CINE: ‘El Amanecer del Planeta de los Simios’: Las claves de una franquicia

BEV EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS CARTEL

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 18 de julio

*

Director: Matt Reeves

*

Calificación: 2 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘El amanecer del planeta de los simios’

*

La franquicia

*

Parece que la 20th Century Fox ha acertado en su apuesta por crear una nueva franquicia de éxito basada en la serie ‘El Planeta de los Simios’. Aquí, a diferencia de las razones que llevaron a continuar la saga del universo distópico de Pierre Boullé (trasladado a imágenes en la obra maestra de Franklin J. Schaffner en 1968) debido al impacto que supuso la imagen de una Estatua de la Libertad destruida en una playa, en este segundo y actual periodo no puede decirse que la apuesta por la continuidad de la franquicia naciese del ‘remake’ de Tim Burton estrenado en 2001, quien no sólo demostró que se hallaba en el inicio de su ocaso, sino que su apuesta por dar una visión de que los simios no eran más que una prolongación evolutiva de la raza humana, en su proceso autodestructivo, no llegó a cuajar y ni siquiera llegó a ser entendida (a pesar de ello, la película funcionó correctamente en taquilla, dando beneficios a la productora).

La fuerza de una imagen fue origen de la franquicia ‘El planeta de los simios’ en los años 70 por la 20th Century Fox.

La fuerza de una imagen originó en los 70 la franquicia ‘El Planeta de los Simios’ de 20th Century Fox.

Quizá debido a este error de apostar por Tim Burton en vez de por James Cameron, han tenido que trascurrir 10 años para dar continuidad a la saga. También ha llevado a la 20th Century Fox a replantearse muchos aspectos de la producción, como el hecho de dedicar la mayor parte del presupuesto a los efectos visuales para la animación de los simios, la clara decisión de prescindir de directores-estrella (normalmente empeñados en transformar toda propuesta de producción en un universo personal) en favor de directores de cine independiente de calidad cuyos primeros films han conseguido sorprender a crítica (es el caso del director inglés Rupert Wyatt con ‘The Escapist’, de 2008, y firmante de la primera parte de la actual saga de los simios, y del americano Matt Reeves con ‘Monstruoso’, de 2008, autor del film que nos ocupa), la apuesta por guiones que prescinden de la complejidad en favor de narraciones que buscan modelos conocidos (también comerciales y sin riesgo), la inversión en géneros en sus aspectos más identificativos, y en utilizar como base del diseño de producción escenarios conocidos para trasladados a la pantalla de manera realista (el Puente de San Francisco, el bosque de secuoyas Parque Nacional Muir Woods).

Olvidándonos del personalísimo y frustrante remake de Tim Burton, se puede decir que la nueva franquicia ha comenzado con ‘El Origen del Planeta de los Simios’ (2011), un film en donde destacan todos estos aspectos de producción arriba enunciados, en especial, la fisicidad gestual lograda en la animación de los simios (destacando el personaje de César, gracias a la técnica ‘motion capture’ y a la interpretación de Andy Serkis, nuevamente el Gollum de ‘El Señor de los Anillos’ disimulado en la técnica de animación por ordenador), la utilización de escenarios reconocidos para la escenificación cinematográfica y que remiten al mundo de Hitchcock, y, principalmente, la importancia de la narración en la definición de los personajes, muy por encima de sus aspectos de cine-espectáculo.

Motion Capture es el sistema visual utilizado por la 20th Century Fox para dar mayor realismo a las historias de la saga.

Motion Capture es el sistema visual utilizado por la 20th Century Fox para dar mayor realismo a las historias de la saga.

En este film de Wyatt era también curiosa la filiación a la serie B (tanto en el diseño de producción como en la línea genérica del guión), en especial el diseño de la cárcel de monos (excelente diseño del Biodome en el patio de la cárcel), como la definición de acciones y personajes en las escenas con los carceleros o los experimentos con los monos en el laboratorio. Digamos que todo en el film roza lo inverosímil salvo que se admita su clara pertenencia al género fantástico. Por eso resulta arriesgada la apuesta por la verosimilitud narrativa emprendida por la 20th Century Fox. En la nueva franquicia el realismo de la imagen tiene una importancia especial, hecho que permite que el guión pueda bascular por diferentes géneros sin que se creen rupturas de verosimilitud. Por ello, en la primera entrega, además de esas conexiones con el cine fantástico de serie B, también funcionaba la narración melodramática además de la del cine de aventuras de ‘descubrimiento’.

*

Mantener un criterio

*

Está claro que la productora americana busca mantener la coherencia de su franquicia, sin alterar las líneas de éxito de la primera entrega. Sí es verdad que hay un cambio de criterio, una visión más oscura y violenta respecto a la entrega anterior, pero este endurecimiento de la historia también es compensado con una dulcificación exagerada en los comportamientos humanos de los protagonistas.

Para dar este giro de timón a la trama y acercarse a una visión más salvaje y desoladora (digamos que apocalíptica) de la humanidad, la productora cuenta en esta ocasión con el director independiente Matt Reeves, que ya había sorprendido con el ‘mockumentarie’ de terror ‘Monstruoso’, un film en donde la fisicidad del monstruo que asolaba Nueva York era vivido por el espectador (o por el protagonista invisible de la cámara) con un extraño realismo donde las imágenes de destrucción de la ciudad estaban demasiado presentes en sus retinas (Reeves consigue la misma sensación de incredulidad que se tuvo el día de los atentados contra las Torres Gemelas). Con ‘Monstruoso’ se alcanzaba esa sensación de inmediatez, de continuidad visual (Reeves demuestra en el film un claro dominio del plano-secuencia), que tiene cierta influencia de la estética de los video-juegos.

En ‘El Amanecer del Planeta de los Simios’ Reeves se preocupa por conservar las características de la serie pero imprimiendo un cierto toque personal. Digamos que para el argumento de la nueva película se necesitaba un director que se sintiese cómodo con cierta visión desoladora del mundo, que dominase la imagen de esa naturaleza salvaje que existe en el hombre (claramente, en esta segunda entrega el simio actúa como un símil del hombre), que prestase especial atención al realismo (excelente la escena inicial de la caza de ciervos por los simios), pero que al mismo tiempo fuese capaz de ofrecer algo nuevo, en especial esa capacidad por captar la realidad inmediata que se ejemplifica en la escena-secuencia de la toma del tanque por el simio Koba, en una escena que parece ser una filmación documental de una acción militar. En la película hay muchas otras escenas donde el plano tiene una duración superior al del cine actual (en donde dominan los planos cortos y cercanos), algo que da valor a un Matt Reeves que potencia los planos generales y los planos secuencia.

La escena bélica de la toma del tanque (filmada con un solo plano) es claramente la más destacada de la película.

La escena bélica de la toma del tanque (filmada con un solo plano) es claramente la más destacada de la película.

Si curiosamente ‘Monstruoso’ destacaba por el poso melodramático que punteaba la narración (en esas grabaciones guardadas en el móvil del protagonista), en ‘El Amanecer del Planeta de los Simios’ este componente endulzante, claramente impuesto por el guion, termina siendo el gran lastre de la película. Un guion empeñado en demostrar el ‘buenismo’ de una sociedad siempre mantenida a flote por personas de buena voluntad, en una historia en donde los límites humanos entre hombre y simio quedan diluidos. Por ello, aunque en el film existan dos bandos, hombres y monos, civilización y salvajismo, ellos mismos acaban distribuyéndose según sus características morales (religiosas, familiares, en términos de ideología conservadora norteamericana) y no por su propia naturaleza animal.

GERARDO CREMER

Comments
2 Responses to “CINE: ‘El Amanecer del Planeta de los Simios’: Las claves de una franquicia”
  1. Me pareció un auténtico tostón, aparte de un paquete y un coñazo esta secuela (nunca mejor dicho). Me gustó mucho la anterior película, con César en su apogeo, y flipé cuando en esa primera parte los simios se montan en los caballos. De este ‘Amanecer’ me parece absolutamente rechazable la humanización de los monos, y es risible cuando hablan por señas, como sordomudos evolucionados. Aparte, como película, me resulta infantil (a pesar de la violencia), pesadísima (había momentos en los que pensaba que no pasaba nada), larguísima (y para contar casi nada), infantil, buenista y ternurista (diálogos emotivos empalagosos con una música de fondo tan sentimental que parecería de broma si no diese grima), aparte de excesivamente tecnológica en las escenas simiescas de masas, con tanto ‘motion capture’ que se le nota el cartón al ordenador hasta casi parecer dibujos animados o juego de ordenador en alguna batalla. A veces noté efluvios de serie B de los 80, y quizá el director habría debido tirar por el ambiente apocalíptico de la serie ‘Walkin Dead’, cuya influencia a menudo rezumaba con descaro en este Planeta de los Macacos, como le llaman en Portugal.

  2. oscar cine dice:

    Sin llegar a los extremos de mi tocayo,es cierto q es una secuela muy inferior a la anterior,un filme estupendo.yo tambien noto una cierta influencia del fantastico ochentero de serie b.la verdad q no entiendo el porque de los entusiasmos criticos con esta.en fin…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: