Fundación Tony Manero: A mover el culo (+ entrevista)

El ambiente en los puestos de comida y bebida nada más salir la banda (imagen de móvil: O.C.E.).

El ambiente en los puestos de comida y bebida nada más salir la banda, que se vislumbra al fondo (imagen de móvil: O.C.E.).

Sábado 20 de septiembre 2014, Bilbao, Explanada Museo Marítimo, 22 h, entrada libre.

El sábado noche lo pasamos en la Explanada del Museo Marítimo, en el festival lúdico transversal organizado por el periódico El Correo y nominado DibertigarRia, libando gin tonics frutales bien preparados y una miniatura de poncha portuguesa mientras amenizaba el ambiente la Fundación Tony Manero barcelonesa. En noneto, con tres metales, con la ausencia de su ideólogo Lalo López que sigue en Nueva York y la presencia de sus dos cantantes, nuestro admirado Manolito Superstar y el nunca bien ponderado Paquito Sex Machine (que esa noche, digámoslo aquí, no proyectaron demasiado, cumplieron sin más a los micrófonos), la Fundación dio un bolo festivo y bailongo de 17 temas en 94 minutos crecientes y a menudo sensuales (‘Despacio’, la de quítate la ropa, con falsetes y todo…) a pesar de los muchos niños presentes en la plaza, que fueron los que más bailaron. Como animaron los manero al comenzar: «Es casi horario infantil y huele a chopito, pero moved el culo»

También pidió pista para bailar a sus anchas Miss Madeira, quien no dejó de contonearse morenaza en sus shorts y en todo tipo de estilos bilingües, spanglish en ocasiones: esos bruscos funks y rapeados que a menudo remitían a Def Con Dos (‘Noche de la ganga’), los lubricados y dulzones ritmos discotequeros (la fluida y quedona ‘Can’t Nobody Love Me Like You Do’, que fue lo mejor de la primera mitad de la cita –este fue el clip oficial-, la hermandad postrera de ‘United Soul’), las enseñanzas de James Brown (‘No se oye nada’ -«pero huele a chopito y a canuto», soltó Miss Madeira-, o la última de la noche, ‘Chungo de quitar’), las zambullidas en lo latino (‘Do it nada’ con los solos de los pitos -o sea los vientos- y el protagonismo del teclado de 4000 euros podría sonar en la película ‘El chef’ cuando éste está en Miami; el mambo barroco del bis ‘What Por Todos Los Santos Is This’, con su intro con guiño a Led Zeppelin, que fue cuando mejor cantaron Paquito y Manolito, por ciertito), la constante incitación a la juerga (los coros de ‘Tus piernas’, el fiestón con los brazos en alto de ‘Sube el tocadiscos’) y los hits, viejos (‘Supersexy Girl’, la del anuncio de coche de la marca Mitsubishi) o venideros (‘Lo haces tan bien’, que saldrá en su próximo disco, ‘Superficial’, previsto para el 23 de septiembre… ¡que es hoy, cuando se publica esto!).

ÓSCAR CUBILLO

Bailando sus dos cantantes y Maestros de Ceremonia, Miguelito Superstar con pantaloncito corto y pajarita, de claro, y Paquito Sex Machine de oscuro (imagen de móvil: O.C.E.).

Bailando sus dos cantantes y Maestros de Ceremonia, Miguelito Superstar con pantaloncito corto, gorra y pajarita, de claro, y Paquito Sex Machine de oscuro (imagen de móvil: O.C.E.).

+++ ENTREVISTA +++

***

«Cantamos a las churris y la fiesta»

***

El noneto catalán de funk discotequero y vacilón dio el concierto estelar del DibertigarRia

y su guitarrista e ideólogo, Lalo López, nos desentrañaba así su filosofía

***

La Fundación Tony Manero, banda superfunk sedosa y danzona que vuelve a la palestra tras cinco años de parón con su quinto disco oficial, titulado ‘Superficial’ (Music Bus, 14), dio en sábado noche el show musical principal del DibertigarRia, festival lúdico organizado por EL CORREO. Su guitarrista y compositor, Lalo López, también miembro de Achilifunk, nos ponía al día desde Nueva York sobre su esperado retorno.

¿Cómo habéis pasado el verano? ¿En la Barceloneta, entre la playa y algún apartamento turístico, de fiesta eterna?

Lo hemos pasado en Barcelona, de rallye por sus calles, tratando de evitar las masas ingentes de turistas alelados. La fiesta se la pegan ellos, nosotros nos conformamos con tratar de vivir tranquilos.

¿Y qué habéis hecho estos cinco años, retirados de las bolas de espejos discotequeras?

Nos hemos dedicado al cultivo de bonsáis. Entre poda y poda hemos desarrollado proyectos paralelos dentro de nuestro colectivo Nación Funk, como Los Fulanos, Chocadelia Internacional y Cardova, y también hemos grabado a otras bandas en nuestro estudio.

¿El baile debe ir asociado a la música?

Bueno, uno puede intentar bailar sin música, pero se arriesga a que lo internen en una institución psiquiátrica. Toda música es bailable. ¡Hasta Luis Cobos hizo bailable la música clásica, ejem!

¿Os gusta bailar?

A mí, particularmente, bailar me parece un ejercicio la mar de saludable a la par que excitante.

¿Cómo es una salida de sábado noche ideal para vosotros?

Primero te alicatas. Luego unas cervezuelas en el Glaciar de la Plaza Real, y hacia la una al Marula de la calle Escudellers a bailar disco-funk hasta las tantas. Esto si no tenemos bolo, claro.

¿Qué os parecen las nuevas músicas de baile, desde las de Juan Magán hasta otras tan sintéticas, de esas que son todo producción y no se distingue a un artista de otro?

Pues a mí esos bombos que te afectan la frecuencia cardíaca me encantan. Eso sí, en dosis espaciadas en el tiempo. Hay de todo. Yo me voy al (festival) Sonar cada año y me lo paso genial viendo proyectos muy interesantes, aunque también me aburro en otros.

¿Vosotros de qué sois artistas?

‘Superficial’ (Music Bus). A la venta el 23 de septiembre de 2014.  Hay edición en vinilo.  Según el grupo, «es un disco sin más pretensiones que hacer bailar, una reivindicación de la fiesta y la música como valores indispensables del ser humano. Un trabajo que nos lleva al sonido disco de los 80 y al electro-funk, avanzando desde los analógicos 70 a los digitales 80».

‘Superficial’ (Music Bus).
A la venta el 23 de septiembre de 2014.
Hay edición en vinilo.
Según el grupo, «es un disco sin más pretensiones que hacer bailar, una reivindicación de la fiesta y la música como valores indispensables del ser humano. Un trabajo que nos lleva al sonido disco de los 80 y al electro-funk, avanzando desde los analógicos 70 a los digitales 80».

¡Pero si somos cirujanos! No sé… artistas, cuentistas, equilibristas del entretenimiento. Lo que somos es currantes de la música, y amantes de la música de baile.

¿Mantenéis ese buen gusto al vestir?

Siempre elegantes. Esa es la base.

¿Vestís igual de bien encima del escenario que fuera de él?

Ya no vamos extremados como al principio, pero es que empezamos hace 18 tacos y no hay quien vista igual 18 años seguidos. Eso sería una guarrada y ser muy conservador, y nosotros somos limpios y tratamos de evolucionar tanto en el vestir como en el sonido.

Tony Manero es el protagonista de la película ‘Fiebre del sábado noche’. ¿Qué opináis del injerto capilar de Travolta, que parece un Madelman?

Travolta lo que está es fatal de la cabeza con lo de la Cienciología esa. Si va así es porque tiene el cráneo feo y le da reparo.

¿Vosotros seríais capaces de llevar peluquín?

Yo soy calvo y a mucha honra.

Peluquín llevaba el gran Peret. ¿Habéis sentido su pérdida? ¿Os influye de alguna manera?

La rumba es algo muy de Cataluña. Y pese a que en un pasado reciente resultaba un poco casposa, porque los 80 hicieron mucho daño, el estilo ha sabido renovarse manteniendo su esencia. Peret era el padre de la criatura, así que siempre le recordaremos como un gran creador.

¿A qué le cantáis en ‘Superficial’, vuestro quinto disco de estudio?

Le cantamos a la noche y al gorileo, a las churris y a la fiesta. Y tratamos de hacerlo a nuestra manera, riéndonos de los estereotipos y jugando con ellos. No podemos ir de guais porque no lo somos, pero hacemos de ello nuestra seña de identidad. Reírse de uno mismo y tratar de ser como somos es el pilar de nuestros textos.

¿Cómo será el show de Bilbao?

¡Será la bomba! Caerán temas del nuevo disco sin olvidar los clásicos. Habrá sonido Manero y ganas de hacer bailar. Disco-funk sin parar. Lo habitual. Lo que sabemos hacer mejor.

¿El público vasco baila o más bien mira quién baila?

En Bilbo, cuando la peña se pone, se pone. Solo hace falta darle un empujoncito. Y nosotros somos un montón para empujar, ¡o sea que iros preparando, que vais a bailar, malditos!

OSCAR CUBILLO

Saludos finales del noneto barcelonés (imagen de móvil: O.C.E.).

Saludos finales del noneto barcelonés (imagen de móvil: O.C.E.).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: