2º Bime Live / The National + Mando Diao + Mogwai + …: No tan modernos

La novia de Pato y el logotipo del Bizkaia International Music Experience (foto: Mr. Duck).

La novia de Pato y el logotipo del Bizkaia International Music Experience (imagen de móvil: Mr. Duck).

BEV 2 BIME CARTELSábado 1 de noviembre 2014, Barakaldo, BEC, puertas 18 h, entrada diaria 39 € + gastos, bono dos días 64€ + gastos.

Asistencia sábado 1: 10.788 personas oficialmente

(Asistencia viernes 31: 10.246 oficialmente)

Asistencia total BIME Live 2014: 21.034

El festival vizcaíno, otoñal y bajo techo BIME Live (lo de ‘bime’ por Bizkaia International Music Experience; esta es su web) se cerró el sábado con éxito de público y, a pesar de las cifras oficiales, hubo menos gente que la víspera en el BEC. También se veían menos chicas, en cantidad y en proporción, y, es que quizá el sábado, además del humo de los cigarros que apestaba la ropa («es que con la entrada diaria no te dejan salir del recinto, ¡cómo vas a aguantar ocho horas sin fumar», protestó Carlos Benito), se respiró más interés por la música y menos por figurar en un recinto calificado de inhóspito por Jokin y de espantoso por Rocío. Sí, el espacio del BIME parece una caja de zapatos ciclópea de cemento con la gente dando vueltas de escenario a escenario como si estuviera en la carrera de cuadrigas de Ben-Hur.

The Coup al principio, en quinteto, entre tinieblas, con su líder Boots Riley acuclillado (imagen de móvil: O.C.E.).

The Coup al principio, en quinteto, entre tinieblas, con su líder Boots Riley acuclillado (imagen de móvil: O.C.E.).

El BIME Live, empero su vitola de modernidad, no es un festival tan moderno en sus propuestas: Imelda, The National… ¡Billy Bragg! Por ejemplo, tampoco fueron modernos los primeros que vimos enteros el sábado, The Coup, sexteto negro de Oakland, California, de intención festivo-revolucionaria, con saltos, funk, rapeados… Su fama es excesiva, y aunque Oscar Cine y Jon sostienen que fueron la bomba, Josu, Carlos y el que suscribe aseguramos que fueron un coñazo. Capitaneados por Boots Riley, quien parecía cansado desde su aparición, The Coup durante 9 temas y 43 minutos (les ordenaron que cortaran para no pasarse de la hora) sonaron como Fishbone en malo, según criticó uno. Su pastiche panfletario anticapitalista (je, je… ya se vio cómo pretendió vender las camisetas al final del bolo el tal Boot, que dio la sensación que las iba a regalar y dejó a la peña cortada cuando no se las arrojó) y agresivamente reivindicativo de los derechos negros también resonó a RATM, Living Colour, Bad Brains, Body Count y a Spike Lee por los bailes de la vocalista. Lo mejor, el segundo tema, una suerte de híbrido entre Danko Jones y Body Count.

Mario Cuomo, el rijoso y resacoso líder de The Orwells (foto: Music Snapper).

Mario Cuomo, el rijoso y resacoso líder de The Orwells (foto: Music Snapper).

Luego nos desintoxicamos en el Escenario 1 con The Orwells, juvenil quinteto cuyo cantante, el rubiales Mario Cuomo, pareció resacoso, hizo gestos de salido (pajearse, meterse mano, sacar la lengua sicalíptico) y fue perdiendo voz según corrían los 12 temas en 43 minutos decrecientes. Con pinta más británica que yanqui, el listado de los de Chicago, que la víspera actuaron en el Mad Live madrileño, contuvo muchos ecos del rock australiano (el estirar las palabras, el rugir a medias…), pero también quemaduras internas de los Pixies, el ritmo guitarrero molón de los Strokes (o de los Skaters más inspirados, por ejemplo en su hit ‘Who Need You’; este es el clip) y un par de temas soul contenedores de emoción sincera (‘Halloween All Year’).

Mando Diao, movedores con su rollo danzón ochentero y místico (imagen de móvil: O.C.E.).

Mando Diao, movedores con su rollo danzón ochentero y místico (imagen de móvil: O.C.E.).

Luego regresamos al Escenario 2, para catar, con cierta prevención, el nuevo sonido de los suecos Mando Diao de quienes fuimos fans, aunque su sonido tecnificado y bailón actual nos ha desalentado. No obstante, nos calentamos en su show de 53 minutos y 8 pelotazos bailongos. Ellos salieron a escena de blanco y tan místicos que jalearon ‘dejad las armas y los odios, traemos la paz’ y tal. Temas viejos resolutivos suyos, como el inaugural ‘God Knows’ o ‘Down In The Past’ (ambos de su segundo álbum, ‘Hurricane Bar’, de 2004), fueron trasladados con éxito y pegada al nuevo concepto con el teclista en posición preponderante en el centro del tablado, el batería relegado al lateral izquierdo. Los títulos más novedosos incluidos en su séptimo y último CD oficial, ‘Aelita’ (Música De La Santa-Universal, 14), se transmitieron con la bondad amorosa cosmogónica de Undrop rindiéndose a las mujeres en ‘Sweet Wet Dreams’ (que a Pato le recordó al último Santana) y percibiéndose el deje ochentero, algo Gary Numan en ‘Money Doesn’t Make You A Man’ («¡vivan los suecos!», chilló Rocío) o vía rock danzón algo New Order en ‘Black Saturday’ (este es el clip).

Mando Diao, empeñados en que la gente bailara, objetivo que cumplieron con facilidad (imagen de móvil: Mr. Duck).

Mando Diao, empeñados en que la gente bailara, objetivo que cumplieron con facilidad (imagen de móvil: Mr. Duck).

La batidora bailonga que Mando Diao compraron en su quinto disco, ‘Give Me Fire!’, de 2009, se puso a funcionar en hits como el coral ‘Gloria’ (llevado al sonido disco italiano y que a Pato le recordó a Eurovisión) o el comunitario ‘Dance With Somedy’ (ahí donde los primeros The Cure insuflan inspiración a los Deloeran más noctívagos y con el cantante bigotes bajando entre el respetable). Este fue el mejor tema de la velada, junto con el segundo que sonó, el ‘Forgive Forget’ de Caligola, grupo paralelo de los cantantes que editaron el disco ‘Back To Earth’ (12) y que en el BEC resonó en plan Fundación Tony Manero en una rave.

La ácida y buena Ángel Stanich Band, en el Escenario 4, con grada (imagen de móvil: Mr. Duck).

La ácida y buena Ángel Stanich Band, en el Escenario 4, con grada (imagen de móvil: Mr. Duck).

Luego entré por primera vez en el BIME al Escenario 4, que es una grada del BEC con la gente sentada, y ahí vimos a Ángel Stanich  en cuarteto competente. Flaco y alto, con una cabeza que parece una bola pilosa debido a las barbas y las pelanas, en 50 minutos y nueve piezas pelín decrecientes pero remontadas con el último tema, su hit ‘Metralleta Joe’ (este es el clip), el cántabro de nacimiento redobló rocabili mejorando a Quique González, sonó crepuscular como Carlos Ann (‘El cruce’, con sostenidos vocales a lo Josele Enemigo), humeó en plan los Doors (‘Camino ácido’, el título de su recomendable debut), hizo tex-mex como haría Albert Pla (se supone), ejecutó una inédita (la dylaniana ‘Carmina’ o algo así, que la tocaba por tercera vez) y elevó coros en ‘El río’ de Miguel Ríos.

Martin Bulloch, el batería de Mogwai (foto: Rhythm And Photos).

Martin Bulloch, el batería de Mogwai (foto: Rhythm And Photos).

Y, de nuevo en el Escenario 2, los escoceses Mogwai, con su pose de duros pedantes y silentes triunfaron mediante su formulación de post rock instrumental astral en una noria sube y baja con fondo abrasivo. Ultraefectistas en su megamoderación (volumen a tope), Mogwai en 60 minutos y 9 cortes fluctuaron entre el post metal marcial (la despedida con ‘We’re No Here’, el marasmo ceremonial a lo Cult Of Luna que fue ‘I’m Jim Morrison, I’m Dead’) hasta una suerte de new age roquero concomitante con God Is An Astronaut, Maybeshewill o Radiohead (‘2 Rights Make 1 Wrong’, título volador y crepitante, lo mejor de la cita), y desde los arreglos tecnos de Visage (‘Remurdered’) hasta el indie del único tema cantado (‘Teenage Exorcists’, con el quinteto ampliado a sexteto y con tres guitarras), girando en los círculos del post rock (‘Hunted By A Freak’) y su chicharra eterna (‘How To Be A Werewolf’), o resolviendo una pieza arquetípica de su ecuación, ‘Mogwai Fear Satan’, que despegó gélida y flotante como en ‘Blade Runner’, por la mitad se aplacó tanto que se impuso el rumor del gentío, pero se rasgó el ambiente con una repentina explosión de volumen eléctrico y luces blancas que enmudecieron al respetable. Molan Mogwai, sólo hay que pillarles la órbita.

The National, desplegados en octeto ante su pantalla (imagen de móvil: Mr. Duck).

The National, desplegados en octeto ante su pantalla (imagen de móvil: Mr. Duck).

Y los cabezas de cartel de la jornada sabatina, The National, oficiaron como lo óptimo de todo el festival, aunque a algunos no les calara su propuesta debido a su ubicación en un pabellón con mal sonido general. Nosotros estuvimos delante, y muy bien oímos al esa noche octeto, con dos vientos de apoyo más el invitado estelar Sufjan Stevens que participó todo el rato como un miembro más durante los 19 temas en 84 minutos. La peña preveía que sería un concierto especial, una cita quizá memorable, y se cumplió el presagio. La única pega quizá sería la reiteración de la fórmula de The National, con el mismo tono de voz de barítono a cargo del cantante y líder Matt Berninger, y con el mismo ritmo pausado que abarca desde el alt-co hasta el rock maduro baladista. Por cierto, muchos detractores los tildaron de ‘modernos’, pero no, los de Cincinnati, Ohio, son clásicos, tradicionales hasta el tuétano.

Matt Berninger, cantante y líder de The National, elegante con su chaleco  (foto: Music Snapper).

Matt Berninger, cantante y líder de The National, elegante con su chaleco (foto: Music Snapper).

Los visuales de apoyo en las pantallas del concierto de The National absorbían con su luminosidad, Matt Berninger, elegante y con chaleco, apenas cambiaba su postura concentrada y encorvada sobre el micrófono (hasta que se desquiciaba teatral en algunos finales climáticos), la banda acompañaba decidida, y la magia y la sugestión emergían a menudo. Abrieron muy bien con ‘Don’t Swallow The Cap’, que me recordó a los Eels, y empezaron a percibirse los influjos de Uncle Tupelo (por la tristeza inherente y lineal) en ‘I Should Live In Salt’ y los de Tindersticks (por la voz de barítono y la solemnidad) en ‘Bloodbuzz Ohio’ (este es el vídeo oficial). Los tambores velvetianos de ‘Sea Of Love’ remarcaron la pose algo Jon Spencer paradito del vocalista nacional, la gradación se perseguía de nuevo en ‘Afraid Of Everyone’ y se notaron ecos de los Smiths (la voz, la seriedad, el pesar) en ‘Conversation 16’ o en ‘This Is The Last Time’.

Un arrebato de Matt Berninger, el barítono y atildado líder de The National  (imagen de móvil: Mr. Duck).

Un arrebato de Matt Berninger, el barítono y atildado líder de The National (imagen de móvil: Mr. Duck).

También en ocasiones los yanquis remitían a Roxy Music (la elegancia, la adultez), por ejemplo en la litúrgica ‘Ada’ (con sus coros a lo Nick Cave), y además apretaban en el soul, como en la gradación de ‘England’. Enganchados la mayoría a la fórmula de The National, menos los espectadores colocados tan atrás en el pabellón que sólo oían ecos y demasiados se marcharon antes de acabar (Oscar Cine, Carlos, Solange…), la cosa en el epílogo se puso a planear por todo lo alto. Cañita rock vía Smiths fue ‘Graceless’ (impresionante, dijo un espectador al acabar), sonó más alt co a lo Uncle Tupelo sobre el tablado tantas veces azulado y hubo coros tipo Arcade Fire, y en la traca final llegó la apoteosis doble en el explosivo ‘Mr. November’, con Matt Berninger golpeando el micrófono y desgañitándose, y en el climático ‘Terrible Love’, como si Uncle Tupelo obraran de backing band de Morrissey. Y cerraron con una suerte de coda acústica que sirvió de descompresión, ‘Vanderlyle Crybaby Geeks’ (cry baby cry, coreaba la peña), en plan Arcade Fire comunal, con Matt arrojándose sobre la gente, cogiendo el móvil de alguien, metiéndoselo en el paquete y devolviéndoselo a su legítimo dueño (o dueña) tan contento.

OSCAR CUBILLO

El cantante de The National en la pantalla lateral izquierda, tipo ‘Blade Runner’ (imagen de móvil: Mr. Duck).

El cantante de The National en la pantalla lateral izquierda, tipo ‘Blade Runner’ (imagen de móvil: Mr. Duck).

Comments
4 Responses to “2º Bime Live / The National + Mando Diao + Mogwai + …: No tan modernos”
  1. Euskallow dice:

    Yo es que repetí parvulitos y la verdad me pierdo con tantas cifras en el numero de personas que asistieron al BIME LIVE y puedo llegar a entender que la suma del personal del viernes mas la suma de sabatino día den la cifra de 21.034 personas, pero claro lo mío en el aula de parvulitos fue como el día de la marmota, repetirlo hasta que por fin lo terminé con el parvulario a tiempo de hacer la comunión, y me pregunto ¿ 21.034 personas pasaron por taquilla ? por que entiendo que una persona con bono está los dos días pero es solo una persona a la hora de pasar por taquilla. Y puestos ya y desde mi ingenuidad parvularia , ¿ no será mejor dar las cifras de personas que pasaron por taquilla para conocer la cifra oficial de la gente que participo en el BIME LIVE ?

    • bilbaoenvivo dice:

      Tienes razón, Euskallow. Parece que al final nos ajustamos todos al lenguaje oficial, nos tragamos el embeleco. Pienso por ejemplo en el Bilbao BBK Live, del que informan que en tres días han venido 100.000 personas. Y no: serían 30.000 por día, y la mayoría repite estancia los demás días. Y todo esto dando por supuesto que las cifras de asistencia no están infladas, que lo están.

  2. oscar cine dice:

    Segun last tour el año pasado en gossip-el 1er bime-habia 8.000 almas.mmmmm cifra real si estabas alli….6000?y si hablamos de paso por takilla el año pasado…3000 al dia??
    the coup SE SALIO en el antzoki y en el bime hizo lo q pudo,con una organizacion,que,a gritos-estaba a tres metros-les ordeno q salieran del escenario.y la banda queria tocar mas.en esas condiciones…en fin,me callo.bastante profesionales fueron.y en cuanto a Boots Riley,es un tipo q yo me creo,por un detalle acaecido unos dias antes en el ambigu.pr tampoco voy a contar mi vida aqui.ah!!! y the national un coñazo infumable.vale que si vas en bici a marzana y te estas dejando barba,te puedan gustar,pero fueron in fu ma bles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: