Travellin’ Brothers Big Band: A todo lujo, a toda máquina

Grupo, orquesta y coral rezumando lujo (foto: Bizkaia En Vivo Facebook).

Grupo, orquesta y coral rezumando lujo (foto: Bizkaia En Vivo Facebook).

Lunes 23 de junio 2014, Leioa, Boulevard, 20 h, entrada libre.

‘Magnolia Route’ (Gaztelupeko Hotsak, 14).

‘Magnolia Route’ (Gaztelupeko Hotsak, 14).

El lunes, día de San Juan, el de la noche de las sanjuanadas, de las hogueras, actuaron en las fiestas de su pueblo, Leioa, los Travellin’ Brothers (esta es su web). Presentaron en casa su último disco, ‘Magnolia Route’ (Gaztelupeko Hotsak, 14), en formato completo, en total 29 personas, a saber: los seis del grupo base, los ocho metales de la big band (repetido Alain, del grupo) más las dos coristas, los dos invitados especiales (el donostiarra Mikel Azpiroz al Hammond y el americano Dan Cabanela a la guitarra y voz), más el coro La Kantoria, con su director y once tiernas jovencitas escotadas, con pajaritas y con las melenitas peinadas a la derecha según se las miraba. 29 intervinientes, y no 30 porque faltó un trombón.

El ambiente era festivo: olor a alcohol en el asfalto, vasos de plástico, cuadrillas de jóvenes de ambos sexos uniformados con colores, muchos niños atentos delante del tablado y familias. La explanada del boulevard se llenó y a la luz de la tarde la elegantemente ataviada TBBB (Travellin’ Brothers Big Band) triunfó a lo largo de un show de 15 temas en 96 minutos bastantes ágiles, pues el cantante Jon Careaga no se alargó en los chistes (lo digo sin acritud). La velada arrancó con la locomotora swing, tuvo un pasaje central variado con el sexteto base, y se acabó en gradación con la aportación deluxe y transversal de la coral femenina.

En el prólogo, el sexteto en pie se puso campero (tabla de lavar, melódica…) versionando a Leadbelly (‘There’s A Man Going Around Taking Names’), y para la segunda pieza salió la big band, con las dos coristas (la violinista de siempre y la nueva, una mulata cubana vestida a la antigua), y la cita empezó a brillar con el boogie orquestal ‘Magnolia Route’ (metales muy bien arreglados y la suntuosidad americana de la Brian Setzer Orchestra), el homenaje al ‘Mack The Knife’ de Bobby Darin (su ‘Payback Time’, en plan Colin James, con coreografías de los metales), el mambo ‘Creole Queen’ (bien arreglado, con frases en castellano y final en éxtasis; este es el clip) y el blues lento de BB King ‘Sweet Little Angel’ (con el cantante Careaga bajando entre el público y la gradación echando humo).

La última adquisición, la corista habanera y elegante (foto: Lorenzo Pascual).

La última adquisición, Mora Silva, la corista habanera y elegante (foto: Lorenzo Pascual).

Acabó la primera parte, se quedaron los seis Travellin’ Brothers solos en escena e hicieron funk (‘Come To Daddy One More Time’, alargado buscando la fiesta), y seguidamente con el convidado Cabanela a la voz se arrimaron al country (‘Song For You’, al principio con guiño a Johnny Cash y al final con épica americana), e hicieron un poco de R&R con Dan y Mikel, en octeto (‘Oh, What A Shame’), hasta que entraron las chicas de La Kantoría para un standard góspel (‘This Little Light Of Mine’, etéreo y con las coristas bailando).

El sexteto base a solas en el prólogo acústico de Leadbelly(imagen de móvil: O. C. E.).

El sexteto base a solas en el prólogo acústico de Leadbelly(imagen de móvil: O. C. E.).

En el epílogo se reincorporó la big band, y con la coral más la banda el boulevard rezumaba clase y lujo y ya ni olía a kalimotxo. Cayó swing mejor que el de la Roomful Of Blues (‘Ballroom 24’), blues vibrante con poso de Nueva Orleáns y coros celestiales (‘Morning Rain Blues’), funk-rock que remitió a los Blues Brothers (‘Love Joy & Happiness’) y más onda de Nueva Orleáns (‘Midnight Train’), antes de la despedida, la coda, con el himno góspel ‘When The Saints Go Marchin’ In’, con la casi treintena humana evacuando el tablado y el sexteto base tocando entre el público, a modo de particular fin de fiesta, con aires de Nueva Orleáns también.

OSCAR CUBILLO

La chavalería de Leioa contenta con el lujo de sus fiestas, aquí banda, orquesta y coros con los invitados Azpiroz al Hammond más Cabanela a la armónica (imagen de móvil: O. C. E.).

La chavalería de Leioa contenta ante el lujo de sus fiestas, aquí el combo Travellin’ Brothers más la orquesta y la coral femenina local con los invitados Azpiroz al órgano más Cabanela a la armónica (imagen de móvil: O. C. E.).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: