Manu Katché: Un tostón (+ entrevista)

El baterista patrocinado por Yamaha acariciando los platillos (foto: Rafabilly).

El baterista patrocinado por Yamaha acariciando los platillos Zildjan (foto: Rafabilly).

Martes 31 de marzo 2015, Bilbao, 8º Ciclo 365 Jazz Bilbao, Teatro Campos, 20 h, 6 €.

‘Song For Her’, de su último álbum, ‘Manu Katché – Live in Concert’ (ACT Music & Vision, 2014), grabado en vivo con la misma banda en el Jazzclub New Morning de París, el 16 de junio de 2014.

 

Nutrida y rejuvenecida entrada en el Campos el martes en el 8º Ciclo 365 Jazz Bilbao para ver al baterista galo Manu Katché (Saint-Maur-des-Fossés, 1958), que dio un concierto plano y aburrido en su primera mitad y divagante y sin meta definida en la segunda. No obstante, al respetable le encantó, pues las ovaciones crecían y Manu se animó tanto que regaló un segundo bis, una balada, viendo que estaba la peña demasiado excitada y deseaba relajarla. Ofició liderando un cuarteto internaciona, paneuropeo: saxo danés (Tore Brunborg), trompeta italiano (Luca Aquino), teclista británico (Jim Watson) más él, mulato francomarfileño, a los tambores. En 95 minutos hizo unas 14 piezas (¿un solo de batería cuenta como tal?), y las siete primeras fueron las planas, tan melódicas como la música de fondo que se idea para no molestar ni distraer, como el muzak, un tostón con trompetas con sordina escuela Miles Davis, o al modo del trompetista galo Erik Truffaz exento de sintetismos, con solos de piano de aura culta, con Manu acariciando los platillos de su batería, con marasmos algo Procol Harum y un par de momentos con ganchillo: un tema funk algo Bill Evans y otro progresivo con duelo entre teclados y batería en plan Deep Purple espaciales.

La sala y la escena vistas desde un monitor del lobby del Campos, un Sony (imagen de móvil: O.C.E.).

La sala y la escena vistas desde un monitor del lobby del Campos, un Sony (imagen de móvil: O.C.E.).

Antes de la séptima pieza presentó a sus músicos (‘amazing talents on stage’, asombrosos talentos en escena), reconoció que no actúa mucho en España pero que le gustaría venir más, que sobre todo le gusta la comida, la relajación y el modo de vida paisano. Y contó que notaba buenas vibraciones porque en las primeras filas la gente sonreía y llevaba el ritmo, y no como en esa ocasión en que estuvieron dormidos todo el rato los de las filas delanteras en no sé qué lugar. La segunda parte fue más movidita (el Manu baquetea muy bien), con más groove sideral y aire de fusión improvisada (ese duelo entre batería piano y órgano), pero en los dos bises se volvió a destensar la cosa con los coritos de la peña (Katché dijo que en el pop y demás el público canta, ¿por qué no en el jazz?) y la balada descompresora en plan Miles Davis con otro piano cultista.

OSCAR CUBILLO

Dirigiendo los coros en el primer bis (foto: Rafabilly).

Dirigiendo los coros en el primer bis (foto: Rafabilly).

+++ ENTREVISTA +++

«Mi estilo a los parches da impresión de gran libertad»

 

El festival esporádico municipal 365 Jazz Bilbao trajo al baterista negro francés Manu Katché (Saint-Maur-des-Fossés, 1958; esta es su web), quien prometió un encuentro «¡intenso, musical, maravilloso y emocional! He tocado ahí antes, con diferentes artistas, y lo que recuerdo de esos conciertos es que el público bilbaíno… ¡estaba caliente!». Numerosas fuentes lo señalan como músico inmigrante, pero él precisa sus ascendientes: «Mi padre es africano, de Costa de Marfil, y mi madre es parisina, nacida en París, sin nada que ver con África. Y yo nací y crecí en París».

Hoy patrocinado por las marcas Yamaha y Zildjan, Katché estudió clásica en el Conservatorio Nacional Superior de Música y empezó como percusionista de orquesta sinfónica. «Me puse a tocar la batería por mi cuenta, a los quince años más o menos, pero justo antes, a los catorce, empecé a estudiar percusión clásica en el conservatorio. Y antes de eso, a los siete años, recibí clases de piano clásico». Al comentarle que gran cantidad de teorías musicales aseguran que el ritmo proviene de África, conviene: «Supongo que el ritmo africano es la raíz de la percusión. Sin duda ha sido la base de un montón de diferentes ritmos musicales hasta el día de hoy ».

Al hablar de favoritos e influencias, Katché diserta: «Por supuesto, tengo un montón de músicos favoritos entre los intérpretes de clásica, rock, pop y jazz. Mis influencias se basan principalmente en solistas o cantantes como Donny Hathaway, Stevie Wonder, Marvin Gaye, Miles Davis, John Coltrane, Erik Satie, Glenn Gould, etc. ¡Pero lo curioso es que nunca he estado enganchado a los bateristas! Tengo un gran respeto por artistas como Tony Williams, Jeff Porcaro o Steve Gadd, ¡pero nunca he tratado de copiar su estilo! Sin embargo, escuchando a solistas y a cantantes desarrollé dentro de mí un enfoque melódico de mi instrumento, y además sin duda ha ayudado el hecho de que estudiara percusión clásica y piano».

Imagen promocional de Manu Katché (foto: Visual).

Imagen promocional de Manu Katché (foto: Visual).

Al inquirirle si toca jazz o ‘world music’, o sea música étnica, tan global y de moda, replantea el parisino: «Mi respuesta sería que toco música. Los músicos dicen cosas divertidas sobre mí. Han dicho que toco rock como un músico de jazz. ¡Y que toco jazz como un músico de rock! Quizá se dice todo eso porque mi estilo a los parches da impresión de gran libertad».

Manu Katché ha sido acompañante de estrellas del pop y del rock como Peter Gabriel, Dire Straits, Sting, Bee Gees, Joe Satriani, Tears For Fears, Tracy Chapman, Simple Minds o Yossou N’Dour. Con humildad contesta al preguntarle qué buscan en él semejantes figuras: «Supongo que cuando los artistas me quieren en su proyecto se debe probablemente a que les gusta mi estilo tamborero. ¿A lo mejor les ayuda o les proporciona una visión diferente de sus propias canciones?». Algunas listas añaden el nombre de Manu Chao, pero precisa su tocayo: «Nunca he trabajado con Manu Chao. Le invité al programa que yo producía en el canal ARTE, llamado ‘One Shot Not’, e hicimos una jam juntos».

OSCAR CUBILLO

Cuarteto paneuropeo: Manu Katché (batería parisino), Jim Watson (teclista británico), Luca Aquino (trompeta italiano) más Tore Brunborg (saxo noruego) (foto: Rafabilly).

Cuarteto paneuropeo: Manu Katché (batería parisino), Jim Watson (teclista británico),
Luca Aquino (trompeta italiano) más Tore Brunborg (saxo noruego) (foto: Rafabilly).

Anuncios
Comments
3 Responses to “Manu Katché: Un tostón (+ entrevista)”
  1. oscar cine dice:

    ¿toston?en serio?joer,ya hemos vuelto a estar en bolos diferentes.en fin…

    • Oscar Cine, me alegro de que te lo pasaras bien, pero me reafirmo en mi impresión: fue un tostón. Y no soy el único que lo piensa. Miss Madeira llegó al final y casi se duerme durante los dos bises pesadísimos. Acabó el bolo y me preguntó un espectador al que no conocía: ‘Oscar, qué te ha parecido’. Pensé que se iba a molestar con mi respuesta, pero para qué mentir: ‘Un coñazo’. Y me sorprendió su réplica, dándome la razón y usando calificativos como ‘infumable’ y ‘tostón’, creo recordar. (PD: he añadido una foto al post).

  2. oscar cine dice:

    Discrepar es sano.menudo toston si todos opinamos lo mismo.yo me lo pase bien y creo q una mayoria de publico-vista la ovacion final-tambien.aunque eso no demuestra nada:tambien a bustamante o a cristiano les aplauden a rabiar.pero el 365 jazz suele tener un nivel de bien alto.y precios para todo el mundo.no es poca cosa.a pasar buena jornada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: