Fiestas de Bilbao 2014 / Los Brincos: En las bodas de oro

El público que llenaba hasta desbordarla La Pérgola (foto: Peru Urresti / El Correo).

El público que llenaba hasta desbordarla La Pérgola (foto: Peru Urresti / El Correo).

Sábado 23 de agosto 2014, Bilbao, La Pérgola, 23.30 h, entrada libre.

Los Brincos celebraron sus 50 años en una Pérgola repleta que cantó hitos como ‘Anduriña’, ‘Lola’ o ‘Borracho’

 

El sábado se acabaron los conciertos de la Semana Grande de Bilbao. Los mejores los han ofrecido estos por orden de calidad global: los metaleros Unbreath, el musical Los Miserables, el ex Pereza Leiva, los folkloristas vascos Korrontzi con la Sinfónica de Bilbao, Los Brazos imperiales y el melancólico Eñaut Elorrieta de KenZazpi en solitario. Los que más me han gustado fueron los de Leiva y Los Brazos.

El segundo sábado la elección era clara: La Pérgola, recinto presuntamente pureta, viejuno y demodé, donde actuaron Los Brincos, que andan de bodas de oro, pues dijeron en varias ocasiones que empezaron en 1964. Su bolo se nos pasó en un santiamén. No se hizo nada larga su sucesión de canciones más populares de lo que parece (Miss Madeira coreó o bailó casi todas, y por edad no le pillaron Los Brincos, ¿eh?), y sí se hizo pequeña la carpa de La Pérgola, con tanta peña viéndolos desde fuera del recinto. Siempre contamos que en La Pérgola se organizan buenos conciertos y el peligro es que alguna señora te propine un codazo para defender su sitio.

En esta Semana Grande el viernes en La Pérgola actuaron Fórmula V, cuyo guateque fue referido en la presentación por los propios Brincos, que nada más arrancar comunicaron que ya se habían enterado de que la víspera había habido fiestón con Fórmula V. Lo de Los Brincos fue también una suerte de fiesta comunitaria. En 98 minutos encadenaron 26 títulos, repitiendo en el bis su gran hit ‘Mejor’. Salieron con traje, corbata y sombreros, en plan unos Blues Brothers de saldo, o de outlet, y estuvieron bien, aunque un poco menos bien que la vez anterior que les vi en La Pérgola, en 2008 (este artículo escribí para El Correo), porque su pegada fue inferior: el sábado sonaron menos roqueros, más ralentizados, con menos vigor físico propio, sin ningún ánimo de desbordar a su audiencia y con medido afán por dosificar las fuerzas. Aparte, la voz del cantante, Miguel Morales, hermano del difunto Junior e integrante del grupo desde la segunda época, allá por 1968, pareció perjudicada pues no entonó muy bien, al final se le escapó un gallo y nos dio por pensar que igual estaba enfermo y salió a cumplir el expediente.

BEV LOS BRINCOS GRUPO 2 PERU URRESTI

No obstante, fue un buen concierto, levemente en gradación y sostenido en un repertorio histórico al que ciertas letras parecen ahora demasiado juveniles e incluso ingenuas. Los Brincos se asemejaron a un grupo de versiones de ellos mismos, en los temas en inglés parecieron un grupo de karaoke por resultar menos cercanos (aunque les quedó bien el rock and roll beatleniano ‘I Try To Find’, un ‘rocata’ como lo definieron ellos), y alcanzaron varios hitos coreados por La Pérgola en pleno, sobre todo estos tres: ‘Lola’ (aquí va un clip catódico de época), una suerte de ranchera tipo Los Secretos que culminó con el respetable cantando en plan habanera, el divertido ‘Borracho’, donde la peña se sabía hasta los efectos especiales y los repetía hasta con gestos (tururú), y un ‘Anduriña’ de la España regional en búsqueda de la modernidad.

Sin rezumar demasiada actitud pero afortunadamente sin pecar de nostálgicos (en estos bolos suelen resultar inaguantables los chistes de abuelos y achaques, chistes por otra parte evitables y de los que no hicieron uso Los Brincos), los históricos émulos españoles de los Beatles abrieron con un buen ‘Flamenco’, luego hicieron garaje en ‘Baila la pulga’, su ‘Sola’ podría ser versionada por el indie rock español actual, ‘El segundo amor’ llegó cargado con lalalás desarrollistas, ‘Nadie te quiera ya’ resultó tan actual como lo harían Lori Meyers, ‘Pareces gitana’ también resonó desarrollista, en la primera interpretación de la correcta ‘Mejor’ la voz principal seguía renqueando, ‘Un sorbito de champán’ les quedó lisérgica tipo Love, ‘A mí con esas’ aflamencado y ‘Bye Bye chiquilla’ muy rock-a-billy, y ‘El pasaporte’ podría darles paso al Azkena Rock Festival, ahí es nada. Historia viva del rock español, ni más ni menos.

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: