CINE: ‘El hobbit: la desolación de Smaug’: Supeditado a la franquicia

bev el hobbit la desolación de smaug

 

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno en cine: 13 de diciembre de 2013

Lanzamiento en DVD: 8 de abril de 2014

*

Director: Peter Jackson

*

Calificación: 2 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘El hobbit: la desolación de Smaug’

*

 

Un año después de la publicación, en este mismo blog, de la crítica positiva de la primera entrega de la nueva trilogía tolkieniana sobre la Tierra Media, ‘El hobbit’ y de las esperanzas depositadas en sus siguientes películas, se lamenta comprobar que estas expectativas se han visto frustradas al visualizar ‘La desolación de Smaug’ tras su estreno en DVD y Blu-Ray.

 

Aventuras sepultadas por franquicias y blockbusters

El primerísimo plano del ojo del dragón Smaug se transforma en el ojo del león del famoso emblema de la MGM. Este efecto de suprimir la objetividad de los créditos fusionándolos con el sistema narrativo es un claro acto de autoconsciencia narrativa. Y es que el peso de la franquicia ‘El señor de los anillos’ lo envuelve todo. También, en el primer plano de la película, vemos salir de un local a Peter Jackson comiendo una zanahoria: un cameo que no tiene otro fin que el de advertir del control al que va a ser sometido ‘El hobbit: la desolación deSmaug’.

La estructura del film se basa en el modelo blockbuster y en absoluto en la novela de Tolkien, modelo que a su vez se soporta en las estructuras de las novelas best-sellers, esto es: la diversidad de localizaciones, la forma capitulada por episodios autónomos y los desarrollos narrativos fuertemente remarcados por las sucesiones causa-efecto (manteniendo un interés por lo que va a ocurrir en el siguiente capítulo). Y como todo blockbuster que se precie, el interés de este último film de Jackson se focaliza en los momentos de espectacularidad alcanzados por estos episodios autónomos.

Por otra parte, la forma de la película y ciertos toques introducidos en algunas de sus escenas son referenciales a la franquicia, aunque este juego de referencias, de llamadas, nos recuerda que estamos ante una pieza más de un todo llamado ‘El señor de los anillos’. Así, todo resulta excesivamente conocido en ‘El hobbit: la desolación de Smaug’: el insistente movimiento aéreo y envolvente de la cámara recorriendo los paisajes exteriores, que filman a los personajes en picado, alcanzándolos desde lo lejos y luego superándolos para sacarles de campo; el uso reiterado de la música no diegética, con claro carácter narrativo, cuyos temas el espectador reconoce (al ser parte de la franquicia) y le adelantan la naturaleza de la secuencia que van a contemplar; la aparición de personajes de la primera trilogía en la segunda, sin un claro peso narrativo, únicamente con el fin de ser identificados por el espectador (véase por ejemplo la llegada del elfo Legolas – interpretado por Orlando Bloom- para salvar a los enanos de las arañas gigantes en el Bosque Negro), o, lo más llamativo, la repetición de bloques enteros narrativos que se asemejan a las estructuras de ‘El señor de los anillos: las dos torres’: la travesía por el Bosque Negro de los enanos semejante a la de Pippin y Merry por el bosque de Fangorn, el ejército de orcos que el Nigromante envía para iniciar la guerra al final de ‘La desolación de Smaug’ copia de ese ejército de uruks que Sarumán manda contra Rohan en ‘Las dos torres’, y, por supuesto, todas las semejanzas argumentales y visuales de las experiencias que Bilbo Bolsón (Martin Freeman) al colocarse el anillo, similares a las del hobbit Frodo.

bev el hobbit la desolación de smaug 3

Un juego entre amigos más que una película

Si algo llama la atención en ‘El hobbit: la desolación de Smaug’ es la nueva relación establecida entre Steven Spielberg y Peter Jackson a partir de ‘Las aventuras de Tintín: el secreto del Unicornio’. La película, tanto en su diseño de producción como en su concepción argumental, busca ecos referenciales con el ‘Indiana Jones y la última cruzada’ de Spielberg y Lucas. No sólo por el hecho de que el diseñador de producción de ‘El hobbit’, Dan Hennah (ganador del Oscar en 2003 por ‘El señor de los anillos: el retorno del rey’), se haya inspirado en la temática del cine medieval y de las Cruzadas para desarrollar los escenarios de la Ciudad del Lago sino, también y principalmente, en las similitudes que se encuentran en la secuencia de la entrada al Templo Secreto del Cañón de la Media Luna para conseguir el Santo Grial en ‘Indiana Jones’ y la entrada de Thorin (Richard Armitage) y Bilbo al interior de la Montaña Solitaria para coger la Piedra del Arca en ‘El hobbit’. El intercambio de estilos (o las intromisiones spielbergianas en el film de Jackson) son constantes y evidentes: así, la huida de las mazmorras de las cuevas elfas de los enanos dentro de unos barriles de vino a través de los rápidos del Río del Bosque (la escena más famosa de la película) recuerda a esa secuencia similar de los protagonistas escapando en los carros de una mina en ‘Indiana Jones y el Templo Maldito’.

Por otra parte, la presencia de Guillermo del Toro como participante (después abandonando el proyecto tras la quiebra de la MGM) en la gestación y guión de ‘El hobbit’ se hace notar de manera llamativa en alguna de las escenas presididas por los efectos digitales: en especial en la secuencia del ataque de las Arañas Gigantes y, sobre todo, en la escena del ataque del dragón Smaug a los enanos. Esta última escena tiene mucho del amor de Del Toro hacia el cine fantástico de serie B y pueden verse en ella fuertes similitudes con la lucha final de Hellboy contra el Principe Nuada en ‘Hellboy 2: el ejército dorado’, dirigida por el propio Del Toro.

bev el hobbit la desolación de smaug toneles

 

Lo más sobresaliente: la dirección de arte de Dan Hennah

En esta ocasión, y a diferencia de la primera entrega, ‘El hobbit: un viaje inesperado’, el factor aventura (como proceso de iniciación y descubrimiento) da su relevo a estructuras narrativas en secuencias de bloques que son introducidas de manera rimbombante por primeros planos de ciertos personajes (como por ejemplo, el mago Gandalf –Ian McKellen-) que anuncian lo que va a suceder a continuación. Nuevamente la fuerza y el éxito de estas secuencias independientes (casi aisladas de la narración) se deben a la imaginería visual de Peter Jackson y a su director artístico, Dan Hennah. De Jackson se debe resaltar su tendencia a la saturación (como los movimientos envolventes de una cámara nunca estática filmando a sus personajes o la música perseverante de todas las escenas) y de Hennah sus monumentales y siempre sorprendentes trabajos de escenificación en los sets de rodaje. De estos sets son novedosos los escenarios de la cálida casa de Beorn (los pilares de madera y la chimenea de piedra en esa especie de establo donde el atrezo – la mesa y las sillas- remarcan la diferencia de altura de la bestia y los enanos), las mazmorras de las cuevas del Bosque de los Elfos, la Ciudad del Lago, de tono frío y azulado, complejísimo conjunto de sets donde el agua, que forma canales y sirve de entrada a casas, parece inundar todo el espacio, y, principalmente, la estancia de las montañas de oro donde Smaug reside, escenificación que por su desnudez y belleza se ha convertido en el referente visual de la película.

GERARDO CREMER

Comments
One Response to “CINE: ‘El hobbit: la desolación de Smaug’: Supeditado a la franquicia”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] cerrar la secuencia no concluida de la entrega anterior, ‘El hobbit: la desolación de Smaug’ (así se reseñó en este blog), y finaliza con la larga batalla, de cuarenta y cinco minutos, que da título a la película. Pero […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: