‘El Juez’: El regreso de Josep Carreras

Saludos de Carreras al final de la eficiente ópera (foto: Mr. Duck).

Saludos de Carreras al final de la eficiente ópera (foto: Mr. Duck).

Martes 29 de abril 2014, Bilbao, Teatro Arriaga, 20 h, entradas de 14 a 47 €.

Después de doce años centrado en recitales y conciertos, el tenor internacional catalán Josep Carreras (Barcelona, 1946) ha regresado a la ópera estrenando en Bilbao ‘El Juez-Los niños perdidos’. Se programaron tres días de función y, aunque estábamos invitados al estreno (todo el papel agotado), optamos por acudir el segundo día (se vendieron mil butacas, pero no las de mala visibilidad; por cierto, aún quedan entradas para el último día, el viernes 2 de mayo) pensando en que la obra estaría más rodada y menos atenazada por los nervios y menos disturbada por la pasión de los melómanos venidos los menos de allende los mares para el gran evento: por ejemplo Pato contó a una docena de damas orientales, entre ellas varias japonesas, alguna ataviada con vestido tradicional.

Dos carteles de la obra anunciándola en zona chunga bilbaína, entre las calles Bailén y San Francisco (foto: Mr. Duck).

Dos carteles de la obra anunciándola en zona chunga bilbaína, entre las calles Bailén y San Francisco (foto: Mr. Duck).

En ‘El juez’, la eficaz dirección escénica de Emilio Sagi se ejecuta sobre una escenografía oscura y tan minimal como funcional; algunos opinantes alegan carencias de un presupuesto comedido, pero están muy bien resueltas las ambientaciones y se debe felicitar al escenógrafo Daniel Bianco. Con tal marco se desarrolló una obra tétrica, tenebrosa, trágica, tendenciosa y ternurista. Con libreto de Angelika Messner, la historia bastante folletinesca trata sobre la magnificada leyenda de los niños robados durante el franquismo (sin citarlo, dándolo todo por sabido). Le lastra el mensaje anticlerical evidente y, en la evocación a esa otra época, en el momento más totalitario y marcial de la ópera… sonó música de hilo soviético, ja, ja. (Y, esto lo comento como un aparte, cuando los muñecos de bebés cayeron por sorpresa desde el techo, eso pareció una metáfora antiabortista.)

El techo del Arriaga, pero de aquí no cayeron los muñecos de bebés (foto: Mr. Duck).

El techo del Arriaga, pero de aquí no cayeron los muñecos de bebés (foto: Mr. Duck).

La Orquesta Sinfónica de Bilbao, magníficamente dirigida por David Giménez, ni falló ni paró ni un instante y llegó a apabullar a lo largo de una partitura con miles de detalles compuestos por Christian Kolonovits (con experiencia en el rock). Los momentos más de masas actuantes de la ópera en cuatro actos y tres horas con descanso y ovaciones, fueron tan clásicos como los de ‘Los miserables’ o modernamente alienantes, con los figurantes vagando sin alma.

El libreto, anticlerical, incidía en el papel malévolo de una monja, conocedora de los niños robados (foto: Mr. Duck).

El libreto, anticlerical, incidía en el papel malévolo de una monja, conocedora de los niños robados (foto: Mr. Duck).

Entre las voces destacaron, por su vocalización y poderío, las del bajo Carlo Colombara, el malo de la película, un actor que dominaba la escena, y las de los tenores José Luis Solá, con su fiabilidad, facilidad y naturalidad al cantar diáfanamente, y la del maestro Josep Carreras, que aunque algo encorvado y con un maquillaje que no le favorecía a no ser que se pretendiera resaltar un alma torturada y en conflicto intestino, supo hacer brillar su leyenda y desparramar una capacidad profesional a la que los expertos pocas tachas podrán poner, aunque según fuentes bien informadas el día del estreno voló más alto que este martes.

OSCAR CUBILLO

Saludos de casi todo el plantel, sin Carreras aún pero con la niña figurante (foto: Mr. Duck).

Saludos de casi todo el plantel, sin Carreras aún pero con la niña figurante (foto: Mr. Duck).

Gesto reflexivo de la gloria lírica española (foto: Mr. Duck).

Gesto reflexivo de la gloria lírica española (foto: Mr. Duck).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: