2º BIME Live / Macy Gray + Imelda May + Thurston Moore: Colgada, desganada y canónico

Imelda May de bruja en la noche de Halloween, con su marido a la izquierda, de monje zombie (foto: Mr. Duck).

Imelda May de bruja en la noche de Halloween, con su marido a la izquierda, de monje zombie (foto: Mr. Duck).

BEV 2 BIME CARTELViernes 31 de octubre 2014, Barakaldo, BEC, puertas 18 h, entrada diaria 39 € + gastos, bono dos días 64€ + gastos.

Asistencia: 10.246 personas según la organización.

El festival vizcaíno, otoñal y bajo techo BIME Live (lo de ‘bime’ por Bizkaia International Music Experience; esta es su web), que comparte bastantes grupos con el madrileño y de una jornada Mad Live! (esta es su web), ambos organizados por la agencia bilbaína Last Tour, arrancó el viernes superando, multiplicando incluso, las pobres cifras de asistencia del año pasado. En los inmensos pabellones tenebrosos, alienantes y de sonido dudoso del BEC (Bilbao Exhibition Center, o sea la feria de muestras, ubicada en Barakaldo), el viernes se concentró un numeroso y animoso gentío (10.246 personas según la organización), de aspecto similar al del BBK Live por edad (treintañeros o casi), carácter mixto (muchas chicas guapas), burguesito, nacional (se veían y oían menos guiris que en el BBK Live, aunque los había) y fumador (otra vez apestando a tabaco la ropa).

Imelda May, saludos del quinteto (fantasma-monje-bruja-naranja mecánica-matanza de Texas) flanqueado por dos pipas (foto: Mr. Duck).

Imelda May, saludos del quinteto (fantasma-monje-bruja-naranja mecánica-matanza de Texas)
flanqueado por dos pipas (foto: Mr. Duck).

El año pasado me lo perdí por cuestiones familiares de celebración, y este acudimos desde la tarde. Vimos a Imelda May (Imelda Mary Clabby, Dublín, Irlanda, 1974), que en unos 50 minutos y una quincena de canciones ofició profesional pero con aura desganada. En quinteto maquillado y ataviado de noche de Halloween, con su marido Darrel Higham a la guitarra rock-a-billy (buenos dedos en la mano izquierda), la escotada y brujilla Imelda May, con su mechón cano algo Mónica Naranjo, divulgó su cuarto álbum, ‘Tribal’ (Decca, 14), y entonó tan maravillosa como estilistamente un repertorio sin fallos vocales con bastante rockabilly sincopado y afilado (el veloz ‘5 Good Men’ –este es un YouTube en vivo-, los ecos de Carl Perkins en ‘Oh My God’ -¡vaya punteo del marido!- o de Gene Vincent en ‘Johnny Got A Boom Boom’ –¡menudo slap bass!-), un estupendo blues gótico apropiado para el garito de la película ‘Abierto hasta el amanecer’ (‘Zombie Girl’, con poses de Imelda en plan diva heavy metal tipo Nightwish), contados modernismos (‘Round The Bend’, donde se le notó más la desgana) y bastante psychobilly de consumo entre Blood On The Saddle (‘Mayhem’), David Lynch (‘Ghost Of Love’) y, ejem, Marlango (‘Psycho’, con trompeta y punteo algo Cramps). Imelda consiguió que la gente diera palmas, danzara (al menos en las primeras filas) y coreara.

Thurston Moore y la mano de la pantalla de vídeo (foto: Mr. Duck).

Thurston Moore y la mano de la pantalla de vídeo (foto: Mr. Duck).

Luego a lo tonto vimos entero el bolo del fundador de Sonic Youth Thurston Moore (Coral Gables, Florida, 1958), a ojo media docena de piezas largas en unos 55 minutos con la pantalla de vídeo emitiendo todo el rato la misma imagen en blanco y negro de una mano sucia intentando asir cosas que caían. Fue un encuentro minimal, bastante convencional por canónico y en cuarteto mixto con chica al bajo, qué casualidad (al presentar a los componentes cada uno arrojó caramelos al público, por ser Halloween, se supone), con Thurston distanciado a la derecha y atento a un atril. Divulgó su disco solanas ‘The Best Day’ (Matador, 14) en un concierto donde el rock americano insistente (Steve Wynn en la inaugural ‘Forevermore’, la búsqueda del groove a dos guitarras) asimilaba el siniestrismo británico (Joy Division y más) sin dejar de lado el rollo indie (cercano a Sebadoh en ‘The Best Day’) y aportando un instrumental post-rock surfero (‘Grace Lake’) rematado con un presunto alarde ruidista poco creíble y fuera de lugar, quizá por culpa de las amplias distancias del BEC.

Macy Gray bajo la M de la pantalla, con la boa, en quinteto multirracial (imagen de móvil: Mr. Duck).

Macy Gray bajo la M de la pantalla, con la boa, en quinteto multirracial (imagen de móvil: Mr. Duck).

Y ganas tenía yo de ver a Macy Gray (Natalie Renee McIntyre, Canton, Ohio, 1967), que ofició colgada, o al menos seguro que lo simuló. En quinteto, con cuatro músicos multirraciales que aportaban un fondo sonoro barroco, posmoderno y urbano que mejoró a lo que Macy ofrece en disco por sonar ya en ellos demasiado sintética (por ejemplo se notaron las bondades de los escuderos en ‘Relating To A Psychopath’, con influjos James Brown), la afrodiva del soul y el R&B con currículo toxicómano, adornada con una boa azul cabaretera y los pelos hacia arriba, cantó una docena de temas en 57 minutos, y más fácilmente que Imelda consiguió que la peña diera palmas, coreara (sobre todo en la versión del ‘Creep’ de Radiohead) y se contoneara entre el humo del tabaco. Como enfadada y abotargada, quizá cumpliendo un papel de ‘bad woman’, la también actriz Macy Gray cantó ronca (‘Why Didn’t You Call Me’), en ocasiones se acercó a Amy Winehouse (‘Do Something’), generó grooves morfinómanos jazzers (‘Caligula’, en cuya intro presentó a su banda y nos pidió gritar cada uno de nuestros nombres a su señal y al unísono), blues narco (‘Bang Bang’), soul sensual (‘Sweet Baby’) e himnos épicos souleros que derivaron al ritmo Donna Summer (‘Sexual Revolution’, rematado con una parte del ‘Do Ya Think I’m Sexy’ de Rod Stewart), por el final insistió en los trucos a lo James Brown (dame dos, dame ocho…), en la soulera ‘I Try’ hizo mutis quizá para meterse pero a la postre reapareció con otro vestido (camisón de lentejuelas), y acabó con guiño a Bob Marley (‘Everything’s Gonna Be All Right’) antes de despedirse con un selfie con el público al fondo que le quedó chapucero y borroso, como se ve en su Facebook (mejor haber disparado en horizontal, sacando a más gente).

ÓSCAR CUBILLO

El selfie chungo y borroso que se hizo Macy Gray al acabar (foto: Macy Gray / Facebook).

El selfie chungo y borroso que se hizo Macy Gray al acabar (foto: Macy Gray / Facebook).

 

 

Comments
2 Responses to “2º BIME Live / Macy Gray + Imelda May + Thurston Moore: Colgada, desganada y canónico”
  1. oscar cine dice:

    jojo no habia visto el selfie hasta hoy.que gran verdad lo de q cuenta mas”una imagen q mil palabras”.macy reina,dejalo q te vas a hacer daño.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Y al acabar el show comentaron un par de aficionados, Pato y Oscar Cine: mucho mejor que Imelda May el año pasado en el BIME, en el BEC (aquí contamos eso). […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: