Cuban Sound Project: Sin mordiente

Una pareja lanzada al baile al son del Cuban Sound Project (foto: La Reina).

Una pareja lanzada al baile al son del Cuban Sound Project (foto: La Reina).

Viernes 9 de mayo 2014, Bilbao, EXIB Música, La Alhóndiga, 21 h, entrada libre.

A priori aparecía como una de las más apetecibles propuestas del EXIB Música, ya saben, el primer congreso profesional celebrado en Europa para unir lazos entre la industria iberoamericana, la actuación de la big band sonera Cuban Sound Project (este es su Facebook), gran formación de 14 miembros radicada en Madrid y compuesta por cubanos emigrados y residentes en este ‘país plurinacional’, como definió a España su director, Demetrio Muñiz. A la postre la cita resulto insatisfaciente, no sólo por el sonido algo insuficiente y los arreglos a veces modernistas, sino también por la poca mordiente aportada por los músicos, que aparecieron en escena muy elegantes y atildadamente trajeados pero adolecieron de cierta falta de actitud.

Los tres cantantes, con Demetrio Muñiz a la izquierda e Idoris Duarte en el centro (foto: La Reina).

Los tres cantantes, con Demetrio Muñiz a la izquierda e Idoris Duarte en el centro (foto: La Reina).

En 45 minutos ejecutaron 8 piezas con algunos arreglos de big band, abundante percusión afro y voces a veces de crooner no muy atinadas. Había tres cantantes, piano de cola, vientos esporádicamente swing y las infecciosas percusiones, y quizá éstas lograron poner en danza a bastantes parejas multinacionales deseosas de mostrar sus habilidades. El director del Cuban Sound Project, Demetrio Muñiz, ofició engolado y halagador en sus introitos (al poco de empezar ya soltó: «Para eso trabajamos: ya veo muchas caras sonrientes por aquí. Para esto es la música»), presentó chachachá y mambo (éste con coros oe-oe que no calaron entre el público, excesivo alargamiento instrumental buscando un groove timbero que no se produjo e intentos modernizantes futiles), contó que «la guaracha cuenta anécdotas simpáticas y el bolero es lo más trágico… o amoroso», y afirmó que la música de los 40-50 es la mejor («la de siempre», aunque «la obra cumbre de Ernesto Lecuona» ‘Siboney’ la entonó muy mal la chica, Idoris Duarte) durante un encuentro con el mentado sonido mejorable y algún hito tipo ‘El bodeguero’ o ‘No tengo dinero’ (aquí va un YouTube de este tema con el vestusto Reinaldo Creagh invitado más las presentaciones de la banda).

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: