Kamchatka: Gente supermaja

bev kamchatka cartel

Sábado 29 de noviembre 2014, Barakaldo, Edaska, 21.45 h, 10-12 €.

Lo que escribí como previa para el periódico generalista El Correo: El blues-rock rampante y de ramificaciones setenteras está que lo peta. Desde Estados Unidos (Radio Moscow) hasta Turquía (The Ringo Jets), pasando por Cataluña (Prisma Circus), abundan los power-trios que lo practican con ganas, actitud y potencialidad que llegan más allá de lo recreativo. Es el caso del proyecto que nos ocupa, Kamchatka (esta es su web), un power-trio sueco colindante con el stoner y etiquetable como supergrupo, pues en su alineación coinciden miembros de Opeth, Spiritual Beggars o King Hobo. La promoción del bolo afirma que «su sonido combina elementos del blues-rock, stoner rock y psychedelic rock», y otras fuentes añaden el jazz y el rock progresivo. En sus discos han llegado a versionar a Johnny Winter, Allman Brothers o, ups, ¡Devo!

Kamchatka, bautizados como la península siberiana volcánica que remata el mapa ruso con sus 473.300 kilómetros cuadrados, se hallan en plena gira española de seis noches sin días de descanso. Un tour circular y bien planificado para la carretera: Valencia-Madrid-Salamanca-Orense-Barakaldo-Barcelona. Vienen divulgando su quinto disco ‘The Search Goes On’ (Despotz, 14), capitaneados por el barbado guitarrista Thomas Andersson, alias ‘Juneor’, que aprieta los riffs espesos como la lava y resuena a Jimi Hendrix, Robin Trower o, decimos nosotros, Fu Manchu. O. C.

El hacha Thomas Andersson poniendo el Edaska del revés en el colosal ‘Doorknocker Blues’ (foto: Unai Endemaño).

El hacha Thomas Andersson poniendo el Edaska del revés en el colosal ‘Doorknocker Blues’ (foto: Unai Endemaño).

Tras el teloneo de los bilbaínos en racha Highlights, los suecos Kamchatka (esta es su web) debían salir al escenario del Edaska baracaldés a eso de las 23.15 h. y sólo lo hicieron con un retraso de un cuarto de hora… ¡eso que se les había estropeado la furgoneta en el trayecto desde Orense, que está a desmano de todo! Los tres suecos, con rostros sobrios a pesar de que solicitaron y trasegaron cervezas gratis a los responsables de la cosa, tocaron 13 piezas originales en 75 minutos ahumados por el rock de los 70 hoy tan de moda en un repertorio que abarcó desde el hard rock hasta el stoner pasando por el blues-rock y que fue muy bien recibido por una fauna barbada y masculina cuyas expectativas rebasaron de largo.

‘The Search Goes On’ (Despotz, 14).

‘The Search Goes On’ (Despotz, 14).

El momento culminante de la velada fue el blues lento que abrió el bis, ‘Doorknocker Blues’, un (paradójicamente) huracán puro Stevie Ray Vaughan: Miss Madeira lo recordaba el día después y aún se estremecía. El resto del bolo fue genuino y cursó creciente, con integración del power-trio y muchos punteos del líder, Thomas Andersson. Sin ánimo de extendernos, digamos que Kamchatka explotaron la expansión americanista de Mother Superior (‘Out Of My Way’), la raigamble blues-rock de Radio Moskow (‘Auto Mowdown’), el impulso boogie de la mejor Steepwater Band (‘Perfect’, con guitarra flipante; primera cima), la lisergia de unos Gov’t Mule también mejorados (‘Cross The Distance’, con punteo algo Quo) o la grandiosidad de Led Zeppelin (‘Dragons’).

Además inventaron híbridos cañeros con la tensión de Danko Jones (‘Tango Decadence’; segunda cima), incidieron en la fórmula de la progresividad blusera vía Radio Moscow o de los turcos The Ringo Jets (‘TV Blues’, tercera cima), sugirieron el paludismo de los Pirates (‘Pressure’, con punteos morunos), se aindiaron en plan Kyuss (‘No’, con Andersson al final estirando el punteo como si estuviera en los 70) y, tras llamarnos ‘supernice people’, o sea gente supermaja (como ellos), Kamchatka se despidieron en falso con boogie vía ZZ Top (‘Son Of The Sea’). Pero aún quedaba el bis triple, con el mentado, apasionante y apostólico ‘Doorknocker Blues’ (a la cuarta, la gran cima, la estratosférica), los fuegos hendrixianos de ‘Coast To Coast’, y el adiós definitivo con el tribalismo tamborero de Queens Of The Stone Age en ‘Ain’t Falling’. La verdad del gran rock fueron Kamchata, al final muy felicitados y solicitados con la peña para fotos y palmas en la espalda. A Miss Madeira y el que suscribe el amigo Unai Endemano nos hizo una foto muy chula con los tres suecos que casi pongo en este post, pero… bah.

OSCAR CUBILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: