CINE: ‘Aguas tranquilas’: Hacia la quietud de la existencia

BEV AGUAS TRANQUILAS 1 CARTEL

*

Texto por GERARDO CREMER

*

Estreno en cine: 10 de abril de 2015

*

Directora: Naomi Kawase

*

Calificación: 3 estrellas sobre 5

*

Trailer de ‘Aguas tranquilas’

 

***

Temáticas y formas del cine de Kawase

***

‘Aguas tranquilas’ es la segunda película estrenada en España por Naomi Kawase tras ‘El bosque de luto’. Una directora de cine que se singulariza por la aportación autobiográfica que impone a sus filmes. Un extenso estudio de su obra puede leerse en la revista ‘Dirigido por…’ (número 454, abril 2015), escrito por Anna Petrus, una especialista del cine de la directora japonesa que ha comisariado el ensayo ‘In Between Days’ (2009), correspondencia filmada entre los cineastas Isaki Lacuesta y Naomi Kawase.

No se pueden aportar análisis nuevos a los expuestos por Petrus en su artículo, ya que en él se ahonda profundamente en las bases del cine de Kawase, en sus intereses narrativos y en su forma. De una manera resumida se pueden destacar los siguientes principios:

El cine de Kawase sondea el ciclo de ‘la vida y la muerte’ y lo representa como un todo único. El paso hacia la vida como el paso hacia la muerte toman carácter de celebración. Hay una búsqueda de la filiación, una necesidad por conocer la identidad del individuo, enfrentándose a la ausencia del padre y la madre. De igual manera se lucha por superar el duelo ante la pérdida de un ser querido. La naturaleza actúa como entidad superior que acoge al hombre en su esfuerzo por no estar sólo y es en esa naturaleza donde se evidencia una armonía y una energía vital trascendental que recarga al hombre en sus esperanzas de búsqueda y superación.

La autobiografía de Kawase está presente en los espacios y en las problemáticas de los personajes. Su cine está cargado de realismo y los límites entre el documental y la ficción quedan en entredicho. Lo mágico también está presente en su cine. Pero es una magia filtrada por el realismo, muy lejos del estilo de Mizoguchi o Kobayashi.

Kawase busca un acercamiento respetuoso, diríamos que tímido, al filmar la intimidad de los personajes. Una cámara, a veces temblorosa, que encuadra en movimiento las conversaciones o momentos de soledad. A diferencia de la manera con la que filma a la naturaleza, ésta sí, en su esplendor, con toda su potencialidad y energía.

‘El bosque de luto’ maneja temáticas similares a ‘Aguas tranquilas’, pero éste es un film más misterioso y cautivador.

‘El bosque de luto’ maneja temáticas similares a ‘Aguas tranquilas’,
pero éste es un film más misterioso y cautivador.

Kawase usa como base fílmica el realismo. La verdad debe plasmarse en las imágenes y el camino adoptado es el análisis introspectivo de su propia existencia. Petrus indica que su filmografía avanza en función de los cambios experimentados en su vida. Kawase fue abandonada de niña por sus padres y criada por su tía-abuela. Por ello, el interés que muestra su cine por la búsqueda de los padres, por la importancia de la integración de la familia. El nacimiento de su hijo también marca un momento determinante en su filmografía (‘Nacimiento y maternidad’, de 2006, y ‘Genpin’, de 2010), al igual que el duelo por la muerte de su tía-abuela.

Pero este realismo y esa timidez nerviosa que adopta al acercarse al ser humano, reducen la fuerza del trascendentalismo de sus imágenes. La preocupación que tiene por filmar la filtración de los rayos de sol a través de las ramas de los árboles o la frondosidad de los bosques, al compararlos con la insignificancia del hombre, no tienen la fuerza de imágenes similares filmadas por otros cineastas englobados en el ‘cine-trascendente’ (véase Satyajit Ray o Terrence Malick).

Satyajit Ray, en su famoso ‘Pather Panchali’ (1955), profundiza en una poética trascendental tan potente que alcanza la santificación de sus imágenes.

Satyajit Ray, en su famoso ‘Pather Panchali’ (1955), profundiza en una poética trascendental tan potente que alcanza la santificación de sus imágenes.

Kawase se mantiene en un equilibrio inestable. No se atreve a romper la barrera de la verosimilitud pero adopta una lectura religiosa y mágica con el fin de dar significación a sus imágenes. Se siente atraída por el tradicionalismo japonés, por una visión conservadora de la vida familiar, pero su forma de filmar se escapa de los modelos clásicos (opta por una cámara al hombro y por una narración imprecisa y confusa). Su proximidad al cineasta japonés Hirokazu Koreeda es más que evidente. No sólo en la coincidencia de las temáticas que tratan en sus films (las familias descompuestas, el abandono infantil, la asunción de la pérdida, la figura del padre como un faro de esperanza del hijo), sino en esa búsqueda del naturalismo en la narración.

El cine de Hirokazu Koreeda es referente indiscutible de Naomi Kawase. Un director que a diferencia de Kawase bebe del clasicismo evitando cualquier aproximación al trascendentalismo En la imagen, un fotograma de ‘De tal padre, tal hijo’ (2013).

El cine de Hirokazu Koreeda es referente indiscutible de Naomi Kawase.
Un director que a diferencia de Kawase bebe del clasicismo evitando cualquier aproximación al trascendentalismo
En la imagen, un fotograma de ‘De tal padre, tal hijo’ (2013).

BEV AGUAS TRANQUILAS 4 marc rechaPero, curiosamente, a pesar de que Kawase mantiene esa fidelidad por los asuntos que más han preocupado al cine japonés (la tensión entre tradición y libertad, la frontera entre la vida y la muerte, la magia y el realismo, con especial énfasis en la familia) hay semejanzas entre su cine y el cine de dos directores españoles que se mueven en las mismas fronteras formales del cine de Kawase: Isaki Lacuesta y Marc Recha. La razón de esta cercanía se encuentra en la necesidad de abordar el cine desde la mirada del documentalista, en mantener el misterio inherente a la naturaleza y al hombre, en ese esfuerzo por sacarle jugo a la imagen real, sin distorsionarla, sin perturbarla. En ser todos ellos cineastas del descubrimiento, atraídos por el misterio propio de la naturaleza, que buscan en sus imágenes una comunión entre el hombre y el universo, una búsqueda que rechaza, por encima de todo, el prefabricarse. Esta necesidad de captar el momento hace que se reniegue de cualquier clasicismo (Koreeda) o de cualquier trascendentalismo recreado por el artista (Malick), siendo, pues, una indagación siempre atenta a la sorpresa. Véase así la similitud entre ‘Aguas tranquilas’ y ‘Los pasos dobles’ (2011) de Isaki Lacuesta o ‘Días de agosto’ (2006) de Marc Recha.

Tanto Marc Recha (imagen superior izquierda) como Isaki Lacuesta son directores de la intimidad y del descubrimiento. Una línea de unión más que evidente con el cine de Kawase.

Tanto Marc Recha (imagen superior izquierda) como Isaki Lacuesta son directores de la intimidad y del descubrimiento.
Una línea de unión más que evidente con el cine de Kawase.

***

La quietud ante la vida y la muerte

***

‘Aguas tranquilas’ trata momentos específicos en la vida de un adolescente, Kaito. Desde la imagen de inicio en donde Kaito contempla el cadáver de un hombre flotando en las aguas, hasta las preciosistas imágenes finales de Kaito con su novia, Kyoko, buceando en las aguas del océano, la narración del film evoluciona gracias a un proceso evolutivo de “descubrimiento” y “aprendizaje”. Kaito se enfrenta a los pecados de su madre (la separación de su padre, las relaciones sexuales con otros hombres), se cohíbe ante el intento de Kyoko por besarle, descubre la armonía familiar en la familia de Kyoko pero también la dureza de la pérdida cuando la madre de Kyoko muere por una enfermedad. Presenciamos con admiración un encuentro feliz de Kaito con su padre y el encuentro sexual de Kaito y Kyoko en el bosque.

Las imágenes funcionan muchas veces por sí solas. No hay una preocupación excesiva por la cohesión en el montaje. Lo más narrativo termina siendo lo más falso y menos creíble, por ejemplo, cuando a la desahuciada madre de Kyoko la colocan en la cama, de tal forma que pueda contemplar, durante todo el día, un árbol mágico, o cuando Kaito estalla agresivo contra su madre acusándola de prostituta. En cambio, otras escenas que buscan la naturalidad del momento, con esa cámara que se introduce en el lugar de los hechos como si no existiese, funcionan a la perfección. Es el caso de la conversación distendida que mantiene Kyoko con sus padres en una comida, donde la preguntan por su relación con Kaito, o la escena del baño de Kaito con su padre. Al contrario, hay otras secuencias que resultan pesadas, como los cánticos y bailes de la familia de Kyoko ante el cuerpo agonizante de la madre. También a veces resultan perfectas las escenas que buscan el trascendentalismo de manera natural: los planos finales de los dos jóvenes desnudos buceando o la escena precedente de ambos haciendo el amor, en una secuencia en la que la cámara se acerca a los rostros tratando de captar el éxtasis.

Tanto la vida como la muerte son tratadas con quietud, sobre todo cuando la directora abandona el argumento y las preocupaciones de su propia biografía. Sí es verdad que el film mantiene un equilibrio entre esa tranquilidad, esa paz interior, y la inestabilidad que conlleva la búsqueda de la identidad y el sufrimiento por la muerte de un ser querido. Por ello el film busca ese lugar placentero que restablezca el equilibrio. Kawase concluye la necesidad de pasar por etapas, de sufrir, de conocer el ciclo de la vida y la muerte para alcanzar la perfecta armonía con la naturaleza.

GERARDO CREMER

Tras el dolor, el equilibrio con la naturaleza. Vida, muerte, sufrimiento: todo queda silenciado bajo las aguas del océano.

Tras el dolor, el equilibrio con la naturaleza.
Vida, muerte, sufrimiento: todo queda silenciado bajo las aguas del océano.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: