Juana La Del Pipa + Tamara Tañé: Dos generaciones gitanas jerezanas

Final de fiesta en quinteto, con Chicharito, Gregorio, Juana, Tamara e Higuero (foto: Mr. Duck).

Final de fiesta en quinteto, con Chicharito, Gregorio, Juana, Tamara e Higuero (foto: Mr. Duck).

Viernes 25 de abril 2014, Bilbao, Hotel NH, 22 h, entrada con consumición obligatoria.

Los denominados Trasnoches Flamencos de Bilbao conforman un ciclo hotelero donde ‘la consumición da derecho a entrada hasta completar aforo’. Se crea buen ambiente y los disfrutan gente normal y aficionados de verdad, de esos que no sienten pudor a la hora de interpelar, elogiar e incluso halagar a los oficiantes interrumpiéndoles a mitad de sus discursos y sus cantes. Eso pasó el viernes en un salón blanco del Hotel NH, con tres cuartos de entrada. Había gente venida de Valladolid y Pamplona, y vimos a Guille de Magic Teapot y a un pakistaní ignoramos si turista ocasional, aficionado cabal o estudioso profesional de los orígenes indostanís de los gitanos, pues esa noche dos cantaoras calés protagonizaron la sesión doble: Tamara Tañé (1984, Jerez, del barrio de San Miguel o La Plazuela, con estilo más melódico) y Juana La del Pipa (1948, Jerez, del barrio de Santiago, de compás más marcado). Ambas compartieron el plantel con Chicharito y Gregorio al arte y compás más el seguro Antonio Higuero al toque.

Tamara, más melódica, del barrio de San Miguel (foto: Rocío).

Tamara, melódica, del barrio de San Miguel (foto: Rocío).

Abrió plaza Tamara Tañé (Jerez, 1984), que en unos 47 minutos y 5 cantes obró superando nervios y timidez, ganando tablas, sonando jonda pero moderna, controlando sin romper de modo premeditado, con la guitarra de Higuero evolucionando por debajo de su nivel habitual. Pero resultó un pase más que correcto y muy competente. Nos perdimos la primera pieza («bulerías por soleá, bastante buenas, por cierto», nos informó el cantaor bilbaíno Juanjo Navas; este es su Facebook), pero lo pasamos bien con las restantes: buenos cantes de Levante; las malagueñas suavitas en la onda de Estrella Morente al final con Higuero haciendo caballitos, Tamara dando palmas y un taconazo y el respetable respondiendo con olés y ovación; alegrías de Cádiz correctas pero no muy fluidas ya en cuarteto; y buen final por bulerías con Tamara en pie, con voz racial, popular y templada, bailando y cantando sin micro, con pasaje coplero diciendo «mardigo tus ojos verdes», en referencia a La Paquera de Jerez (aquí va un YouTube similar de ella por bulerías).

Juana La Del Pipa dice que es analfabeta y que canta desde las entrañas y el corazón (foto: Rocío).

Tamara nos dejó con buen sabor boca y, tras un descanso de 25 minutos, con la boca abierta de par en par de principio a fin nos dejó Juana La Del Pipa (Jerez, 1948), que en 38 minutos y 6 cantes (fin de fiesta en quinteto incluido) regaló un arte que ya no se estila por puro jondo, con una garganta rota, rajada, rugosa y masculina que empujó a un connoisseur a llamarla purista y a lo que ella replicó: «Os voy a decir algo, cariño. No sé si mi cante es puro, porque cuando me veo yo no me gusto. Siempre siento que me falta algo, porque no sé ni leer ni escribir. Lo que hay sale de mis entrañas y de mi corazón».

Juana, del barrio de Santiago, jonda y más tendente al compás (foto: Rocío).

Juana, del barrio de Santiago, tendente al compás (foto: Rocío).

Antes un «Dios te bendiga» le había espetado otro fan nada más salir ella a escena escoltada por los tres hombres, con un Higuero mucho más suelto y confiado, más alto y tendente a los adornos en las seis cuerdas, y con el palmero Chicharito todo el rato sonriente de puro contento, sabedor del duende de la Juana. Ella empezó con voz cazallosa y masculina, con sabor añejo, por tientos tangos, con los palmeros gozando del momento y la cantaora poniéndose en pie sin micro. En la soleá, quizá la cima de la cita, se rompieron algunas copas y ella se le quedaron los ojos llorosos. Luego rota y reverberante resonó severa desde su propia estética en los fandangos, y en Lola Flores pensé no sé por qué durante las seguiriyas con un conseguido interludio de la guitarra de Higuero. Al acabar las seguiriyas dijo Rocío: «lo vive, te mete dentro de la película, es muy sentío, como dicen ellos». Y Juana acabó por bulerías, en pie, otra vez llorosa empero la algarabía del jaleo (aquí va un YouTube con bulerías, con Moraíto). A modo de bis se sumó a la fiesta una Tamara temerosa de la colosa, pero la chica aguantó el tipo en las bulerías con bailes de los palmeros incluidos. De lo mejor del año 2014 Juana La Del Pipa, oigan. Pato todavía se estremece al evocar ese trasnoche y repite sobre su novia: «Rocío sigue emocionadísima».

OSCAR CUBILLO

Juana La del Pipa logró que sus subalternos la escudaran felices de escucharla y de disfrutarla (foto: Mr. Duck).

Juana La del Pipa logró que sus subalternos la escudaran felices de escucharla y de disfrutarla (foto: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: