Bullet: Humor heavy

El baterista Gustav Hjortsjö, el hacha de la derecha Alexander Lyrbo y el vocalista Hell Hofer (foto: Unai Endemaño).

El baterista Gustav Hjortsjö, el hacha de la derecha Alexander Lyrbo y el vocalista Hell Hofer (foto: Unai Endemaño).

Domingo 28 de septiembre 2014, Astrabudua, sala Sonora, 19 h, 15-18 €.

El domingo, en una Sala Sonora de Astrabudua poblada por una centena de machotes melenudos autóctonos, los suecos Bullet (esta es su web) encabezaron un tridente metálico abierto por los teutones Stallion y los canadienses Striker. Bullet, con pechos desnudos depilados y tatuados, sonrisas irrefrenables por la ilusión de la juventud, melenas rubicundas, chupas de cuero cruzadas, dos hachas solistas (el de la izquierda clavado a Johnny Ramone) y un cantante retaco y con capa que graznaba igual que Udo, estrenaron su disco ‘Storm Of Blades’ (Nuclear Blast, 14) durante un show de 15 piezas en 73 minutos de celebración del heavy metal en títulos tipo ‘Tormenta de cuchillas’, ‘Sube el volumen’, ‘Permanece salvaje’, ‘Agita la cabeza’ o ‘Muerde la bala’.

‘Storm Of Blades’ (Nuclear Blast, 14).

‘Storm Of Blades’ (Nuclear Blast, 14).

Graznando igual que Udo, sí (a quien telonearon en Bilbao en febrero, en este bolo con Primal Fear que reseñamos entonces, pero no llegamos a tiempo a verlos), a menudo doblando las dos guitarras como Thin Lizzy, marcando el ritmo en la senda de AC/DC (‘Heading for the Top’, el boogie ‘Rambling Man’ o la última, ‘Bite The Bullet’, con la peña coreando puño en alto), suministrando coros comunitarios con la presta destreza de los hermanos australes, en ocasiones remitiendo a Accept (‘Stay Wild’ –este es el clip-), sustancialmente absorbiendo lo necesario de la nueva ola del heavy metal británico (más los Saxon que los Iron Maiden sugeridos en el instrumental ‘Dr. Phibes’) y proyectando un sonido crujiente, los cinco suecos, ante su molón logotipo con bombillas, alzando los mástiles (‘Bang Your Head’), sugiriendo algunas coreografías (‘Rush Hour’) y ejerciendo de heavies oficiales entre Gigatrón y Anvil (‘Turn It Up Loud’), molaron mucho más en la segunda mitad y ofrecieron su show humorístico habitual: el afilador del cuchillo echando chispas (en la inaugural ‘Storm Of Blades’), el reventón a causa del volumen de un amplificador del que emerge una marioneta que se pone a predicar el metal (‘Dusk Til Dawn’, donde sugieren a AC/DC, Udo, Rose Tattoo) o el yunque asido por el nazareno que iluminaba la sala a cada golpe (‘Hammer Down’).

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: