Sara Baras / ‘Voces’: Más allá del flamenco

Segunda indumentaria, vestido de lunares, en la seguiriya, el miércoles, día del estreno (foto: Enrique Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Segunda indumentaria, vestido de lunares, en la seguiriya, el miércoles, día del estreno en Bilbao
(foto: Enrique Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Jueves 11 de junio 2015, Bilbao, Teatro Arriaga 20 h, entradas de 15,50 a 47 €.

BEV SARA BARAS VOCES CARTEL

Trailer de la coreografía ‘Voces-Suite Flamenca’, estrenada en el teatro Campos Elíseos de París

 

Muy grande es Sara Baras (Sara Pereyra Baras, San Fernando, Cádiz, 1971). Atesora una proyección artística internacional confirmada por las trece coreografías por ella imaginadas y elaboradas y representadas más de 3.000 veces en todo el mundo, desde México a Moscú, alcanzando también Singapur, Sidney, Tokio, Shangai… De nuevo se alza como la indiscutible número 1 del escalafón bailaor tras la maternidad compartida con su marido, José Serrano, alias Pepín Serrano (Córdoba, 1971), coprotagonista de tantos espectáculos de la Baras, como el caso del que nos ocupa, bautizado ‘Voces’, un tributo al cante, toque y baile flamencos encarnados en seis figuras icónicas ya difuntas cuyas imágenes no abandonan el tablado y cuyas voces grabadas emergen en momentos puntuales. Seis figuras seminales que son Paco de Lucía, Camarón de la Isla, Antonio Gades, Enrique Morente, Moraíto y Carmen Amaya.

Sara Baras se rinde a sus influencias e hinca la rodilla ante el público en ‘Voces’, ampliando horizontes, como esa frase que se oye decir a Paco de Lucía de que el flamenco va más allá de diez palabras, que por qué no estirarlas a mil, pero siempre manteniendo la esencia, por supuesto. Es lo que logra Sara Baras en ‘Voces’, sin bata de cola pero con el vigoroso taconeo de pájaro carpintero que le caracteriza. Los shows le quedan largos, éste de 118 minutos para 12 números (bis incluido), y la cosa se dilata entre marasmos introvertidos para dosificar fuerzas los bailaores (y para cambiar de ropa) y para reflexionar el respetable.

Tercera indumentaria, vestido estampado con flores, en la farruca, el miércoles, día del estreno en Bilbao (foto: Enrique Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

Tercera indumentaria, vestido estampado, en la farruca, el miércoles, día del estreno en Bilbao
(foto: Enrique Moreno Esquibel / Teatro Arriaga).

‘Voces’ pareció una reivindicación de las raíces flamencas tan puras como universales, con algunos pregrabados a modo de soporte, pero casi todo en vivo, con quince oficiantes: el matrimonio Serrano-Baras, seis bailarines más en tres parejas mixtas, y siete músicos y cantaores. Sara Baras, que vistió cinco modelos (seis contando la añadidura de una chaquetita torera por el final), sobre un tablado sobrio y sombrío pero no pobre y ante un teatro lleno (sin vender sólo quedaron algunas localidades de visión limitada, como sucederá los cinco días de representación -de miércoles 10 a domingo 14- si no se cuelga el ‘no hay billetes’), también llevó el flamenco más allá, con aires de Rafael Amargo, Michael Jackson y hasta la publicidad (‘La bulería de Chabo’, escrita por Chaboli, esposo de La Niña Pastori), en vestido negro de lunares blancos sostuvo duelos zapateados con su marido (‘Seguriya’), asimiló el ballet clásico sin mistificaciones en ningún sentido (‘Taranta’), el cante jondo dramático y rural brotó en la voz de Rubio de Pruna en uno de sus momentos de recuperación (‘Romance del negro del Puerto’), Sara se atrevió a danzar ante seis espejos revelando una elasticidad intrínseca que en teatros de Nueva York haría caerse el techo de las ovaciones (‘Farruca’; ovaciones espontáneas intercaladas recibió la gaditana a menudo, por ejemplo en este pasaje primero acogido con silencio sepulcral, prendido después con percusiones morunas y premiado al final con palmas rotas, silbidos y ella lanzando besos rodilla en tierra), y en el bis a modo de fin de fiesta cedió protagonismo a sus subalternos que bailaron amateurs.

OSCAR CUBILLO

Panorámica del Arriaga el jueves, con el respetable de mayoría femenina ovacionando al final (imagen de móvil: Mr. Duck).

Panorámica del Arriaga el jueves, con el respetable de mayoría femenina ovacionando al final (imagen de móvil: Mr. Duck).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: