38º Getxo Jazz / Jack DeJohnette Trio: Duro de roer (+ entrevista)

Ravi Coltrane al saxo tenor (el hijo de John Coltrane), Jack DeJohnette a la batería (un señor que tocó alguna vez con John Coltrane) y Matt Garrison al bajo eléctrico y efectos electrónicos (el hijo de un contrabajista habitual de John Coltrane) en un concierto donde hubo dos adaptaciones de John Coltrane: ‘Spiral’ y ‘Countdown’ (foto: Mr. Duck).

Ravi Coltrane al saxo tenor (el hijo de John Coltrane), Jack DeJohnette a la batería (un señor que tocó alguna vez con John Coltrane) y Matt Garrison al bajo eléctrico y efectos electrónicos (el hijo de un contrabajista habitual de John Coltrane) en un concierto donde hubo dos adaptaciones de John Coltrane: ‘Spiral’ y ‘Countdown’ (foto: Mr. Duck).

Jueves 3 de julio 2014, Getxo, Plaza Biotz Alai de Algorta, 21 h, 12 €.

BEV 38 GETXO JAZZ cartelSin abandonarse a los redobles de antaño debido a la merma lógica de sus facultades físicas, el legendario baterista Jack De Johnette (Chicago, 1942) dio el jueves en el 38º Getxo Jazz un concierto difícil, duro de roer, pero pocas deserciones se apreciaron entre los más de tres cuartos de entrada bajo la carpa de la plaza Biotz Alai, o sea que se reunió un público curioso y de calidad que recompensó con ovaciones crecientes las digresiones del trío completado por un Ravi Coltrane que con su saxo marcó las mejores escaladas y un Matt Garrison que aportaba colchones de bajo eléctrico sincopados y como yendo siempre su bola.

La sesión ascendente de siete piezas en 100 minutos comenzó con exploraciones free aparentemente improvisadas (ruiditos, golpes de batería, escalas saxofonistas del soprano en corto…), y, aunque a veces daba la sensación de que sonaban a músicos en primeros ensayos en el local, en general se notó que había poso, que los tres instrumentistas se conocían y confiaban entre sí. Y así, entre divagaciones, progresividad astral, cierta marcialidad pop (episódica, cierto) y bastantes reflejos de Sun Ra, gracias a las melodías y al hard bop servidos por Ravi Coltrane el repertorio medró. Quizá fue tornándose más convencional, con perdón, desde su arranque con el original colectivo ‘Atmosphere’ y las revisiones de Wayne Shorter (‘Footprints’) y John Coltrane (‘Spiral’), hasta el epílogo marcado por la balada lírica de Miles Davis (‘Blue In Green’, con DeJohnette al piano en el tema más bonito) y rematado con una ácida revisión de Lee Morgan (‘The Sidewinder’, una desconstrucción sincopada que mereció una laaaarga ovación ) más el bis bop repitiendo a John Coltrane (‘Countdown’, con el saxo de Ravi otra vez comiéndose todo el pastel).

OSCAR CUBILLO

Al golpear, el rostro del mítico baterista reflejaba esfuerzos, pero supo mantener el tipo (foto: Mr. Duck).

Al golpear, el rostro del mítico baterista reflejaba esfuerzos, pero supo mantener el tipo (foto: Mr. Duck).

+++ ENTREVISTA +++

***

«No todo el jazz es sinónimo de libertad»

***

Escudero de Miles Davis y pionero de la fusión,

el veterano baterista Jack DeJohnette sugirió su leyenda ante un público curioso y atento

***

La figura con más calado histórico de las cinco cabezas de cartel del 38º Festival Internacional de Jazz de Getxo  ha sido el mítico baterista Jack DeJohnette (Chicago, 1942), también pianista y compositor, escudero rítmico de una legión legendaria de jazzmen entre los que destaca el trompetista Miles Davis, a quien acompañó entre 1969 a 1972 y con quien grabó LPs como ‘Bitches Brew’. DeJohnette, que a los cuatro años ya estudiaba piano y es uno de los fundadores de la fusión según los anales jazz, actuó en Getxo con su trío, completado por dos hijos de otras leyendas: Ravi Coltrane al saxo (hijo de John Coltrane) y Matt Garrison al bajo eléctrico (hijo de Jimmy Garrison, contrabajista escudero de Coltrane entre 1961-67).

La semana pasada telefoneamos a casa de Jack De Johnette, en Nueva York. Eran las 13.30 y parecía estar comiendo según respondía, haciendo ruido en recipientes de plástico y de vidrio.

¿Qué música escuchaba de niño?

Pop, blues, góspel, clásica… Una mezcla de músicas.

¿La oía en la radio, en discos, en conciertos…?

La oía en la radio. Y en discos.

Nació en Chicago. ¿Le gusta el blues?

En Chicago hay muchos intérpretes de blues. El blues está por todas partes. Tenías a Muddy Waters, a T-Bone Walker, cómo se llamaba… a Buddy Guy, a Nina Washington… Por citar varios.

Imagino que vería en directo a algunas de esas leyendas.

Vi a intérpretes como Lightnin’ Slim, Howlin’ Wolf, a esa gente. Y a montones de músicos de jazz y de pop también.

Jack de niño tocaba el piano y de chaval y de casualidad empezó a tocar la batería (foto: Mr. Duck).

Jack de niño tocaba el piano y de chavan y de casualidad empezó a tocar la batería (foto: Mr. Duck).

¿Por qué eligió tocar la batería?

En el instituto. Tocaba en la banda del instituto. Un chico dejaba la batería en mi casa, y empecé a tocarla. La compaginaba con el piano y fue un proceso natural.

¿Sus músicos favoritos, pues además toca el piano?

Son muchos. En Chicago oía muchos álbumes de jazz. Por ejemplo de Charlie Christian, además de Ahmad Jamal al piano, Charlie Parker (hace ruidos comiendo), Thelonius Monk, Art Blackey & The Jazz Messengers, Miles Davis… Charlie Mingus… Es que hay muchos para nombrar. Bill Evans…

¿En su opinión, por qué Miles Davis le fichó para su banda? ¿Qué le atrajo de su estilo?

No fue cuestión de gustos, sino que él deseaba que yo contribuyera a su música. Y él me ayudó a que me desarrollara como músico. Eso es lo que sucedió.

¿Qué tipo de persona era Miles Davis? Parece que muy agria y arisca. Según lo que se lee en su autobiografía.

Acerca de Miles no te creas todo lo que puedas leer. No. Miles, muy en su interior, tenía una parte realmente dulce, una parte divertida. Era una persona altamente creativa que necesitaba sentirse estimulada todo el tiempo. Mirando hacia delante constantemente, por eso su música siempre cambiaba. Yo lo pasé muy bien con él. Fue una buena época. Fue estupendo para mí.

Un trío de jazz libre y confiado, intergeneracional y radicado en Nueva York (foto: Mr. Duck).

Un trío de jazz libre y confiado, intergeneracional y radicado en Nueva York (foto: Mr. Duck).

¿Por qué hay tanta libertad en el jazz, sobre todo para un músico?

Bueno, no todo el jazz es sinónimo de libertad.

Ya, pero el jazz que usted toca, sí. Usted no repite el viejo swing, el añejo boogie woogie…

¿Sabes?, yo he tocado de todo. El jazz te da la oportunidad de experimentar y de hacer cosas diferentes dentro del género. En la música clásica, o en otras músicas, no hay tanto espacio para la improvisación. En ellas sólo has de tocar la música de modo correcto. Lo que pone en las partituras. El jazz es un espacio para la libertad, para expresar e intentar cosas diferentes. Sucede sobre todo en la música instrumental, aunque en gran parte de la música clásica has de tocar lo que está escrito, la partitura.

¿Por qué a la mayoría de la gente le gustan tanto los solos de batería?

Bueno, a mí me gustan los solos de batería si los toca un buen baterista. Si no, a la gente no le gustan y nadie sonríe. Sin embargo, un solo de batería no es diferente a un solo de saxofón. Ambos son música. Ambos significan lo mismo. O sea que no establezcas diferencias entre instrumentos. Yo toco música a la batería, que es un instrumento.

¿Cómo será su show en Getxo?

Será ‘great’ (estupendo). Ja, ja… Vamos a tocar algunos originales, algunos standards, y cosas frescas que nunca hemos tocado antes. Nos gustan las improvisaciones.

Tiene un disco nuevo llamado ‘Special Edition’. ¿Va a tocar algún corte de este álbum?

No, no, no… Esta vez voy con mi trio, con Ravi Coltrane.

¿Por qué le gusta el estilo de su saxofonista, Ravi Coltrane?

Es un intérprete original, tiene un gran presente y el modo en que toca mantiene el interés del público. Lo mismo digo de Matt Garrison (contrabajo), que posee un talento asombroso, mucho. Toca el bajo eléctrico y efectos electrónicos también. Pienso que va a haber muchas sorpresas esa noche y tocaré algunas piezas al piano.

No es la primera vez que actúa en España. ¿Qué le gusta de aquí?

Ah… Me gusta la gente, me gusta parte de la arquitectura… ¡Y la comida!

OSCAR CUBILLO

Segundos saludos, tras el bis coltraniano (foto: Mr. Duck).

Segundos saludos, tras el bis coltraniano (foto: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: