Mississippi Mass Choir: La buena nueva del Evangelio

En la tercera pieza, una lograda ‘Amen’ (imagen de móvil: O.C.E.).

En la tercera pieza, una lograda ‘Amen’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Sábado 20 de diciembre 2014, Barakaldo, Teatro Barakaldo, 20 h, entradas de 15 y 20 €.

Lleno el Teatro Barakaldo el sábado para ver el tradicional concierto de góspel navideño. Se quedaron sin vender menos de 20 entradas, quizá unas 10. Oficiaba el Mississippi Mass Choir, formado en 1988 por Frank Williams y alargando la celebración de su 25º aniversario con la gira ‘Oh Happy Day Tour’. Cinco veces ha visto el que suscribe a esta eufórica masa coral. No obstante, Miss Madeira, ex chica del coro, era la primera vez que presenciaba góspel y literal y sucesivamente enmudeció, lloró, dio palmas, cantó, se levantó de su butaca y antes del bis preguntó asombrada: «¿Ya se ha acabado? ¡Qué corto!». Aún faltaba el ‘Oh, Happy Day’, con numerosos espectadores subidos al escenario para bailar, corear y alzar sus brazos, que fue el colofón de un show correcto, comercial y variado de 15 piezas en 89 minutos a cargo de catorce voces con túnicas azules respaldadas por tres músicos cambiantes, siempre con dos teclistas más un baterista cool que le pegaba duro.

En la sexta pieza esta dama empezó como Olivia Newton-John y acabó chillando ovacionada (imagen de móvil: O.C.E.).

En la sexta pieza esta dama empezó como Olivia Newton-John y acabó chillando ovacionada (imagen de móvil: O.C.E.).

Hubo momentos comerciales, debido el afán modernista, sí, pero con gradaciones finales que enlazaban con el soul o con los alaridos de Aretha Franklin y que provocaban ovaciones espontáneas y dejaban buen sabor de boca. En realidad, como presentó una voz del coro al introducir ‘We Praise You’, su pretensión era la de «compartir con vosotros la buena nueva del Evangelio (el góspel)», y las letras insistentes importaban, por ejemplo las de ‘Jesús, eres el centro de mi gozo’ o ‘cada oración es por nuestro Dios’.

El repertorio variado arbitró aleatoriamente modernismos chillones con buenas polifonías, standards góspel bien llevados que buscaban pulsar al respetable predispuesto (‘Amen’ -el del anuncio de la mayonesa ‘Hellmann’s, que les quedó bonito y marcando la tradición-, un participativo ‘When The Saints Go Marching In’ con el público agitando las manos -«te vuelven un poco loca», comentó Miss Madeira al sentarse de nuevo-, ‘Amazing Grace’ a una sola voz recargada de oropel), algún villancico (‘Noche de paz’ o el tan yanqui ‘Joy To The World’ –El Señor ha venido- interpretado al modo tradicional y formal de la New Orleans Gospel Chorale de la soprano Bridget A. Basile) e incluso clásica pasada a la pachanga coral comunitaria (el ‘Aleluya’ de ‘El mesías’ de Haendel que reconoció Miss Madeira). Pues eso, feliz Navidad.

OSCAR CUBILLO

BEV MISSISSIPPI MASS CHOIR OCE 3 HAPPY DAY PUBLICO ARRIBA

En la decimoquinta y última pieza, el bis con ‘Oh, Happy Day’ y la gente subiendo a la escena (imagen de móvil: O.C.E.).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: