Rafael Riqueni: Para Manuel Molina

Rafael Riqueni del Canto, Premio Andalucía de Cultura, Premio Nacional de la Crítica, Giraldillo a la Maestría de la Bienal (foto: Sala BBK).

Rafael Riqueni del Canto, Premio Andalucía de Cultura, Premio Nacional de la Crítica, Giraldillo a la Maestría de la XVIII Bienal (foto: Sala BBK).

Miércoles 27 de mayo 2015, Bilbao, X Ciclo Flamenco BBK, Sala BBK, 20 h, 16 €.

La cuarta de las cinco citas del X Ciclo BBK de Flamenco iba a estar coprotagonizada por Rafael Riqueni y Manuel Molina (1948-2015), pero el ex Lole Y Manuel falleció debido a un cáncer avanzado la semana anterior, de lo cual se enteraron algunos espectadores cuando ya estaban sentados en la Sala BBK. A la postre, el miércoles ofició en solitario el guitarrista Rafael Riqueni, quien dedicó a su amigo el solemne y sentido concierto de 62 minutos y 9 piezas. Esto sin contar el breve introito peliculero donde Manuel contaba en entrevista que «el escenario, el teatro, para mí es un templo», y que si la cita estaba programada a las 10, llega a las 4 y aspira el camerino, «ese olor a porrazo»… Ejem…

El guitarrista Rafael Riqueni (Sevilla, 1962), Premio Andalucía de Cultura, Premio Nacional de la Crítica, Giraldillo a la Maestría de la XVIII Bienal de Flamenco, escolta de Morente, de Linares, de La Pantoja y de mil más, ofreció lo mejor de sí en la primera mitad de su intervención, abriendo lírico como Albéniz en la taranta mojada por De Lucía también, ejecutando con la altura de la música de cámara como haría Thibault Cauvin por soleás, alcanzando el cénit con arpegios de patio andaluz en ‘Cogiendo rosas’ (aquí va una parte), siendo dramático en la rondeña ‘Benamargosa’ (dedicada al presentador del acto, el intermediario flamenco Antonio Benamargo; «ole, maestro», se oyó al acabarla), y experimentando con los sonidos de los pájaros en la aún inédita ‘Trinos’, que entrará en el próximo disco que está grabando Riqueni y que rozó el muzak.

Segunda parte, con su sobrino José Acedo, un hípster (imagen de móvil: Titi).

Segunda parte, con su sobrino José Acedo, un hípster (imagen de móvil: Titi).

Ya Rafael Riqueni se había declarado ‘contentísimo’ por volver a Bilbao tras tantos años, cuando vino con el difunto Morente, y ‘muy triste por la pérdida de Manuel’. Y la segunda parte, a dúo con su sobrino José Acedo, un hípster barbado, pareció menos profunda y algo más lenta, siendo lírico en un tema de amor por alegrías y bulerías, frisando el flamenco jazz vía Vicente Amigo en los fandangos de Huelva dedicados a El Niño Miguel (aquí pensé en lo lento que iban ambos), versionando con tino inicial y alargamiento final la bulería ‘Romero verde’ de Lole y Manuel, y dando un bis étnico algo Al Di Meola en la única pieza que no presentó.

Al tocaor trianero se le vio a gusto y sonrió humilde y complacido, que no ufano, durante las ovaciones que premiaron cada una de sus piezas.

OSCAR CUBILLO

Saludos de José Acedo y un sobrepasado por la agradecida respuesta Rafael Riqueni (imagen de móvil: Titi).

Saludos de José Acedo y un sobrepasado por la agradecida respuesta Rafael Riqueni (imagen de móvil: Titi).

Comments
One Response to “Rafael Riqueni: Para Manuel Molina”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] (Sevilla, 1962; ya actuó en el décimo Ciclo Flamenco BBK, cuando murió su amigo Manuel Molina y así lo contamos) y el gran escolta actual de Estrella Morente, el solemne Montoyita (José Carbonell, Madrid, […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: