The Reverendos: De rabas

Cartel anunciador del segundo bolo de The Reverendos tras su parón de seis meses. Han regresado en trío, el viernes por la noche actuaron en el Kazeta y el domingo por la mañana en el Satélite T.

Cartel anunciador del segundo bolo de The Reverendos tras su parón de seis meses.
Han regresado en trío y el viernes por la noche actuaron en el Kazeta y el domingo por la mañana en el Satélite T.

Domingo 1 de marzo 2015, Bilbao, Satélite T, 13.00 h, entrada libre.

Desafiando a las resacas, o para paliarlas, la peña ya dispone de planes para los domingos a la mañana, cuando cada vez más locales bilbaínos programan sesiones vermú. ‘Rabba Rabba Hey Sessions’, en referencia al grito de guerra ramoniano ‘Gabba Gabba Hey’ (esto lo explicamos para el periódico, claro), han tenido a bien bautizar sus matinales dominicales los rectores del Satélite T de Deusto, y la cita siempre se llena de público interesado ,empero el madrugón (a mí me sigue pareciendo temprano, tanto que este último festivo me acuso de haber acudido a toda prisa y sin ducharme, ejem…).

El respetable atento a las evoluciones del trío vizcaíno (foto: Mr. Duck).

El respetable atento a las evoluciones del trío vizcaíno (foto: Mr. Duck).

Al lío. Esta matinal dominical el Satélite T ofreció, con entrada libre, a The Reverendos, ritmanbluseros vizcaínos que han vuelto a la palestra tras seis meses en dique seco. Han retornado en trío, sin el contrabajista Víctor pero con Javi a la batería seca, precisa y económica, el siempre elegante con sus trajes vintage Álvaro a la guitarra Danelectro 56-U2, cuyo sonido retro debe aportar más graves, y el Reverendo Igor a los teclados Korg (nos explica: «Es el modelo más sencillito que hay, no tiene más que cuatro o cinco sonidos, pero como yo sólo lo uso como piano… Lo bueno es que son 88 teclas contrapesadas y el tacto es casi igual al de un piano de verdad»; además, su Korg dispone en un lateral de un soporte para colocar el vaso de la bebida que corresponda a ese momento, de la ‘gasolina’ preceptiva) y encargado también de crear las líneas del bajo ausente. En el Satélite los tres dieron un luengo y sustancioso bolo que arrancó energético, se remató exultante, coral y bailongo (lástima que me perdí casi todo el epílogo por hablar por teléfono), y por la parte central planteó un repertorio más sereno para dosificar fuerzas (también las propias) y propiciar que la peña se arrimara a la barra (como sucede en los clubes bluseros de Chicago).

Javi a la batería, Álvaro a la Danelectro e Igor al Korg (foto: Mr. Duck).

Javi a la batería, Álvaro a la Danelectro e Igor al Korg (foto: Mr. Duck).

En 79 minutos sonaron 19 números de «blues, swing, rock, jazz, de grrrruughhh… lo que haya», como anunció El Reverendo Igor. Se arrancaron con ánimo de volar las pelucas (el novedoso ‘I Wanna Rock’ con guitarra Jimmie Vaughan -aparecerá en su próximo lanzamiento, un EP de vinilo-; su saltarina declaración de intenciones en plan Jimmy Reed agilizado ‘The Blues Is In My Veins’; y el swing escuela Bill Halley ‘Reverendo’s Boogie’), por el ancho ecuador entregaron canciones reajustadas a su nuevo formato trío (‘Let’s Voodoo’ más exótica, ‘She’s A Phantom’ más rocanrolera vía Berry…), dieron alguna sacudida (el boogie woogie ‘Reverendos Plays The Blues’), colaron covers (‘Last Fair Deal Gone Down’ de Robert Johnson con intro predicadora; ‘Ruta 66’ en plan jump Duke Robillard; el boogie ‘Dust My Broom’ de Elmore James…), como lucía el sol tras tantos días de nubes y lluvia aprovecharon para tocar su instrumental hawaiano y guitarrero ‘La playa’, se arrimaron a Nueva Orleans (‘The Music Will Continue Until We Die’), y se soltaron el pelo en el triple bis versionero y rocanrolero, con covers danzados por el respetable (siempre mixto en estas matinales) de Carl Perkins (‘Boppin’ The Blues’), Chuck Berry (‘You Never Can Tell’, la del baile de Uma Thurman y Travolta en la peli de Tarantino ‘Pulp Fiction’) y las ‘Grandes pelotas de fuego’ de Jerry Lee Lewis (que empezaron en falso, prometiendo un blues lento para aburrirnos y desalojar el bar, pero cuyo tempo cambiaron a traición).

OSCAR CUBILLO

El público aguantó, aunque muchos espectadores espectadores tenían compromisos familiares a las 3 (foto: Mr. Duck).

El público aguantó, aunque muchos espectadores tenían compromisos familiares a las 3 p. m. (foto: Mr. Duck).

Comments
One Response to “The Reverendos: De rabas”
  1. oscar cine dice:

    Estos tios SIEMPRE bien.las 13.30 no me parece pronto.todo depende de cuanto hayas abusado de tu cuerpo el dia antes.pronto son las 12.30 de la ribera,hora a la que empezaron los imitadores de los beatles el pasado domingo.no habia ni chus.la gente empezo a aparecer a la 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: