Kenny Garrett Quintet: Casi perfecto

El quinteto de Garrett, con el percusionista a la derecha, junto al gong (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El quinteto de Garrett, con el percusionista a la derecha, junto al gong (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Martes 20 de mayo 2014, Bilbao, Sala BBK, 20 h, 18 €.

Dos conciertos de maestros de talla mundial a la misma hora un martes en Bilbao: en el Teatro Arriaga el flautista turco y místico Omar Faruk, y en la Sala BBK el saxofonista yanqui y coltraniano Kenny Garrett, antaño escudero de Miles Davis. Sobre Omar nos cuenta una fuente flautista: «El concierto fue bonito. Omar canto y tocó la flauta con virtuosismo y emoción haciendo música oriental tradicional, con aires del sufismo -como él mismo explicó- fusionados coqueteando con el jazz e incluso con recuerdos del flamenco en algunos de los solos de la guitarra y el teclado. La actuación del kanun fue notable y potente la percusión. Uno de los percusionistas es su propio hijo. El público yo diría que a gusto y muy atento, pero tampoco fascinado…».

A la misma hora que Kenny Garret, Omar Faruk sopló en otro local bilbaíno (foto: Teatro Arriaga).

A la misma hora que Kenny Garret, Omar Faruk sopló en otro local bilbaíno (foto: Teatro Arriaga).

Nosotros fuimos al bolo de Garrett, a quien ya le vimos sobre el mismo escenario en noviembre de 2012, pero repetimos estimulados por el sabor bárbaro que nos dejó esa sesión. Esta vez Kenny Garrett (Detroit, Michigan, 1960), al frente del mismo quinteto, dejó el pabellón aún más alto y traía disco nuevo, ‘Pushing The World Away’ (Mack Avenue Records, 2013; aquí va una reseña con extractos musicales). En 139 minutos y 13 cortes sin apenas interrupciones arrancó glorioso, se atascó por la mitad y remontó con magnificencia hasta sublimar al respetable en un bis con espirales de reiteraciones minimales en duelo con su baterista que merecieron una larga y sentida ovación más el consabido final funk a lo Maceo Parker ‘Happy People’, con sus falsos finales y la peña tarareando contenta.

‘Pushing The World Away’ (Mack Avenue Records, 2013).

‘Pushing The World Away’ (Mack Avenue Records, 2013).

Reiniciemos: el principio fue sencillamente magistral, con Kenny sin dejar de soplar durante doce intensos minutos («podría dedicarse a inflar colchonetas de playa», observó Pato) al frente de su combo modernista, negro y atildado. Fue una pieza con los hispanismos de Chick Corea (su novedosa ‘Hey, Chick’), un tema agudo de fraseos expansivos, con el saxo barritando inabarcable hasta que el líder se retiró de escena dejando al trío base dale que te pego con el pianista soleando con la vibración de McCoy Tyner. Continuó el quinteto en pleno con un tema percusionista latino y total, el síncope y brillante a la par que alegre y elegante ‘Chucho’s Mambo’, y la sesión prosiguió en la cima inicial con bop incisivo y los músicos interactuando, atentos entre todos. Ahí se estaba creando la música al instante, y pensé que era imposible de trasladar tal emoción a una grabación.

Al de 42 minutos y tres piezas casi se desinfla la cosa durante una mediocre, lúdica y facilona (casi infantil) composición caribeña (‘J’ouvert’, dedicada a Sonny Rollins), más un tema melódico pianista y muzak que generaron una crisis de un cuarto de hora. No obstante, los cinco músicos volvieron a emerger y a poner caras de felicidad en números étnicos ondulantes con soplidos al soprano y salmodia vocal a lo Godspeed You! Black Emperor (‘Pushing The World Away’), hard bop raudo a lo Sonny Rollins con estupendos redobles del baterista, latin jazz sofisticado con espacios para la improvisación, el relax de Miles, ecos coltranianos sobre la base del ‘Señor Blues’ de Taj Mahal, más una versión normalita del ‘Say A Little Player’ de Aretha Franklin antes del mentado y apoteósico bis, con esa primera pieza de prólogo minimal algo Nyman más epílogo climático por reiterativo, y con el funk danzón con la gente en pie para cerrar. Y yo me pregunto: ¿sería consciente Kenny Garrett del bajón de tensión del ecuador? Seguro que sí.

OSCAR CUBILLO

El Kenny Garrett Quintet en la fiesta funk final con ‘Happy People’ (imagen de móvil: Mr. Duck).

El Kenny Garrett Quintet en la fiesta funk final con ‘Happy People’ (imagen de móvil: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: