The Hot Sprockets: Resacosos y pegajosos

BEV HOT SPROCKETS 0 CARTEL

Los cinco santos bebedores en plena acción, al principio, con las chupas puestas (imagen de móvil: DJ Nash).

Los cinco santos bebedores en plena acción, al principio, con las chupas puestas (imagen de móvil: DJ Nash).

Lunes 25 de mayo 2015, Bilbao / Deusto, Satélite T, 21 h, 6-8 €.

Así se anunciaba el bolo en un panfleto digital: «Chavaleria roqueril, ¡atenta! Luego no preguntéis que tal. The Strypes no son la única gran promesa que Irlanda ha aportado al R&R recientemente. Estos cinco colegas toman el espíritu revolucionario de MC5, lo llevan de buen rollo hasta los terrenos del rock garajero y mod de los 60, y tienden un puente melódico hacia la Inglaterra pop de los 90, con el aliciente punzante y áspero de la Jon Spencer Blues Explosion. Esa es la trascendental realidad cósmica de los Sprockets».

Pues eso, que los cinco irlandeses de The Hot Sprockets (este es su Bandcamp, con sus dos LPs) actuaron el lunes en el Satélite T deustoarra. De los cinco, tres son vegetarianos y querían que les apartaran el bacon de los spaghetti a la carbonara que les cocinaron para cenar. Beber, beben, pues son irlandeses, ya se ha dicho. Llegaron con tal resaca que se les olvidó el merchandising (los discos, camisetas y tal para vender) en Bergara, donde tocaron el domingo. Uno tuvo que volver a Giputxistán pisando el acelerador. Pues gastando un aura un tanto hippie, con bigotes y pelo largo ondulado, los veinteañeros tocaron una veintena de temas en 77 minutos crecientes, medrando desde el sonido que ajustó su propio técnico hasta el repertorio, que arrancó lisérgico y acabó en espesa jam de boogie infeccioso.

Uno de los dos guitarras, ya entrando en trance (foto: Carlos García Azpiazu).

Wayne Soper, uno de los dos guitarras, ya entrando en trance (foto: Carlos García Azpiazu).

Vayamos por partes: The Hot Sprockets abrieron abrigados, para sudar las toxinas, y elevaron volutas lisérgicas (la inaugural ‘Bad Jim’) que compensaban con contrapesos garajeros (‘Show Me The Weight’; este es el vídeo). También se adornaron con coros ululantes a lo Ocean Colour Scene (‘Cruisin’) o Blur (‘Shake Me Off’), se pusieron folkis pero recios (el inicio góspel de ‘Chant / I’m Leaving’, que acabó con boogie) y vencieron por la mano a los sobrevalorados Allah-Las.

El bigotudo Frankie, organista, mandolinista y aquí armonicista subliminal (foto: Carlos García Azpiazu).

El bigotudo Franky Kelly, organista, mandolinista y aquí armonicista subliminal (foto: Carlos García Azpiazu).

Así, apenas sin parones, con dos guitarras, una mandolina ocasional y una armónica tan baja que parecía sonar en el subconsciente, los dublineses fueron endureciendo su sonido a base de riffs garajeros (en plan los Kinks) y en el luengo epílogo se enredaron en una pegajosa madeja, en una jam sesión con boogie espectral en espiral invocando a Grateful Dead y Canned Heat (quizá por esta parte sonó su ‘Honey Skippin’, pero con cinco verdejos que iba se me emborronaba la escena), con soul cósmico a lo Sly & The Family Stone (‘Soul Brother’), con instrumentales onda Kula Shaker y con más piezas garajeras algo Cynics, en un trance que puso en danza a varias féminas de vanguardia, caso de Miss Madeira y Super Lo Pi. Estuvo muy bien la cita. Hasta los bastantes rockers presentes la ponderaron positivamente.

OSCAR CUBILLO

Por el final, con las féminas en danza (foto: Carlos García Azpiazu).

Por el final, con las féminas en danza (foto: Carlos García Azpiazu).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: