Los Suaves: La música termina

El puesto de merchan, antes del chou, con muchas camis a 15 chavos e impresas por pecho y espalda (foto: Mr. Duck).

El puesto de merchan, antes del chou, con muchas camis a 15 chavos e impresas por pecho y espalda (foto: Mr. Duck).

Viernes 22 de mayo 2015, Bilbao, Santana 27, 21.30 h, 20-24 €.

BEV LOS SUAVES ULTIMA GIRA cartel bilbao(El largo adiós: Hace muchos años que se rumorea que Los Suaves se hallan en su gira de despedida. Hace bastantes temporadas que hemos visto en vivo al quinteto gallego asegurándose que sería la última oportunidad. En especial se aireaba tal posibilidad debido al ánimo presuntamente escaso y las fuerzas declinables de su veterano cantante Yosi, del que se cuentan historias de todo tipo: de insanias de cuerpo y alma, de politoxicomanía incontrolable y cordura menguante, de comportamiento suicida y de propensión al alcohol, o de promovidos percances en escena como esa vez cuando al acabar un bolo en la Fever, hace una década quizá, se lanzó sobre el público jovezno de las primeras filas y al poco los asustados pipas le extrajeron de la masa exangüe, inerte, malparado.

Pero esta vez parece que es verdad. Tras vender dos millones de álbumes desde su gestación en 1980, con once álbumes oficiales legados para la historia del rock and roll en español (el último, premonitoriamente titulado ‘Adiós, adiós’ y publicado en 2010), y tras dar más de mil conciertos, Los Suaves arrojan la toalla. La explicación oficial es que Yosi padece hepatitis C y en el mentado último opus ‘Adiós, adiós’, en el tema ‘Corre, conejo, corre’, canta: «Conejo algo va mal / no quieres morir pero te estas matando arrastrando hepatitis C / los años cortos/ los meses largos».

José Manuel Domínguez Álvarez, Orense, 23 de enero de 1948 (foto: Mr. Duck).

José Manuel Domínguez Álvarez, Orense, 23 de enero de 1948 (foto: Mr. Duck).

Cano, melenudo, barbado, barrigón, canijo, barbado y simpático como un pícaro troll, el madero en la reserva Yosi (José Manuel Domínguez Álvarez, Orense, 1948), personaje carismático querido por la roquería, ya no puede más y encara su última gira, bautizada ‘La música termina’ y que va agotando las entradas en las salas y pabellones desde que arrancara en Mallorca. Los Suaves tocan una veintena de temas, clásicos como ‘Pardao’, ‘Mi casa’ (¡es el rock and roll1), ‘El afilador’, ‘Dolores se llama Lola’, ‘No puedo dejar el rock’, y hay confeti, fuego y pirotecnia (vaya, en Bilbao no sonó ninguna explosión ni ardió ninguna bengala).

Su guitarrista rítmico Fernando Calvo promete para esta última gira nominada La Música Termina «una gran fiesta de rock and roll. Esperamos podernos despedir como se merece el grupo y como se merecen los fans». Y el guitarrista Alberto Cereijo abre alguna puerta: que no saben cuánto durará el tour, que se grabarán varios conciertos, que están preparando temas nuevos…). O. C.

La peña admirada, esta fracción en vanguardia (foto: Mr. Duck).

La peña admirada, esta fracción en vanguardia (foto: Mr. Duck).

El viernes, ante más de 1200 personas, Los Suaves orensanos dieron su último concierto en Bilbao, pues se hallan en la gira de despedida tras 35 años de andadura, nominada ‘La música termina’. Como siempre cumplieron con el repertorio repleto de himnos circulares, épicamente coreables y con guitarras cabalgadoras, el sonido fue mejorable y su ronco, cano, melenudo, barbado y barrigón cantante Yosi fumó, hizo el ganso y desplegó banderas (gallega, ikurriña, del Athletic y con el logotipo felino del quinteto), y esta vez mostró una gran copa de granulado como si ganáramos la final al Barcelona (en lo que parece que solo yo confío). Fue un bolo de celebración, de 126 minutos para 20 temas con dos bises y casi sin interrupciones (tres para afinar y hablar un poco Yosi, más los dos bises: en total cinco paroncitos en más de dos horas solamente). La peña, que también bebió y fumó durante la refriega, no dejó de corear identificada con un cancionero eminentemente masculino: «una maldita mujer fue la causa de mi ruina» (‘Viajando al fin de la noche’), «¿quién no hizo alguna vez locuras por una mujer?» (‘Si pudiera’), «si quieres conocer a un hombre / pregúntale cómo es su casa» (‘Mi casa’).

El guitarra solista Alberto Cereijo (La Coruña, 1967), motor en la sombra de Los Suaves (foto: Mr. Duck).

El guitarra solista Alberto Cereijo (La Coruña, 1967), motor en la sombra de Los Suaves (foto: Mr. Duck).

Y Yosi parlamentó poco. Aparte de ese «más guitarras, hostia!» que espetó a sus técnicos de monitores en el primer tema (un épico ‘Cuando los sueños se van’, y se van, y se van, y se van…), lo primero que dijo Yosi al público fue: «Qué difícil es decir adiós, pero un hombre tiene que saber cuándo llega el momento de irse. Pero dejo canciones que hablan de mí». Canciones que explotan rock and roll autentico y cuesta abajo, metal soterrado (las dos guitarras creando difíciles urdimbres ideadas por Alberto Cereijo –capo en la sombra y sobre el escenario casi de Los Suaves-, los puros riffs metaleros de ‘Maldita sea mi suerte’, el empuje de ‘Ya nos vamos’ -«esta vez para siempre», dijo Yosi-), un poco de rock urbano (‘Lisa’ y sus lamentos asumidos por Rulo, La Fuga y demás -«una canción triste, triste», la definió Yosi-; los ecos de Extremoduro en ‘¿Sabes?, ¡Phil Lynott murió!’) y honda raíz setentera (guitarras dobladas a lo Thin Lizzy, por ejemplo en ‘Por una vez en la vida’).

Mucha luz para el quinteto sobre el tablado, aquí visto desde una plataforma lateral (foto: M. Duck).

Mucha luz para el quinteto sobre el tablado, aquí visto desde una plataforma lateral (foto: Mr. Duck).

Los Suaves emocionaron y alcanzaron numerosos picos, por ejemplo ‘Palabras para Julia’ (con los coros repitiendo el final de tantos versos), ‘No puedo dejar el rock’ (la apoteosis anticipada, la comunión a pleno pulmón y primera lluvia de confeti; ah, al final no hubo la pirotecnia prometida), ‘Siempre igual’ (la historia de la rutina del curro y el día a día, donde el jefe le llama por su apellido: Domínguez), ‘Mi casa’ (es el rock and roll, de lo mejor; y varió la letra Yosi: «juro por Dios que esta noche es Bilbao»; aquí un You Tube en directo), ‘El afilador’ (folkie como Mägo de Oz), ‘Dolores se llamaba Lola’ (con las banderas y la copa y los largos punteos incendiarios) y, en el segundo bis (triple), dos rocanroles autopropulsados: ‘Esta vida me va a matar’ y ‘La noche se muere’, donde Yosi presentó a la banda y a sí mismo: «me llamo José Manuel Domínguez Álvarez». Buf, seguirán con esta gira de ‘La música termina’ y ojalá nos los volvamos a cruzar.

OSCAR CUBILLO

Los móviles apuntando a las banderas en ‘Dolores se llamaba Lola’ (foto: M. Duck).

Los móviles apuntando a las banderas en ‘Dolores se llamaba Lola’ (foto: Mr. Duck).

El quinteto gallego con su frontman Yosi con la camiseta del Athletic (foto: Mr. Duck).

El quinteto gallego con su frontman Yosi con la camiseta del Athletic (foto: Mr. Duck).

Con el cartel ‘Agur, agur, Bilbo’, en el 17º título, ‘Ya nos vamos’, cerrando el primer bis (foto: Mr. Duck).

Con el cartel ‘Agur, agur, Bilbo’, en el 17º título, ‘Ya nos vamos’, cerrando el primer bis (foto: Mr. Duck).

Saludos tras el primer bis, pues tras el segundo no estuvo Yosi en escena (foto: Mr. Duck).

Saludos tras el primer bis, pues tras el segundo no estuvo Yosi en escena (foto: Mr. Duck).

Comments
6 Responses to “Los Suaves: La música termina”
  1. por qué tanta malicia en el comentario?

  2. Yo estuve en Bilbao y no fue como lo cuentan😦

  3. que pongan una foto del que escribió la nota a ver qué tan esbelto es y qué tan guapo, parece que tener años y canas es un pecado, de paso que ponga su CV🙂

  4. ya entendí, el que escribió la nota es un músico frustrado🙂

    • bilbaoenvivo dice:

      Laura, no veo malicia por ningún lado. ¿Te refieres quizá a lo de que Los Suaves se están disolviendo desde hace una década? Cada vez que he ido a un bolo suyo me contaban, a menudo los organizadores, que era la última oportunidad de verlos. Y me alegro de que no sea así. De hecho, el texto acaba deseando volver a verles. Y lo de que sea cano el bueno de Yosi lo tomo como una demostración esperanzada de que se puede estar sobre un escenario con 60 años largos y dar buena impresión, no le des la vuelta. Por cierto, con 20 años más, Yosi tiene mejor pinta y está en mejor forma que el que suscribe, que lo sepas. Gracias por tus comentarios.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] más de 1200 personas en la sala Santana 27, en su gira de despedida tras 35 años de andadura (así lo contamos). La gira se llama ‘La música termina’ y dieron un bolo de 126 minutos para 20 temas con dos […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: