Adam Giles Levy: Inmigrante en Bilbao

Afinando antes de empezar su segunda canción, ‘Proud’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Afinando antes de empezar su segunda canción, ‘Proud’ (imagen de móvil: O.C.E.).

Miércoles 29 de abril, Bilbao, FNAC, 19 h, entrada libre.

Cantautor pop londinense residente en Bilbao desde hace un par de meses tras varios años de estancia en Vancouver, Canadá, es el guaperas, fornido y formal Adam Giles Levy, que encara una serie de bolos hosteleros por Bizkaia (La Ribera, Hotel Igeretxe, Dock, Coppola…) en los que probablemente el público no le escuche con la atención, silencio y respeto que mostraron los espectadores del miércoles en el FNAC. Adam Giles Levy (esta es su web), que siempre coloca a la vista en escena una caja metálica con su nombre con el ‘punto com’ de su web porque sabe que es complicado recordarlo, comentó que no sabe si le pone más nervioso hablar español que tocar la música, esa tarde 13 canciones en 64 minutos, muchos para las sesiones habituales en tal local, que no se suelen prolongar allende los tres cuartos de hora.

El respetable escuchó atento y silente toda la hora de bolillo satisfaciente (imagen de móvil: Nerea).

El respetable escuchó atento y silente toda la hora de bolillo satisfaciente (imagen de móvil: Nerea).

Segundo CD: ‘Feathers & Pebbles’ (14).

Segundo CD: ‘Feathers & Pebbles’ (14).

Armado con una guitarra acústica que lo llenaba todo con ecos y cierta pulsión rítmica taconeando cual bombo, Adam Giles Levy desgranó sus composiciones introspectivas, acuáticas, sanadoras si se desea, arropadoras y muy relajantes, la verdad. Algunas contenidas en sus dos discos (el último, ‘Feathers & Pebbles’, lo lanzó en noviembre) y otras aún inéditas. A veces sus piezas resonaron a folk en la estela moderna de Seth Lakeman (por ejemplo en la última en gradación: ‘Nothing We Become’), siempre estuvieron bien cantadas con el vibrato de David Gray (‘Not In My Name’) y al menos un par de veces con el vibrato dolido de Chris Isaak, fueron indudablemente atemporales y transversales como las de Tracy Chapman (‘Proud’), rozaron el surf cantautoril de Jack Johnson y la calidez clásica de Richie Havens, pisaron el ambiente doméstico de Martin Carr y la tristeza existencial de Ben Watt, se agitaron con el blufunk a lo Keziah Jones (‘Beautiful & Broken’), o se osmotizaron con la versión de Fink (‘Shakespeare’), que como dijo Adam, «es otro chico de Londres».

OSCAR CUBILLO

La imagen que abre su web: AdamGilesLevy.com

La imagen que abre su web: AdamGilesLevy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: