CINE: ‘Sueño de invierno’: Los compromisos del rey

BEV SUEÑO DE INVIERNO cartel 

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno: 10 de octubre de 2014

*

Director: Nuri Bilge Ceylan

*

Calificación: 4 estrellas sobre 5

*

Trailer subtitulado de ‘Sueño de invierno’

*

***

Referencias: Tarkovsky

El símbolo como metáfora y la poesía de la imagen

***

Nuri Bilge Ceylan crea en ‘Sueño de invierno’ (Palma de Oro en Cannes 2014) un film de estructura sólida. Su protagonista, Aydin (Haluk Bilginer), centro de todas las narraciones y principal portador del punto de vista, actúa en el film como interlocutor y analista de los otros personajes del drama. Aunque trata de mantener en todo momento una calma reflexiva, un distanciamiento afectivo con todos ellos, propio de su estatus social y económico, esto no evita que los otros le vean como una persona ominosa, solitaria y de difícil trato.

El protagonista Aydin usa las armas del actor de teatro para ocultar sus verdaderas determinaciones y sentimientos, al dominar las conversaciones, casi siempre con gesto sonriente, las cuales conduce de manera inteligente, esquiva al comienzo pero directa y punzante en su parte final. También su afición a la escritura, colaborando como columnista semanal en un diario local, le permite reflexionar y analizar a los otros, a aquello que observa, desde la desafección y la distancia.

El hotel, de nombre shakesperiano, Othello, hermoso local escarbado en la roca, en la región de Anatolia, encuentra sus semejanzas con los castillos feudales de la Edad Media. Aislado en la montaña, alejado del pueblo, obliga a los vecinos pobres a visitarle mediante largas caminatas.

El pequeño reino de Aydin escarbado en roca, el hotel Othello, en las regiones montañosas de Anatolia, Turquía.

El pequeño reino de Aydin escarbado en roca, el hotel Othello, en las regiones montañosas de Anatolia, Turquía.

El hotel es para Aydin refugio exterior frente a las inclemencias del tiempo (los paisajes escarpados, la carretera única, la nieve blanca que obstaculiza los pasos), pero, sobre todo, es sistema de defensa y alejamiento de la pobreza exterior que le rodea. Bilge Ceylan contrasta la suciedad, oscuridad y frialdad de la vivienda de los inquilinos de una de sus casas de alquiler (la de Ismail –Nejat Isler– y su hermano Hamdi) con los interiores en su despacho del hotel, marcado por la luz cálida anaranjada fotografiada por su colaborador habitual, Gökhan Tiryaki (especializado en el uso de luz natural mediante cámara digital, la selección de una paleta limitada de colores y una cuidada definición de los contornos).

El cálido refugio de Aydin, espacio incomunicado de la miseria exterior.

El cálido refugio de Aydin, espacio incomunicado de la miseria exterior.

El comportamiento de Aydin, como señor feudal, queda determinado por su actitud magnánima y comprensiva hacia los demás, aunque al mismo tiempo resulta arrogante, cínica y humillante. Ante el drama ajeno parece aburrirse y busca su cobijo en la escritura, aplicando la visión distanciada e intelectualmente prepotente de los hechos.

Bilge Ceylan siempre ha reconocido que su cine se inspira en tres grandes maestros: Antonioni, Bergman y Tarkovsky. En ‘Sueño de invierno’ utiliza el símbolo como metáfora visual para representar el conflicto interior del protagonista, y se acerca a Tarkovsky, tanto en la gravedad con las que afronta la narración (la importancia en el contenido, significado de la historia), como en la poética de las imágenes, las cuales están cargadas de motivos simbólicos que buscan representar el desamparo y la incertidumbre moral del protagonista.

Este acercamiento al interior de Aydin, mediante el motivo simbólico, se inserta durante escenas breves (en comparación con las dialogadas del resto de la película) intercaladas en el metraje del film: la captura de un caballo salvaje, su encierro en una cueva que sirve de cuadra, su posterior puesta en libertad o la escena de caza en la que Aydin dispara contra un conejo y después lo contempla agonizante. Los animales sirven como elemento simbólico que busca poner en evidencia las inseguridades ocultas de Aydin hacia las personas que le rodean: el encierro o la puesta en libertad, la conmiseración o el distanciamiento. La hermana de Aydin, Necla, recrimina continuamente la blandura de los escritos de Aydin y le acusa de falsedad complaciente en los mismos a la hora de hablar de los preceptos religiosos (la caridad, el aseo) que él incumple cuando es incapaz de visitar la tumba de sus padres. En una escena posterior Aydin aparece sentado, en soledad, junto a una tumba en un cementerio.

Ya que realmente son las consecuencias de su poder social y económico, su forzosa pose, sus obligaciones como pequeño oligarca, lo que le lleva a disimular su temor interior en el trato verbal con los demás y a llegar a perder el control sobre las repercusiones que estas conversaciones conllevan (el flujo que el dinero toma en la historia): una clara afectación en su autoevaluación moral que termina afectándole en su soledad (alejamiento de sus semejantes) como en su integridad moral.

***

Referencias: Bergman

El teatro, la desafección, el aislamiento y la pesadilla interior

***

Si el aspecto interior de Aydin es difícil de percibir (debido al uso de imágenes-metáfora), no lo son tanto los conflictos personales que él mantiene con los otros actantes, como los conflictos externos que surgen de estas relaciones.

‘Sueño de invierno’ es una película muy estructurada en su concepción de guion y muy orgánica en cuanto a unidad. De su estructura se aprecia que las secuencias de inicio como las secuencias finales se desarrollan en el exterior del hotel a diferencia del resto del metraje. Al comienzo Aydin y su empleado, Hidayet, se dirigen a la casa de unos inquilinos de alquiler que no pagan desde hace meses. En la visita Aydin se mantiene al margen, escondido en el coche, contemplando la escena. Ismail es obligado por Hidayet a reprender a su hijo por haber lanzado una piedra contra el coche, pero la situación le resulta totalmente injusta y humillante. Curiosamente Aydin no tendrá tanto interés por recibir el dinero como en mantener su estatus de propietario (de rey en su pequeño castillo). En la escena final será la mujer de Aydin, Nihal (Melisa Sözen), la que intente romper ese estatus al acercarse a la casa de Ismail para redimir el pecado de su esposo, pero este intento tendrá consecuencias impredecibles y desastrosas.

También en esta escena final, la del encuentro de Nihal con Ismail, se situará al dinero como el principal motivo del film en sus diferentes significados. Para Aydin será símbolo de estatus, de posición social y distinción, para Nihal, posibilidad filantrópica, medio para ejercer la caridad y obtener el perdón moral, aunque también símbolo de opresión (el dinero viene de la fortuna de su marido) o libertad (posibilidad de trabajar en obras sociales). En el caso de Ismail el dinero será símbolo de humillación y de generación de odio. Bilge Ceylan filmará el dinero en primeros planos y trazará todo un flujo de circulación del mismo entre los diferentes participantes del drama. Curiosamente el dinero nunca fluirá directamente de Ismail a Aydin, al igual que nunca ambos se enfrentarán cara a cara. Será el hermano de Ismail quien actué como interlocutor con Aydin, pero también el que se someta a los actos más humillantes (las largas caminatas por la nieve hasta el hotel con el fin de pedir perdón, el hecho de quitarse los zapatos llenos de barro a la entrada y calzarse unas zapatillas de mujer o el hecho de obligar a su sobrino a besarle la mano al ‘dueño’).

Bilge Ceylan, como Bergman, hará florecer los conflictos en las relaciones y conversaciones que Aydin mantiene con diferentes personajes dentro de su ‘castillo’. Dos largas conversaciones, inicialmente superficiales pero después profundas, hirientes e introspectivas, mantiene Aydin con su hermana y posteriormente con su esposa. Resulta sorprendente el dominio del timing del director, de confianza a la hora de hacer un film de más de tres horas con tan pocas escenas. Bilge Ceylan busca en Bergman la fuerza que el diálogo tiene como mecanismo incontrolado para sacar a la luz todos los resentimientos y demonios interiores del individuo. Si el dialogo que mantiene con su hermana es más equilibrado (más distanciado, ya que en la propia puesta en escena del mismo no se miran a la cara) y pone en evidencia todos los defectos humanos que ambos tienen, la conversación de Aydin con su mujer es desproporcionada. Aydin actúa como dominante, humillando la única afición de su esposa. El catalizador de esa discusión es la presencia en la casa de un profesor de escuela, Levent, al que ella ha invitado para una reunión de trabajo (sin haber sido informado Aydin de ella). El ataque que Aydin eleva contra su esposa surge por la diferente visión que se tiene de la propiedad: el dinero que Levent y Nihal promueven para arreglar unas escuelas es un dinero limpio, a diferencia del dinero que mueve Aydin, dinero obtenido de manera justa, pero contaminado por la propia condición de poder que él ostenta.

El rostro abstraido y humillado de Nihal durante su discusión con Aydin.

El rostro abstraido y humillado de Nihal durante su discusión con Aydin.

‘Sueño de invierno’ resulta ser finalmente un film teatral complejo, donde el ser humano es expuesto ante sus defectos, secretos interiores que difícilmente salen a la luz porque acaban dañando tanto a los otros como a uno mismo. Por ello en el film todos optan por recobrar el equilibrio, hacer desaparecer el dinero de la circulación de la trama, manteniendo cada uno su posición de origen. Al final todos pierden porque han comprendido mejor el rol (el papel de teatro) que les ha tocado vivir en el mundo.

GERARDO CREMER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: