CINE: ‘El Niño’: Dignidad profesional

 

 

BEV EL NIÑO CARTEL

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 29 de agosto

*

Director: Daniel Monzón

*

Calificación: 3 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘El Niño’

*

 

La escena de inicio del puerto de Algeciras y una pequeña secuencia posterior donde se presenta un barco pesquero faenando son muestras claras de las intenciones visuales de Daniel Monzón: remarcar la importancia del trabajo en el contexto de la película ‘El Niño’ al mismo tiempo que pondera el realismo de la imagen. Si el realismo encuentra su modelo en la renovación del thriller policiaco americano de los años 70, especialmente en su film apertura ‘French Connection’ (1971) de William Friedkin, el profesionalismo va a servir como representación visual de uno de los rasgos fundamentales de ambos protagonistas de la película.

La configuración del guión de Jorge Guerricaechevarría se basa en confrontar dos historias paralelas con la intención clara de remarcar sus diferencias y buscar finalmente un punto de encuentro. Ambas narraciones se localizan en un espacio realista y se contextualizan dentro de una problemática socio-política española que está moldeada, al mismo tiempo, con las codificaciones del cine de género, el policíaco. De esta forma son las acciones las que configuran a los personajes dentro de un marco conocido y realista, y, por lo tanto, son éstas las que permiten ponerles en oposición cuando ellos se enfrentan. Si en el haber de Guerricaechevarría se halla el logro de un buen equilibrio en el complejo entramado narrativo, al mismo tiempo que ha sabido confeccionar las escenas de acción como mecanismo de generación y consolidación de los rasgos de los personajes, permitiendo así que en el encuentro final entre el policía Jesús (Luis Tosar) y El Niño (Jesús Castro) exista una identificación mutua de valores humanos, en el haber de Monzón está el lograr quitar ese peso idealista, intelectual, abstracto, preconfigurado de la escritura para enmarcar la narración en algo más ligero, más cercano y empático, identificable con el contexto nacional, regido por las bases del género cinematográfico y sustentado por el realismo.

Luis Tosar, el policía, identificable con el contexto nacional y regido por las bases del género cinematográfico.

Luis Tosar, el policía, identificable con el contexto nacional y regido por las bases del género cinematográfico.

La primera línea de acción corresponde a la obsesiva búsqueda de pruebas contra un traficante de droga, ‘El Inglés’, quien utiliza su ubicación entre las fronteras de tres países (España, Marruecos y Gran Bretaña –Gibraltar-) para operar como espectro inaprensible, mediante su seguimiento por parte de una pareja de policías, Jesús y Eva (Bárbara Lennie). Jesús, además de su tenaz obsesión por cazar al traficante que le emparenta con el ‘Popeye’ (Gene Hackman) de ‘French Connection’, posee características hawksianas como la integridad y dignidad en el ámbito profesional, la responsabilidad por terminar una misión con valor superior al de la propia vida, la importancia de la amistad masculina, el trabajo en equipo, la supresión del sexo (Jesús nunca contempla a Eva como mujer sino simplemente como una profesional más) y el riesgo y la actuación impulsiva más que reflexiva. Las escenas de esta primera línea narrativa tienen su contextualización socio-política (fácilmente reconocible para el espectador español), como son las fronteras y el tráfico de drogas, la corrupción policial, las mafias, la violencia islámica, el racismo o la falta de trabajo, y quedan perfectamente enmarcadas en sus motivaciones genéricas: los seguimientos mediante prismáticos o mecanismos de audio en lugares como el puerto o las calles de Gibraltar, las persecuciones en coche, o las conversaciones con compañeros en las dependencias policiales.

Aunque la película sitúa los momentos de acción más importantes en un espacio que resulta original para el género (si se obvia la serie y la película de 2006 ‘Corrupción en Miami’), como son las patrullas de seguimiento marítimo en helicóptero. Aquí es donde el director Daniel Monzón y el guionista Jorge Guerricaechevarría confrontan con mayor virulencia la validez de los valores del protagonista: la acción impulsiva se asocia al peligro y el peligro le acerca a la muerte y al sentimiento de culpa. La dicotomía fundamental del cine de Howard Hawks de confrontar la acción individual con el trabajo en equipo, el ímpetu con la reflexión, la dignidad profesional con el riesgo a perder la vida, se pone en evidencia en la mejor escena de la película, la del abordaje de la lancha pilotada por El Niño por el helicóptero en el que vuela Jesús.

Las escenas de persecución de la lancha con un helicóptero de la policía cargadas de realismo y ‘fisicidad’.

Las escenas de persecución de la lancha con un helicóptero de la Policía cargadas de realismo y ‘fisicidad’.

Esa fortaleza de los personajes y esa unión a las leyes genéricas funcionan mucho mejor gracias a la selección de actores. Cómo sucede en ‘Río Bravo’ (1959) o en ‘Sólo los ángeles tienen alas’ (1939) de Howard Hawks con el físico del actor reconocido y la pre-identificación por parte del espectador de sus valores y sus rasgos específicos, en ‘El Niño’, y sólo en la parte narrativa de los policías, se opta por actores consagrados que prestan sus facciones y su físico, o sea sus clichés más conocidos, otorgando, como el protagonista Tosar, fuerza física y determinación con su cuerpo y su rostro y prestándose a intervenir personalmente en las escenas de acción, o los secundarios, Vicente (Sergi López), dando entidad al superior jerárquico de Jesús con su físico orondo y su rostro bonachón (representación de ese valor de obediencia y mesura que carece Jesús), y el compañero de helicóptero, Sergio (Eduard Fernández), perfecto para encarnar la imagen de policía débil, incapaz de sobrellevar y mantener los valores idealizados caracterizados por Tosar.

La segunda línea de acción narrativa corresponde a una historia de amistad, la que existe entre ‘El Niño’ y ‘El Compi’ (Jesús Carroza), dos jóvenes andaluces en un entorno sin expectativas de trabajo que tienen una oportunidad de conseguir dinero fácil mediante el tráfico de drogas al asociarse con un joven marroquí que les introduce en una banda de contrabando. A diferencia de la primera línea narrativa (que se desarrolla mediante el montaje de escenas paralelas), el tono de ésta es menos sobrio, incluso cómico. Pondera el comportamiento adolescente, primitivo: los personajes no se rigen por conceptos morales, sino individuales. Semejante despreocupación, ligada a un concepto de juventud donde la muerte es un factor aleatorio, conduce a que prevalezca el naturalismo en las imágenes. Por ello, el mar atesora un valor superior al que posee en el sector narrativo de Jesús: si aquí éste es espacio de seguimiento policial y de lugar de acción, en la parte narrativa del Niño el mar adquiere diferentes significados: espacio de libertad, de ruptura de fronteras, de inhabilitación de leyes, del paraíso y de la muerte.

En un momento de la película la policía llama al Niño Steve McQueen. Hay algo de verdad en esa comparación: el personaje se diferencia por su profesionalismo, por sus habilidades al conducir lanchas y coches, por su manera de afrontar el riesgo y por su falta de miedo a la muerte.

La vista al frente del Niño, sin pensar en el riesgo y la muerte, durante la persecución policial.

La vista al frente del Niño, sin pensar en el riesgo y la muerte, durante la persecución policial.

En El Niño destacan finalmente los mismos valores que sobresalen en Jesús: la profesionalidad, el respeto a sus compañeros, el trabajo en equipo, pero sobre todo la responsabilidad cuando su trabajo puede poner en riesgo la vida de sus amigos. Pero a diferencia de Jesús, también en El Niño brillan virtudes de las que carece el policía, entre ellas la posibilidad de amar y ser amado.

Tanto Jesús como El Niño actúan principalmente para ellos y para su pequeño entorno profesional y de amistad. Ambos se rodean de gente débil o corrupta, pero en su camino no giran la cabeza: miran siempre hacia adelante, sin parar, sin miedo a las consecuencias. Por ello su encuentro, en el último tramo de la película, no tiene nada que ver con el final de ‘French Connection’, donde Popeye sufría las consecuencias de la presión psicológica. En unas escenas previas ya surge el respeto y la empatía de Jesús hacia El Niño (a partir de las grabaciones realizadas mientras espiaba al Inglés), lo que quedará confirmado en las tensas escenas finales en las que ellos se ven cara a cara. ‘El Niño’ de Daniel Monzón deja fuera el factor psicológico del thriller policiaco de los 70 y se concentra en el positivismo individualista del cine de Hawks: los valores profesionales marcan las líneas del respeto personal. El hombre queda por encima de la política y la organización social.

Con ‘El Niño’, el tándem Monzón-Guerricaechevarría confirma una alianza donde sobresale la descripción del hombre en su entorno vital, buscando en los mecanismos de la acción el sistema que saque a la luz los valores de los personajes, al mismo tiempo que profundizan, mediante el realismo y el naturalismo, el momento social y político de España, desarrollando sus películas siempre dentro de un marco genérico (por ahora, el policíaco) reconocido por el espectador. ‘El Niño’ no es una película tan perfecta como lo fue ‘Celda 211’ (2009), pues en su trama se puede lamentar la rápida introducción en el mundo de la delincuencia del Niño y el Compi o la falta de entidad de los personajes femeninos, pero sirve para apuntalar el género policíaco en el desolado panorama del cine español (véase también la importancia del cine de Enrique Urbizu).

GERARDO CREMER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: