Luke Winslow-King: Encantamiento global (+ entrevista)

Guapo y afable, Luke se metió en el bolsillo al público transversal que atestaba el Antzoki (foto: Mr. Duck).

Guapo y afable, Luke se metió en el bolsillo al público transversal que atestaba el Antzoki (foto: Mr. Duck).

Viernes 23 de enero 2015, Bilbao, Kafe Antzokia, 20.30 h, 12-15 €.

Gira española, de lunes a viernes cubriendo Sant Feliú de Guixols (Gerona)-Barcelona-Valencia-Madrid-Bilbao, del esperado Luke Winslow-King (Cadillac, Michigan, 1983; esta es su web), un tipo afable que insufla la ‘americana’ al sonido de Nueva Orleans, ciudad donde reside. Al frente de un quinteto donde figuran su esposa, Esther Rose, y el guitarrista de blues italiano Roberto Luti, Luke destapó su celebrado cuarto álbum, ‘Everlasting Arms’ (Bloodshot-Bertus, 14), variado y cargado con blues, folk, ragtime, calipso… Antes del bolo en Bilbao y de la gira nacional, nos cruzamos estas cuestiones vía e-mail:

‘Everlasting Arms’ (Bloodshot-Bertus, 14).

‘Everlasting Arms’ (Bloodshot-Bertus, 14).

¿Dónde estás y qué has desayunado?

Aquí ando, en el Hotel Bled, en la Puerta Mayor, en Roma, Italia. Acabo de disfrutar de un huevo duro y un poco de pan tostado.

¿Te consideras un intérprete de música country?

No particularmente un músico country, pero me siento como una persona del country (el campo) que vive en la ciudad. Me encanta el blues rural.

Tu álbum ‘Everlasting Arms’ pica en diferentes estilos: blues, folk, ragtime, calipso… ¿Unas palabras acerca de la música y sus letras?

Nuestra música se nutre de muchos géneros emanados el sur americano tradicional. Cada canción es un retrato de la vida en los últimos años. Está profundamente inspirado por los sonidos de mi casa en Nueva Orleans, pero también por las personas y los lugares que hemos conocido en la carretera.

El espigado de Cadillac atisbando su futuro aún en blanco y negro (foto: Mr. Duck).

El espigado de Cadillac atisbando su futuro aún en blanco y negro (foto: Mr. Duck).

¿Cuántos bolos das al año y en qué tipo de lugares?

Tocamos alrededor de 200 conciertos al año, abarcando desde clubes en Nueva Orleans hasta salas de conciertos de Europa y festivales de todos los Estados Unidos. En abril debutaremos en Australia.

¿Qué tipo de cosas vas a vender en el puesto de merchandising?

Tenemos copias de vinilo de nuestros dos más recientes álbumes en Bloodshot Records, nuevas camisetas y varios CDs diferentes. Me encanta conocer gente y firmar autógrafos después de los espectáculos. ¡Ven a saludos incluso si no compras!

OSCAR CUBILLO

Alessandra Cecala (contrabajo, de Brescia), Esther Rose (la esposa americana, voz y tabla de lavar), Luke Winslow-King (guitarra y voz) Benjamin Bohannon (batería, de Nueva Orleáns) y Roberto Luti (guitarra, de Livorno) (foto: Mr. Duck).

Alessandra Cecala (contrabajo, de Brescia), Esther Rose (la esposa, voz y tabla de lavar), Luke Winslow-King (guitarra y voz)
Benjamin Bohannon (batería, de Nueva Orleáns) y Roberto Luti (guitarra, de Livorno) (foto: Mr. Duck).

Pues el concierto en el Antxiki, en la sala superior del Kafe Antzokia, se desarrolló ante un gentío apretado y variopinto (gente que nunca va a bolos, por ejemplo pijas altas y muchas mujeres mayores), un público atento y participativo a los coros que proponía el guapo y afable Luke Winslow-King, quien pastoreó a su antojo al respetable. Las críticas que le precedían eran buenas, la expectación por ello subió un escalón más, y Luke logró un previsible ‘sold out’, pues se agotaran las entradas y provocaron que muchas personas se quedaran en la calle con las ganas. Durante su actuación, el músico residente en Nueva Orleáns pidió que le disculpáramos ante esos nuestros amigos que no pudieron entrar y prometió que volvería pronto.

Había tanta gente en el Antxiki que se colaba por los laterales del tablado, en la imagen el matrimonio nuclear: Luke y Esther (foto: Mr. Duck).

Había tanta gente en el Antxiki que se colaba por los laterales del tablado,
en la imagen el matrimonio nuclear: Luke y Esther (foto: Mr. Duck).

Su bolo de 13 piezas en 72 minutos electroacústicos (mucho dobro, alguna slide…, pero sin el piano y los vientos del CD) encantó a la generalidad, tanto, que Rocío propuso en serio viajar a Louisiana. Sí, fue un set genuino y variado, con la esposa de Luke, Esther Rose, al constante contrapunto vocal agudo de cariz country (y a la percusión: herradura, tabla de lavar…). Hubo numerosas inmersiones en la negritud sudista (enseñanzas góspel en el desvencijado ‘The Coming Tide’, calcos de Taj Mahal en el cálido y campero ‘Everlasting Arms’, el ritmo de Nueva Orleans a contrapié aportado por la batería de Benjamin Bohannon en el tempo brass band de ‘Cadillac Slim’), además de un cajón de sastre revelador de su repertorio variopinto: un dylaniano ‘Tell Me’ con Luke colgándose una armónica; el rock sudista sereno a lo JJ Grey de la canción de amor ‘Diamond Rose’; una pieza de exótica misteriosa con batería rumbera titulada ‘As April Is To May’; la novedosa y cantautoril ‘Breakdown The Roads’ (o algo parecido); o el country exangüe de ‘Last Night I Dream My Birthday’ (Luke preguntó si alguien cumplía años ese día, pero parece que nadie lo celebraba).

Los dos guitarristas, con el dobro Luke y a la eléctrica el itálico y básico Roberto Luti (foto: Mr. Duck).

Los dos guitarristas, con el dobro Luke y a la eléctrica el itálico y básico Roberto Luti (foto: Mr. Duck).

Lo mejor del encuentro fue el abundante boogie woogie hippioso en la senda polvorienta de Canned Heat apuntando hacia los Black Keys primigenios: el inaugural ‘The Crystal Water Springs’, el estupendo ‘Jitterbug Swing’ de Bukka White que a Pato le evocó a Kitty, Daisy & Lewis y que fue de lo mejor de la velada –aquí va un YouTube en vivo-; el hookeriano ‘Travelling Myself’ con final guitarrero en plan jam; el ‘Swing That Thing’ que holló la cima de la cita; y el bis presleyano con un chatarrero ‘Kokomo Me Baby’ de Mississippi Fred McDowell. Lo dicho, la peña salió flipada, se vivió un encantamiento global, aunque el bolo no medró más por la falta de empuje de los dos músicos italianos de apoyo: Roberto Luti, guitarrista básico blusero, y la inapreciable contrabajista Alessandra Cecala. Con un respaldo instrumental más decidido y capacitado, la fiesta habría devenido apoteosis.

OSCAR CUBILLO

El setlist orientativo, con indicaciones de salidas y entradas de músicos (imagen de móvil: Mr. Duck).

El setlist orientativo, con indicaciones de salidas y entradas de músicos (imagen de móvil: Mr. Duck).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: