosos convergían a menudo en la figura onubense (foto: Nuria GD).

Los vigorosos haces luminosos convergían a menudo en la figura onubense (foto: Nuria GD).

A solas con la acústica Manuel recordó a Pablo Alborán (la inaugural ‘Entiendo’ con la letra «sé que ya no eres la misma, pero yo te siento igual»,  o la décima, ‘Menos mal’ que me encontraste, otro de los momentos verosímiles y emocionantes, con el jaleo del respetable en la ovación resultante y merecida) y en el segundo bis también en solitario se lanzó al flamenquito, o sea que se sentiría a gusto. El pop-rock andalusí lo elaboró con gusto y no tan influido por Manolo García (‘Antes de ti’ con su filo country) u Orozco (‘Otoño, octubre’ y su onda de rock americano, el ‘Aprieta’ del primer bis…). El onubense recitó como El Arrebato, roqueó como Loquillo y Revolver (‘En el bar de los pesares’), hizo folk a dúo con el violinista ambos sentados en taburetes (‘Nada es igual’), osó con ska pachanguero pero salvando el tipo (‘Tan solo tú’), triunfó en el soul, ora andalusí (‘Montañas de sal’), ora creciente (‘Y ahora’), ora procesional (abriendo el primer bis con el timbal de ‘¿Qué nos está pasando?’), ora springsteeniano (‘No dejes de soñar’, con el gentío gritando te quierooooo) y, en efecto, nos conquistó. Increíble. Entrará en nuestra lista de lo mejor del año (si llegamos, claro).

ÓSCAR CUBILLO

Pinchar aquí para ver la galería completa de fotos de Nuria GD.

Imagen a lo Quique González de sus escasos segundos al piano, en ‘Aprieta’, la canción 21ª (foto: Nuria GD).

Imagen a lo Quique González de sus escasos segundos al piano, en ‘Aprieta’, la canción 21ª (foto: Nuria GD).

 *

+++ ENTREVISTA +++

*

«Mi música no tiene caducidad»

*

El ex OT, celebridad actual del pop andalusí,

pasea su disco de platino y va llenando locales, aunque no en Bilbao

*

‘Confieso que he sentido’ (Universal, 13),

‘Confieso que he sentido’ (Universal, 13),

Antiguo liberado de las reglas leoninas de OT, Manuel Carrasco Galloso (Isla Cristina, Huelva, 1981), cantautor pop andalusí sentimental ubicable entre Orozco y Alejandro, influido por El Último y el flamenco, y por lo visto arriba mutado a músico más auténtico (soul, rock, folk…), celebra sus diez años de carrera con ‘Confieso que he sentido’ (Universal, 13), disco de platino (30.000 copias legales) que anda representando en vivo mañana en concierto. Esta que sigue es la última entrevista, la décimo octava, que concedió en sus dos días de promoción «y sonrisas» en Bilbao.

¿Recuerdas el concierto de fiestas de Bilbao en 2012 (aquí lo comentamos), ante 9000 personas?

¡No se me olvidará nunca! Tener Bilbao a mis pies cantándole en su fiesta grande… Era la primera vez que cantaba el aire libre aquí, de esa manera, y fue una noche mágica. Tuve la oportunidad de que me viera mucha gente que no me había visto en concierto, y sentí mucha complicidad con el público. Noté que la gente se lo pasó bien y eso evidentemente me llenó de felicidad.

Y en un teatro cerrado será distinto, con la gente sentada.

Parte del teatro estará sentada y parte de pie (en el patio, donde se retirarán las butacas desde la fila 13). Así que va a haber un poquito de todo. En estos conciertos la parte acústica es importante, pero también la eléctrica. Llevo toda la banda y tenemos todo muy bien preparado, con una puesta en escena muy bonita. Creo que la gente se lo va a pasar muy bien. Ahora mismo (jueves 3 de abril) vamos 19 conciertos y en 18 hemos llenado, imagínate. La media es buena, ¿no?, ja, ja… Y esta de Bilbao seguramente también será una noche mágica.

La comunión con el respetable fue constante los 128 minutos de show (foto: Nuria GD).

La comunión con el respetable fue constante los 128 minutos de show (foto: Nuria GD).

En el concierto de fiestas dijiste que tienes mucho respeto al flamenco, y cantaste un poco.

Sí, lo dije porque es verdad. Pero, hombre, nadie me quita que yo junte unos versos, o los escriba, y pueda cantar un poquito por bulerías. No deja de ser cantar unas letras bajo un compás. Lo suelo aclarar porque le tengo muchísimo respeto, y siempre digo que cuando canto estas cosas es porque estoy muy a gusto y en confianza. Entonces se me puede permitir, ja, ja…

¿Se puede decir cuál es tu público objetivo?

Tengo un público muy variado. Mucho. De todas las edades, de todos los ‘sesos’… Francamente estoy muy contento con esa parte. Y creo se debe a que mi música no es digamos una moda pasajera, sino que no tiene caducidad. Toca el corazón de la gente más joven y también de la más mayor. Estoy contento de que sea así. Mi música habla de los sentimientos, de la vida, y todos somos muy parecidos en ese aspecto, ¿no? Estamos muy cerca de los mismos sentimientos y ese es el nexo donde caben todos los públicos.

¿Por qué gusta tanto el pop andalusí en toda España, por ejemplo desde Orozco a El Arrebato, por no citarte a ti, claro?

A mí no me gusta encasillarme en estilos. Evidentemente tengo una forma de cantar muy marcada, un acento muy marcado, un timbre de voz marcado y una manera de escribir en cierto modo también muy marcada. Eso hace que suene de esa manera. Pienso que a la gente al final le acaba gustando lo que es de verdad, lo que nace de la raíz, y lo que se cree, lo que le llega, allá donde las emociones se encuentran. Eso no tiene que ver con los estilos, depende más del artista y de lo que transmite.

Manuel nos recomienda el libro ‘El mundo amarillo’ de Albert Espinosa.

Manuel nos recomienda el libro ‘El mundo amarillo’ de Albert Espinosa.

Supongo que te gustan El Último De La Fila. ¿Recuerdas la primera vez que los escuchaste?

No me acuerdo. Imagino que por la radio. Y sí que me gustan. Les he seguido toda mi vida. Han sido uno de mis grupos preferidos y además lo siguen siendo.

Dices que tienes un modo de escribir muy marcado. ¿Y te gusta leer?

También, sí. Ahora estoy leyendo varias cosas. Uno de los últimos que he leído es ‘El mundo amarillo’ de Albert Espinosa. Buenísimo, lo aconsejo a todo el mundo.

Empezaste en OT pero desde el principio te desmarcaste de ello.

Aposté por mi música, por mis canciones, por mis composiciones. Centré todas mis fuerzas en eso y en dirigir una carrera tal como yo la veía y sentía. No me importó dejar un tanto de lado esa popularidad que tuve al principio para preocuparme por lo que para mí era verdaderamente importante. Y con el tiempo, que es lo único que he necesitado, tiempo, he conseguido la popularidad que me agrada, la que parte de las canciones, de la conexión con la música.

Comenta un poco el álbum, ‘Confieso que he sentido’.

Es un disco de celebración de estos últimos años, con varias de las canciones que han marcado mi carrera. Se ha grabado en Londres, con Martin Terefe (ganador de dos Grammy), y con pedazos de músicos y a la antigua usanza: todos en directo, en un estudio, tocando todos a la vez. Ha sido increíble, porque ellos tienen un lenguaje muy particular. El pop parte de ahí y su mezcla con mi manera de tocar y cantar y escribir ha sido muy interesante. Por eso le está llegando a la gente, pienso. Y, aparte, a mí me pilla en el mejor momento de mi vida en general: profesional y personal. Eso lo estoy transmitiendo y por eso está habiendo tanta complicidad.

Te has pasado dos días de promoción en Bilbao.

Si no me equivoco, creo que he hecho 18 entrevistas. ¿Qué te parece? Ya no sé ni donde estoy. Estoy acabando contigo. Pero contento. Bilbao es una visita obligada en cada disco. No habíamos pillado el hueco para venir y aprovechando que teníamos el concierto la semana que viene, hemos venido. Agradezco el cariño que me ha dado estos dos días Bilbao, todas las sonrisas que se me han cruzado por la calle.

¿Cómo está funcionando el disco en ventas?

Está yendo muy bien. Verdaderamente está siendo de los discos más vendidos, de todo el año, tenemos platino ya incluso (30.000 copias legales). Hemos vendido más que en el disco pasado cuando hay un 20 % menos de ventas en general por la caída de la industria del disco. Imagínate. Estoy muy contento.

OSCAR CUBILLO

Saludos de la banda abrazada, hermanada (foto: Nuria GD).

Saludos de la banda abrazada, hermanada (foto: Nuria GD).

Comments
4 Responses to “Manuel Carrasco: ¡Manuel, no se puede ser más guapo! (+ entrevista)”
  1. María José dice:

    Manuel Carrasco tiene el mejor directo que puedas imaginar. Te aconsejo que lo veas si aún no lo has disfrutado. Me darás las gracias.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Ahí hubo actitud y decir que a menudo pensé en Loquillo, es quedarse corto, pues el septeto en la introducción de la penúltima pieza, ‘Gloria’, emuló a AC/DC e incluso Dalma graznó como Bon Scott (mierrrrrda, me tengo que jubilar: en el periódico puse en la última pieza, ‘Galilea’, por culpa de las notas enmarañadas, la similitud de las grafías y por una razón subliminal: al empezar ‘Gloria’, en realidad la penúltima, Dalma dijo adiós y pareció la última, que a la postre resultó ‘Galilea’ cuando reapareción por sorpresa). El caso es que todas las damas que esa noche rozaron el cielo tenían razones objetivas, no sólo subjetivas. Eso fue la caña de España, queridos lectores, y el repertorio suministraba sin cesar temas poderosos con el delirio del rock y las melodías del pop, todo con estribillos conocidos por la parroquia, que los entonaba a pleno pulmón. Y cuando parecía que llegaba el momento del típico lento para tomar aire, éste crecía a veces desde las bases sintéticas para adentrarse en unas gradaciones de soul conmovedor como las de Alejandro Sanz, porque a ver si vamos acabando con los prejuicios y asimilando que estos números 1 del pop comercial español a menudo graban discos de producción suave, que no moleste a las posibles compradoras mayores, pero en vivo se salen de la tabla, como hace poco Manuel Carrasco en el Teatro Campos (aquí lo contamos). […]

  2. […] 3.- Manuel Carrasco, abril, Teatro Campos. Un pinchazo de público en una gira triunfal. El cantautor pop andaluz y con actitud dio un show auténtico y con sensaciones que no logran ni Quique González, ni Antonio Orozco, ni… ¿lo decimos?… Fito & Fitipaldis. Vale, habrá quien opine: no es lo mismo. En efecto: Manu Carrasco fue ese día mejor también que Alejandro Sanz. […]

  3. […] ‘Confieso que he vivido’ (con inesperado pinchazo de público en Bilbao, en el Teatro Campos; así lo contamos y lo elegimos entre los mejores de los 383 conciertos que vimos en 2014), Carrasco se movía en septeto de rock americano a lo Fito o Quique González, ahora continúa en […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: