Maria Ana Bobone: Fado Laboa

Siempre risueña y simpática Maria Ana Sarmento de Beires d’Orey Bobone (Oporto, Portugal, 1974) (foto: Mikel Martínez de Trespuentes).

Siempre risueña y simpática Maria Ana Sarmento de Beires d’Orey Bobone (Oporto, Portugal, 1974)
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Miércoles 3 de junio 2015, Bilbao, 4º Ciclo ‘Noites de Fado’, Sala BBK, 20 h, 19 €.

La penúltima y cuarta velada del cuarto ciclo ‘Noites de Fado’ presentó el miércoles en una calurosísima Sala BBK (se vieron abanicos) a la renovadora Maria Ana Bobone (Maria Ana Sarmento de Beires d’Orey Bobone, Oporto, 1974), una aristócrata licenciada y pianista que lleva más allá el género melancólico luso, adentrándolo en la modernidad por mojarlo de jazz, por la inventiva de la guitarra portuguesa y por su propia dicción: «es muy melódica pero se nota que ha aprendido en el conservatorio», comentó Miss Madeira, ex chica del coro. Embutida en un vestido rojo brillante y escotado, siempre risueña, muy simpática y presentando en castellano, Bobone en 82 minutos hizo 20 piezas, contando las dos veces que entonó, como si fuera la francesita Anne Etchegoyen, el ‘Txoria txori’ de Mikel Laboa («un poema maravilloso que habla de la libertad», dijo), en su segundo intento, en el bis, con más apoyo coral del respetable, mayormente maduro y femenino, y que la aplaudió poniéndose en pie.

Rodrigo Serrao (contrabajo, dirección), Pedro Pinhal (guitarra española), Bobone (voy, y piano) y Eurico Machado (guitarra portuguesa) (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Rodrigo Serrao (contrabajo, dirección), Pedro Pinhal (guitarra española), Bobone (voy, piano) y Eurico Machado (guitarra lusa)
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Aunque acaba de lanzar el CD ‘Smooth’, cuyos ingresos se dedicarán a la lucha contra la leucemia y donde Bobone adopta el rol de diva pop-rock, jazz y country, en Bilbao dio un concierto de fado. Bajo la dirección del contrabajista Rodrigo Serrao, que aportó el tono de Charlie Haden a varias piezas (la inaugural ‘Zanguei me com o meu amor’, que hasta pasó por el country, el introito en dueto voz-bajo de ‘Marcha de Santo António’), Maria Ana Bobone se rindió a Amália Rodrigues (‘Extraña forma de vida’, con voz de bel canto y con la cual demostró que «el fado es triste, dramático»; aquí un YouTube), sonó como la Dulce Pontes pizpireta (‘Grão de arroz’ –del amor tan pequeñino como un grano de arroz-, ‘Fado da sina’ –de la gitana que leía las líneas de las manos-…), se arrimó a la canción melódica (‘Porque Voltas de que lei’, otra de Amália), propugnó «recuperar una tradición perdida, la del piano en el fado» y a los marfiles tocó techo con la dramática y minimal ‘Primavera’, reivindicó la influencia brasileira en ‘Barco negro’, holló la new age (‘Nome de mar’ escrita para ella –algo Dulce Pontes también-, por el final la sacra ‘Senhora do Almurtão’ -«una oración folk mágica», la presentó, y sonó con pregrabados percusionistas; aquí otro YouTube-), y, al igual que Gisela João, también supo sacar palmas de alegría del, más que entregado, enamorado respetable .

OSCAR CUBILLO

Tras los marfiles. Al piano sólo miró la partitura al cantar ‘Txoria txori’ de Mikel Laboa en euskera (foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

Tras los marfiles. Al piano sólo miró la partitura al cantar ‘Txoria txori’ de Mikel Laboa en euskera
(foto: Mikel Martínez de Trespuentes / Sala BBK).

En el festivo bis, con el púbico en pie (imagen de móvil: Nerea).

En el festivo bis, con el púbico en pie y su logotipo en el fondo (imagen de móvil: Nerea).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: