Cristina Branco: Cálida y fina

Ricardo Dias (piano), Bernardo Moreira (contrabajo), Cristina Branco (voz) y Bernardo Couto (guitarra portuguesa) llenaron la Sala BBK (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Ricardo Dias (piano), Bernardo Moreira (contrabajo), Cristina Branco (voz) y Bernardo Couto (guitarra portuguesa) llenaron la BBK (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Miércoles 21 de mayo 2014, Bilbao, III Ciclo ‘Noites de Fado’, Sala BBK, 20 h, 20 €.

BEV CARTEL 3 NOCHES DE FADO(La delicada vocalista Cristina Branco (Almeirim, Ribatejo, 1972) comenzó su trayectoria en el campo del jazz pero se redirigió cuando su abuelo le descubrió la melancolía de Amália Rodrigues. Es una de las muchas cantantes apadrinadas por el guitarrista Custódio Castelo, quien actuó en el ciclo ‘II Noites de Fado’, en 2013. Cristina Branco, residente en Holanda, nos visitó con su triple disco ‘Idealist’ (2014), un compendio de sus 17 años de carrera que propalará a lo largo de 2014 en una ochentena de conciertos que recalarán en catorce países, algunos de ellos México, Israel, Irán, Rusia…).

Entradas agotadas con antelación el miércoles en la Sala BBK para el tercero de los cinco conciertos del tercer ciclo Noites De Fado. De momento, es el segundo show ‘sold out’ del programa. Ante un respetable de mayoría femenina ofició con los ojos cerrados la fina, morena, lánguida, tímida, guapa y de pelo corto Cristina Branco (Almeirim, Ribatejo, Portugal, 1972), ataviada con vestido negro con bolsillos donde escondía sus manos y con los brazos desnudos, ubicada en el centro de un cuarteto con piano de cola de arreglos jazz, pues ella proviene del jazz. La sesión de 20 piezas (una instrumental) en 90 minutos cursó creciente y siempre dominada por la bonita, delicada y bien educada voz de la Branco («es muy cálida», observó La Reina), que cuando más apretó en la emoción y el ritmo más ovaciones cosechó, lo que sucedió en la segunda parte del listado.

El triple antológico ‘Idealist’ (Universal, 14)

El triple antológico ‘Idealist’ (Universal, 14)

Residente en Holanda, Branco vino estrenando su antología triple ‘Idealist’ (Universal, 14), y como ella dijo en cercano y suave y femenino castellano (goza de éxito en Argentina y también canta tango): «Gabon, buenas noches. Vamos a compartir nuestra cultura y nuestra lengua. Es un placer enormísimo estar con vosotros. Presentamos una antología de 17 años que debemos compartir en 90 minutos».

Entre el repertorio del amor tan a menudo ausente, del mar y la distancia física y espiritual, y de la tierra lusa encabezada por Lisboa, hubo fado de siempre, tradicional y dinámico en ‘Se não chovesse (Fado súplica)’ (aquí va el clip), o el que parecía escuchado en el barrio de Alfama ‘Fria claridade’, o los alegres ‘Meu amor é marinheiro’ (un fado feliz, como introdujo ella) o la despedida definitiva con ‘Maria Lisboa’, de alegría tropical. También hubo fados actualizados, caso del inaugural ‘Não e desgraça ser pobre (Fado menor do Porto)’, el modernista y popero que gustaría a Pablo Alborán ‘Trago um fado’ o el también de ritmo alegre ‘Sete pedaços de vento’.

La languidez de la antaño cantante de jazz y hogaño renovadora del fado (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

La languidez de la antaño cantante de jazz y hogaño renovadora del fado (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Lo mejor de Cristina Branco es que no se limita a repetir los cánones establecidos, sino que gusta de adentrarse en exploraciones sónicas (la onda minimal algo Nyman de ‘Alice no pais dos matraquilhos’, ‘Longe do sul / Lejos del sur’ con su piano tanguero, la canción melódica de ‘História do tempo’) y de mirar a otras latitudes, como en las ondas melódicas de la griega Eleftheria Arvanitaki (‘Fado da partilha’; aquí va un YouTube con la misma alineación de la Sala BBK), los destellos brasileños (‘Foi por ela’, con tatareo, o ‘Bomba relógio’ sobre el amor entre el hombre persistente y la mujer resistente, «como pasa aquí en España», sostuvo), las concomitancias con los vecinos norteños gallegos (resonó a Luz Casal de cámara en ‘Navio triste’, brotó la similitud folk en ‘Carta a Miguel Djédjé’, escrita en su etapa africana por José Alfonso) o Irlanda (la levedad new age onda Clannad en ‘A Case Of You’).

OSCAR CUBILLO

Semblanza de Cristina Branco firmada por Carlos Benito.

Saludos tras el bis (imagen de móvil: La Reina).

Saludos tras el bis (imagen de móvil: La Reina).

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: