Musical ‘Dioses’: Pérdida de tiempo

Plantel actoril (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Plantel actoril (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Miércoles 7 de enero 2015, Bilbao, Sala BBK, 20 h, 20 €.

El lunes vi la película ‘Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?’, una suerte de ‘8 apellidos vascos’ trasladados al matrimonio interracial en Francia. Me sonreí o carcajeé 30 veces en los primeros 12 minutos de este convencional filme. O sea, que me conformo con cualquier cosa para echar risas. No obstante, creo que me reí dos veces, y no muy alto, durante la hora y media de duración del musical ‘Dioses’ ideado por la compañía ‘Let’s Dance’. Coincidieron con sendas intervenciones de un dios Neptuno interpretado por un blanco tintado de negro y que hablaba como un cubano (por cierto, recuerdo que ha habido memos en esta pasada Navidad que han recogido firmas para exigir que el Rey Baltasar de la cabalgata de Madrid sea un negro de verdad y no un concejal pintado).

Estaba pensando yo en qué obra tan mala, lastrada desde el inicio por un guion pueril y chabacano y plano y propio de obra escolar de primaria, con errores de semántica en el libreto y no solo al decir ‘empiece’, cuando se me ocurrió: estamos en el séptimo de los 365 días y ya tengo algo para la lista de ‘lo peor de 2015’. Preferí no escribirlo en el periódico pero me dije: «glups, las listas de este blog van con link a cada reseña». Por eso lo cuento. Porque me lo tragué entero. Como un héroe. Como un mártir.

El juvenil cuerpo de baile (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El juvenil cuerpo de baile (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Semejante opúsculo tuvo la música enlatada y pobre en sus arreglos y grabación. Se soportó sobre ocho coprotagonistas, mejores cantantes que actores, y los números musicales, unos once, se salpicaron con la intervención de un ballet femenino y tan lozanamente juvenil que reveló cierta inseguridad. Todo se enmarcó en un escenario básico con algunas columnas y unas visuales esporádicas sencillas, escolares. Los actores, unos ‘Dioses’ ora griegos, ora romanos, ora egipcios, apenas cambiaban de ropa y ese fue uno de los chistes (¿) del libreto.

No se alcanzó media entrada y vi a dos parejas marcharse a mitad de la representación (yo estaba sentado delante, o sea que igual se me escapó alguien más). Pato vio cosas en YouTube y se negó a acompañarme y acudí con Miss Madeira, que llegó con la obra empezada, 45 minutos tarde (por motivos laborales), y al de 20 minutos más preguntó la ex chica del coro: «¿a qué hora acaba esto?».

El juvenil cuerpo de baile (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

El juvenil cuerpo de baile (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Pues el guion sencillo de ‘Dioses’, que no aprobaría un examen serio, trata sobre bautizar un nuevo planeta. Hubo referencias locales bilbaínas, guiños a la tele (pasados de moda) y el deporte (infantiles), mucha chabacanería (no faltó el típico actor con pluma que parecía imitador del gordo de Martes y 13 –igual de gordo que yo, lo sé, lo sé-), y unos once números musicales con música en playback, poco próximos los contados cantados en inglés (un blues, un reggae…) y más cercanos la mayoría, que abarcó un variado pastiche: soul pop comercial, un tema cabaretero sobre siete días que fue de lo más potable, un discotequero, otro cubano-sonero que fue lo mejor con diferencia, o el tema final puro Bollywood en el que, para más inri, se les atascó la pista musical del playback.

Una pérdida de tiempo es esto de ‘Dioses’ (como la de hoy, que he visto ‘El Hobbit’, dos horas y media por siete euros… me he dormido un par de veces), una propuesta inmadura, aburrida y plana, a la par que antimoderna, más propia de un cabaré de barrio (bajo) que de una sala de la Gran Vía bilbaína.

OSCAR CUBILLO

La bailarina más pizpireta sobre la deidad dionisíaca (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

La bailarina más pizpireta sobre la deidad dionisíaca (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Comments
2 Responses to “Musical ‘Dioses’: Pérdida de tiempo”
  1. oscar cine dice:

    si te has reido 30 veces con algo como”dios mio pero¿que te hemos hecho?”realmente eres un publico facil.a mi me parecio simpatica y plana y me rei UNA vez.pero ya dice nuria que soy de natural vinagre.mira,tu que eres un sibarita gastronomico,si comes mortadela del lidel-o como coño se escriba-luego no protestes porque sabe a mierda;no tiene sentido.y sobre el sr de los anillos 6…pues igual.
    ahi tienes a pato.listo,simpatico y limpio.y seguro que hasta cocina.un señor.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] 1.- Musical Dioses (Sala BBK, enero). Un montaje infantil, chabacano e inseguro con origen bilbaíno, música enlatada y sin gracia. Propia de representación escolar. […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: