Madison Violet: Majas y guapas (+ entrevista)

Las canadienses fueron novias durante nueve años (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Las canadienses fueron novias durante nueve años (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Domingo 1 de junio 2014, Bilbao, 21º Ciclo Musiketan, 20 h, 12 €.

bev musiketan cartelEnamoraron las dos simpáticas canadienses de Madison Violet el domingo en la última sesión del 21º Musiketan en la Sala BBK. Con la morena Lisa mirando siempre en busca de aprobación a su ex novia Brenley, rubicunda y aún más guapa al natural que en foto, las chicas rompieron el hielo y las barreras idiomáticas contándonos lo típico del txakoli y los pintxos por Euskadi (todo el día sin parar desde el jueves, confesaron), hablándonos de sus prolíficas familias en el pueblo donde todo el mundo sabe lo que haces, y tocando 18 canciones en 80 minutos con sonido perfecto, variedad estilística, bastante tristeza temática (el asesinato del hermano de Brenley en ‘The Woodshop’, las separaciones sentimentales…), muy buena labor vocal de ambas (desde el susurro a lo agudo, entre Lucinda Williams o Dolly Parton y Crosby, Still & Nash) y mayor importancia instrumental de Lisa (violín, guitarras eléctricas y acústica) que de Brenley (acústica, armónica, percusión).

Las muy majas y guapas cantautoras consiguieron palmas y coritos del público mixto (‘Come As You Are’) y con mucha clase apuraron su cara country, desde los destellos de bluegrass tracionalista (el violín de Lisa, la pieza de despedida ‘Rock-a bye Home’) hasta la vertiente alternativa, actual y melancólica (por ejemplo en ‘Ransom’), pasando por el country-folk para todos los públicos de ‘Ohio’ (aquí va un YouTube en vivo) o la versión del ‘Ooh Las Vegas’ de Gram Parsons. Además se arrimaron al rock americano (‘Crying’ algo Elliott Murphy, ‘Lauralee’ inspirada por una chica rebelde de sus años de instituto), apuntaron piezas con más potencial transversal que cabrán en su próximo álbum (‘Operator’), jugaron con la tecnología sin abusar (el loop de violín en ‘Home’) y se beneficiaron del uso indistinto del género al cantar en inglés, pues ya se ha dicho que son lesbianas y al cantar de amor casi siempre les sirven las letras para ellos y ellas.

ÓSCAR CUBILLO

Brenley MacEachern, la más rubia, de edad incógnita, y Lisa MacIsaac, la morena, de 34 años.

Brenley MacEachern, la más rubia, de edad incógnita, y Lisa MacIsaac, la morena, de 34 años.

 

+++ ENTREVISTA +++

*

«Nos llevamos mejor ahora que siendo novias»

*

El 21º Musiketan se cerró con las guapas y delicadas Madison Violet,

un dúo canadiense de country-folk modernista conocido por su lesbianismo militante

*

El XXI Musiketan acogió al dúo femenino de Toronto, Canadá, Madison Violet, formado por las hermosas Brenley MacEachern, la más rubia, de edad incógnita, y Lisa MacIsaac, la morena, de 34 años, quien avanzaba sobre su concierto: «Vamos a actuar como dúo y sí que sonará el violín. ¡Lo toco yo!, je, je… Brenley y yo viajamos con una plétora de instrumentos entre las dos. Ambas somos multi-instrumentistas, lo que convierte el show en más interesante, no sólo para el público, sino para nosotras también».

Ambas son lesbianas y en su día fueron novias, como informa Brenley: «Durante nueve años años estuvimos juntas como pareja, pero hace cinco años nos dimos cuenta de que nuestra música era más sólida que nuestra relación personal. Todavía nos peleamos y a veces deseamos matarnos una a la otra, pero en realidad nos llevamos mejor ahora de lo que nunca lo hicimos siendo novias».

Su último disco, ‘The Good in Goodbye’ (11), está marcado por esa separación sentimental, como explica Lisa: «‘Lo bueno del adiós’ fue un álbum que Brenley y yo escribimos durante e inmediatamente después de nuestra ruptura personal. Al componer creo que estábamos buscando una salida a nuestras emociones, intentando encontrar un lugar feliz durante esa época oscura. Literal y figuradamente estábamos procurando hallar lo bueno de nuestro adiós».

Lisa toca más instrumentos en el dúo pero siempre está pendiente de Brenley (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Lisa toca más instrumentos en el dúo pero siempre está pendiente de Brenley (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Haciendo un sencillo cálculo matemático, Linda y Brenley se enamoraron cuando se conocieron. «Madison Violet comenzó hace catorce años, en el 2000, en Toronto, después de un encuentro casual en un restaurante llamado ‘The Green Room’», evoca Brenley. Al principio se hacían llamar Madviolet, pero se rebautizaron Madison Violet. No obstante, sus referencias siguen siendo las mismas, según Brenley: «Estamos muy influidas por diferentes estilos, el pop de los 60, el disco de los 70, el sonido de los sintetizadores de los 80… Neil Young, Cat Stevens, Nick Lowe, The Stone Roses, Postal Service, Broken Bells, Gillian Welch, Johnny Cash, Dolly Parton, Lucinda Williams, The Bee Gees… Amamos a todos ellos y cada uno encuentra una vía de entrar en nuestro cerebro cuando nos sentamos a componer».

Al preguntarles si se consideran un proyecto pop, o country, o folk, responde la rubicunda Brenley: «Acabamos de grabar un nuevo álbum que se publicará en otoño y que tendrá más posibilidades de caer en la categoría de indie pop. Contendrá un poco de disco, de folk, de pop, de ‘americana’… Es como un crisol de nuestras influencias».

Madison Violet nos respondían desde San Sebastián: «¡Estamos en Donostia disfrutando de un café! Hemos girado por el Reino Unido durante 5 semanas, así que es agradable estar aquí, ¡en un país con cultura cafetera! Sólo hemos podido beber té durante todo ese tiempo y pensamos que el café soluble es un pecado. Dicho sea sin ánimo de ofender a los ingleses y los escoceses. Los vascos saben cómo hacer un buen expreso».

La rubiales Brenley, la jefa del dúo, ha visitado cuatro veces España (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

La rubiales Brenley, la jefa del dúo, ha visitado cuatro veces España (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Ironizaba Brenley, quien no era la primera vez que nos visitaba: «Esta es mi cuarta vez en España. La primera vine de mochilera a Europa, cuando me gradué de la universidad. Pasé por Barcelona y me enamoré de la ciudad y volví por mi cuenta unos años más tarde, para explorar la ciudad en bicicleta. Cuando conocí a Lisa volamos a Inglaterra para grabar nuestro primer disco, ‘Worry The Jury’ (2004), y decidimos pasar la Navidad en España a mitad de la grabación. Volamos a Málaga y visitamos Ronda y Sevilla en tren y autobús. Pasamos el día de Navidad en el tren hacia Sevilla y nos dimos cuenta de lo mucho que amamos a este país. También giramos por las provincias vascas con el cantautor Ron Sexsmith en 2008. Tenemos la esperanza de convertirlo en un hábito, je, je…».

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: